Voces, memorias y prácticas de comunicación de adolescentes chilenos fueron expuestas en Canadá

10 de Agosto, 2015 · Facultad

Dos investigaciones de la directora del Magíster en Comunicación y Educación UC, Rayén Condeza, formaron parte del Congreso IAMCR 2015 en Montreal.

Por Gabriela Campillo F.

A casi diez años de la llamada “revolución pingüina” de 2006, los estudiantes secundarios en Chile no son los mismos. En 2011 un nuevo movimiento cambió sus modos de organización y comunicación, que incluso de aquí en adelante podrán seguir modificándose. Lo anterior es parte de uno de los trabajos de la profesora de la Facultad de Comunicaciones Rayén Condeza en “La resistencia a través de la comunicación: memorias de los líderes estudiantiles adolescentes chilenos en 2006 y 2011”.

Enmarcada en el Congreso de la Asociación Internacional de Investigación en Medios y en Comunicaciones, que se realizó en Montreal, Canadá el pasado mes de julio,la investigación se presentó en la sección Community Communication, bajo el tema “Movimientos de protesta y medios 2.0: Estudios de caso”.

Con entrevistas presenciales a los principales líderes adolescentes de ambas movilizaciones, Rayén Condeza muestra la relación que estos jóvenes esperaban tener con los medios de comunicación y los periodistas durante ese tiempo, como parte de su estrategia de organización. Junto a eso, el estudio relata lo que la prensa representó sobre los dirigentes, y se realiza también una comparación entre los líderes de 2006 y los de 2011.

“Sobre el 2011, la mayoría de las investigaciones que hay son en referencia a los estudiantes universitarios, pero a mí me interesa en el tiempo conocer y entender las prácticas de comunicación de los adolescentes”, explica Rayén Condeza sobre sus motivaciones. La comparación entre los dos períodos se debe, agrega, a la propia evolución de las nuevas tecnologías: “En la medida en que el paisaje de los medios va cambiando, que los repertorios de comunicación se enriquecen, las estrategias de comunicación de los adolescentes también se enriquecen, y esto también afecta sus modos de organización”.

El estudio, que fue financiado por la Vicerrectoría de Investigación de la Pontificia Universidad Católica, pretende ser un aporte a la historia. “Para mí es una manera de entender que las prácticas de comunicación finalmente son prácticas sociales y culturales, que nos permiten hacer cambios en los sistemas sociales”, indica Condeza. En esa misma línea, explica su intención de hablar de memorias: “Darle la voz a quienes fueron dirigentes en su momento y permitirles reflexionar acerca de sus prácticas de comunicación, que en su minuto no era un tema para ellos, es una manera de contribuir a la historia social de la comunicación en Chile”.

En el mismo congreso, pero en la sección Medios y Educación, Rayén Condeza - junto a al sociólogo de la Universidad Católica Rodrigo Rojas- presentaron el estudio “Los adolescentes chilenos y las noticias: brechas de conversación sobre actualidad e interés ciudadano”. Siguiendo con el espíritu de darles voz a los adolescentes, como parte de una corriente más cualitativa, los académicos se adentraron en la importancia del consumo de noticias en edades tempranas y la conversación sobre actualidad. “Se relaciona con el interés que adolescentes y adultos desarrollan por el mundo, la participación cívica, la solidaridad, en general por la participación social. Hay muchos estudios en distintas disciplinas que muestran esta correlación positiva”, afirma Condeza.

El cuestionario elaborado por los académicos fue respondido por 2.700 adolescentes de entre primero y tercero medio de cuatro regiones del país. De  sus resultados se pudo evidenciar cómo cambia el consumo de noticias de acuerdo al tipo de colegio en el que se estudia, según explica Rayén Condeza: “Aquí hay una fuerte presencia de factores de reproducción de pobreza. En los colegios públicos y subvencionados se consumen menos noticias, por lo tanto se conversa menos y hay menos interés por participar”. A lo anterior se le suma una menor confianza en los medios y una gran crítica a los modos de representación de los periodistas cuando se trata de adolescentes, por ejemplo con el uso de estereotipos negativos.

La investigación tomó como base parte de los datos del estudio “Consumo de noticias en adolescentes chilenos”, ganador del Fondo de Estudios sobre el Pluralismo en el Sistema Informativo Nacional 2013 (Conicyt), liderado por la profesora Condeza y en la que participaron los profesores Constanza Mujica, Sebastián Valenzuela e Ingrid Bachmann, también de la Facultad de Comunicaciones.

Los temas de empoderamiento con las nuevas tecnologías, educación en medios y alfabetización en competencias digitales son parte del magíster interdisciplinario dirigido por Rayén Condeza, donde una de sus aristas es la comunicación en niños y adolescentes abordada por ambas investigaciones.