Sitio web de docente y exalumnas de la Facultad explora la convergencia entre cine chileno y política

Carolina Urrutia, Ana Fernández y Fanny Leiva llevan dos años en el desarrollo de “Campo contra Campo: ficción y política en el cine chileno”, una plataforma que reúne ensayos y reseñas realizadas por alumnos, en torno al contexto histórico y social de películas creadas desde la década del 60 hasta la actualidad.  

Por Rosario Gallardo Quintanilla

La política y el cine son dos mundos que confluyen constantemente. La ficción chilena se ha desarrollado en un marco de producción que tiene una mirada constantemente puesta en los conflictos sociales del momento. Por eso, en todas las décadas de desarrollo de la industria cinematográfica local, es posible ver reflejada una manifestación de lo político, que no sólo afecta a las temáticas tratadas, sino que también a la cantidad de filmes realizados año a año, sus propuestas estéticas, sus poéticas, sus presupuestos ideológicos, sus canales de financiamiento y difusión.

El sitio web “Campo contra Campo: ficción y política en el cine chileno” busca mostrar esta estrecha relación entre ambos mundos. Se trata de un proyecto elaborado por la académica de la Facultad Carolina Urrutia y las ex alumnas Ana Fernández y Fanny Leiva, en el cual se retrocede hasta la década de los 60 para elaborar un trabajo investigativo y crítico que explora el cine chileno en sus diferentes caras hasta la actualidad.

cine chileno

La plataforma está compuesta por dos elementos principales. La primera es una línea de tiempo interactiva, que agrupa un listado de películas chilenas en base a cinco períodos: Nuevo Cine Chileno (1967-1973), Cine en Dictadura (1973-1989), Cine de la Transición a la Democracia (1990-2004), Novísimo Cine Chileno (2005-2014) y Cine Contemporáneo (2014-2017). “Nosotros hicimos esta investigación en línea sobre el cine chileno, desde los 60 hasta la actualidad, pensando en que el cine de ficción puede relacionarse y tener cruces con el contexto social y político de distintos años de la historia del país”, explica Carolina Urrutia, quien realiza las labores de coordinación de la plataforma.

El segundo elemento, reúne ensayos realizados por alumnos, a través de los cuales se exponen las distintas formas en que lo político se manifiesta en el cine, por ejemplo, películas en que se expone la arquitectura social de Chile o cómo se manifiestan posturas ideológicas.

2302659

Tres tristes tigres, Raúl Ruiz.

Campo contra Campo comenzó a idearse en 2013 por un equipo originalmente formado por Carolina Urrutia y los exalumnos de la Facultad Ana Fernández, Miguel Malermo y Martín Baus. “Surgió porque no había una definición tan clara de los distintos períodos que convocan al cine en Chile, entonces quisimos hacer ese trabajo más historiográfico”, recuerda Urrutia. Sin embargo, el proyecto permaneció en el congelador hasta que en 2016 se abrió una convocatoria para exalumnos interesados en la investigación y se postuló al fondo de la Dirección de Artes y Cultura de la universidad. Con este apoyo, se puso en marcha definitivamente.  

Actualmente, quienes lideran el proyecto, además de Carolina Urrutia, son Ana Fernández y la exalumna Fanny Leiva, quienes han estado ligadas a la crítica de cine desde su período estudiantil. “Siempre me ha interesado la investigación en cine. Creo que las artes y prácticas culturales en general deben ser leídas en los contextos y sociedades en que fueron creados y no de manera aislada”, sostiene Fernández.

Tras dos años de trabajo y junto con la ayuda de un grupo de colaboradores, han logrado darle forma al sitio, que ya cuenta con 56 reseñas de películas y una decena de ensayos. La línea de tiempo comienza con la cinta “Morir un poco” (1966), de Álvaro Covacevich, y recorre la obra de directores como Raúl Ruiz, Cristián Sánchez, Pablo Perelman, Silvio Caiozzi, Gonzalo Justiniano, Andrés Wood, Pablo Larraín, entre otros. Cierra 2017 con “Jesús”, de Fernando Guzzoni, y “Una mujer fantástica, de Sebastián Lelio, ambas cintas aclamadas por la crítica y que abordan la realidad nacional desde prismas marginadas de la sociedad actual.

Convocatoria abierta

Campo contra Campo busca ser un espacio de crítica cinematográfica y reflexión social no sólo para los que leen, sino también para los que escriben. “Es  una herramienta como experiencia”, asegura Urrutia, y por eso actualmente se ha abierto una convocatoria 2018 para nuevos colaboradores.

 “Queremos conseguir que este sitio sea de actualización regular con nuevos textos de estudiantes, a modo de obtener un corpus de ideas e investigación colaborativa, que sirva como instancia de práctica y aprendizaje de la escritura sobre cine”, comenta Ana Fernández.

La convocatoria está abierta para autores independientes, estudiantes de cine y carreras afines, interesados en compartir puntos de vista e ideas críticas en torno al cine de ficción chileno. Se puede participar en dos formatos: reseñas breves (2 a 4 planas) en torno a largometrajes de ficción realizados entre 1965 y 2017; o bien, ensayos, en los que se relacionen distintas películas con temas teóricos y conceptuales, como modo de producción de un pensamiento crítico desde y sobre el cine.

“Buscamos que vaya creciendo la cantidad de gente que escribe, alumnos de Dirección Audiovisual y de otras carreras interesadas, cualquier persona que quiera analizar una película y tener el proceso de práctica de escritura”, explica Fanny Leiva.

Los interesados pueden enviar sus textos u obtener más información escribiendo al correo. contacto@campocontracampo.cl.