Entrevista a la profesora Marcela Santibáñez, directora de Prisma Distribución UC: “El hecho de que confíen en nosotros es realmente motivante”

Agosto 1, 2022

Cerca de un año ha pasado desde que se estrenó abiertamente la distribuidora audiovisual Prisma. El proyecto FCOM que vio la luz en septiembre de 2021, exhibe y promociona destacadas obras de nuestros estudiantes de Dirección Audiovisual con el fin de potenciar su visualización y reconocimiento.

Prisma 2022

Romance, pérdida, inmigración, sexualidad, suspenso, son solo algunas de las temáticas abordadas en los cortometrajes de los estudiantes y egresados de Dirección Audiovisual que se pueden ver en la distribuidora creada por nuestra facultad, Prisma UC. 

Seleccionados bajo una rigurosa evaluación por parte de destacados jurados pertenecientes a la industria cinematográfica, tanto internos como externos de la facultad, el proyecto permite a la comunidad DAV promocionar sus obras buscando ser proyectadas más allá del ámbito universitario.

Guiados por la meta en común de sacar el máximo potencial de cada uno de los cortos, el grupo conformado por estudiantes, exalumnos y docentes DAV tiene la misión de guiar y asesorar a los directores audiovisuales en cuanto a la postulación a festivales y comercialización de los cortometrajes producidos en diversas instancias académicas de nuestra facultad. 

Para llevar a cabo la circulación de las obras, Prisma UC realiza un proceso de selección e investigación práctico en el cual se considera el perfil del corto para orientar a sus directores en un plan de distribución que abarque el presupuesto y los certámenes en los cuales competir. 

Además, la proyección de los cortos en diversos ámbitos de la vida cultural viene acompañado de una orientación del estudiantado en su entrada a la industria audiovisual, estableciendo redes de contacto para una posible gestión tanto nacional como internacional.

Unido a los esfuerzos en materia de distribución, Prisma UC también tiene contemplada la realización de talleres en los cuales se enseñará sobre aspectos a tener en cuenta sobre la circulación de una obra, tales como la generación de tráileres, maletas de distribución para descargar, entre otros temas claves de esta industria.

 

Detrás del telón

Para entender la necesidad detrás de tan único y novedoso proyecto, conversamos con la exalumna FCOM, creadora y cabeza de la distribuidora de cortos estudiantiles, la profesora Marcela Santibáñez, quien junto a un grupo de estudiantes da vida a Prisma Distribución.

Marcela Santibañez

Marcela Santibañez

 

  • ¿Cómo nació el proyecto? ¿Qué se buscaba conseguir con su realización?

Era una necesidad que venía de la Facultad de Comunicaciones, pasaba mucho que los estudiantes de audiovisual hacían sus cortometrajes y no sabían realmente qué hacer con sus obras.

Para mí, y yo creo que para cualquier realizador, la obra existe en la medida que alguien la vea y estaba ocurriendo que eso no estaba pasando en la universidad. Las obras se terminaban pero nadie las estaba viendo. Esa fue la necesidad que motivó el proyecto.

Yo estaba siendo profesora de la universidad cuando esta me propuso tratar de armar algo, por lo que hicimos un llamado a los estudiantes a hacer una práctica profesional, ese primer semestre llegaron como 10 o 12 alumnos, armamos un plan que fue primero investigación, relacionada mucho a las distribuidoras de otras universidades y de profesionales. Empezamos a entrevistar a los estudiantes para ver cuáles eran sus necesidades y durante todo un semestre hicimos como ese trabajo de investigación y análisis, ya para el final del semestre armamos una propuesta de lo que nosotros creíamos que podría ser una buena idea de estructurar la distribuidora.

 

  • ¿Qué cualidades se buscan en los cortometrajes que ingresan a Prisma?

Por el momento tienen que ser estudiantes de Dirección Audiovisual de la universidad, a largo plazo no sabemos si es que pueden ser de otras carreras, pero lo estamos evaluando. 

La idea es mostrar cortos que se hayan hecho dentro de los talleres. Lo que nosotros hacemos es que una vez al año realizamos un llamado abierto para los que quieran presentar sus trabajos. Tenemos un sistema de selección dónde convocamos a jurados externos e internos de la universidad, pero gente profesional de la industria audiovisual, son alrededor de 12 jurados. Nosotros les presentamos una selección de 26 cortos de forma anónima, nadie conoce quién hizo el corto y a su vez ningún realizador de corto sabe cuál jurado lo evaluó. Nos preocupamos de que haya variedad, y después mediante un sistema de puntos vemos quiénes ingresan, los que tienen mejor puntaje son los que entran a Prisma.

Con esta forma de evaluar a nosotros nos importaba que fuera un proceso oficial y transparente, dónde se eligieran objetivamente los mejores cortos. En el caso de que los estudiantes quisieran recibir los comentarios que le hicieron nosotros les mandamos las evaluaciones, pero siempre de manera anónima.

 

  • ¿Cómo ha sido el primer año desde la creación de Prisma?

Ha sido un súper buen año. En septiembre del 2021 fue nuestro lanzamiento oficial, donde Prisma vio la luz y fue lanzada su página web, pero en el fondo antes de ese lanzamiento ya llevábamos un año funcionando en formato ´marcha blanca´.

Uno de los elementos más valiosos para mí, es que todo el staff -ahora somos 15 personas- son estudiantes que entran a través de un laboratorio, curso o práctica, pero la gracia es que se quedan en Prisma de forma voluntaria. Lo bueno de esto último es que tenemos continuidad, la mayoría se mantiene más de un semestre, cómo voluntarios, y los que tienen más experiencia le van enseñando los nuevos que van ingresando.

Siempre tenemos gente nueva y los que tienen más antigüedad les van enseñando. Creo que ese formato es bastante único, tiene un componente que deriva que los que están ahí es por una motivación personal, están aprendiendo, en el fondo aprenden enseñando. Los jefes de los departamentos al final son los estudiantes, quienes trabajan a la par con los estudiantes realizadores de los cortos, eso es uno de los sellos más importantes que tiene Prisma.

Y por otro lado, ha sido súper bonito ver cómo año tras año hemos ido de a poco creciendo. Estamos permanentemente buscando instancias paralelas para que Prisma no sea solo un beneficio para los estudiantes que realizaron los cortos, sino que de verdad sea un aporte para la comunidad completa audiovisual, y no solo de la Universidad Católica, sino que ojalá universitaria a nivel nacional.

Este año tenemos un nuevo departamento que se llama recorridos alternativos, este se encarga de buscar nuevos espacios alternativos para los cortos una vez que la ruta de festivales se acaba. Por ejemplo, ahora armamos un encuentro con la Corporación Cultural de Ñuñoa para presentar unos cortos, entonces estamos ofreciéndonos a municipalidades, centro de alumnos, juntas de vecinos y cualquier otra instancia que no sea exclusiva de festivales, para que nuestros cortos tengan una vida más larga y lleguen a un público más amplio. 

Todos los semestres crecemos un poquito y eso ha sido todo gestión de los mismos estudiantes que van proponiendo ideas. Tenemos muchas ganas de crear redes con otras redes disciplinas, para no quedarnos tanto en la burbuja de lo audiovisual, ese es otro de los objetivos.

 

  • ¿Cuál ha sido el apoyo que ha recibido el proyecto por parte de la facultad?

Han sido súper apoyadores. Genera confianza el tener la libertad para poder seguir innovando, avanzando y proponiendo. Han sido muy receptivos con las ideas que se nos ocurren. Ahora la Universidad no está armando una sala para que sea nuestra oficina de Prisma, para tener un lugar oficial de reuniones, de encuentro donde las personas puedan ir, entonces en general el apoyo ha sido harto.

El hecho de que confíen en nosotros es realmente motivante. Queremos hacer más cosas, estamos proponiendo constantemente y hacemos muestra de lo que estamos haciendo, nos interesa que la Facultad participe, por ello invitamos a los profesores y a los estudiantes a que sean parte. Además, tenemos un convenio con la Escuela de Diseño, son quienes nos realizan los afiches de los cortos. 

Con respecto a la facultad hemos recibido mucho apoyo, sobre todo de la Directora del departamento de Creación Audiovisual, Susana Foxley, quien ha estado ahí en todo lo que hemos necesitado y eso ha sido super especial, también de la decana Paulina Gómez; entonces se nota el apoyo y eso nos motiva a querer seguir creciendo.

 

  • ¿Qué mensaje le darías a los estudiantes FCOM para que se acerquen al trabajo de Prisma? 

Motivaría de todas maneras a que se hagan parte de Prisma, para ello, tenemos un laboratorio que se llama “Laboratorio de Distribución” -es un curso optativo-, en donde el aspecto positivo de este es que uno aprende trabajando. Van a conocer mucha gente dentro de la facultad, en el primer primer semestre uno adquiere la experiencia, pero en el segundo semestre eres tú el que le tienes que enseñar a otro. Es una súper herramienta para estar más preparados para el mundo profesional, generamos redes con gente de otras universidades y de la industria, es una experiencia docente y de aprendizaje súper rica. 

¡Los invitamos a informarse más y revisar el catálogo de cortometrajes en www.prismadistribucion.cl!