Silvia Pellegrini cumplió 45 años en la Universidad

La profesora y exdecano de nuestra Facultad analizó los cambios que ha visto en el Periodismo en estos años y su participación en el World Journalism Education Congress (WJEC).

Por Rocío Cano

SPellegrini

“Cuando yo entré a la universidad nunca pensé que iba a pasar 45 años aquí. Y son más de 45 porque hay que sumar los que hice como estudiante, y clases como profesor hora, porque esto cuenta desde el momento en que tuve contrato. Yo he pasado mi vida aquí”, dice Silvia Pellegrini, quien -en los días en que por este motivo recibió reconocimientos de la Universidad y de la Facultad- analizó el camino recorrido.

Destacando un vínculo familiar entre los trabajadores de la Facultad que ella espera no se pierda, Pellegrini recordó su trabajo en la creación de la vicerrectoría de Comunicaciones, haber sido la facultad con el primer doctorado de la disciplina en Chile, y la primera Escuela de Periodismo -fuera de Estados Unidos- que tuvo una acreditación de un organismo de ese país. Además, explica que el Periodismo antes “al ser subsidiario de la literatura era mucho más ensayista”, y que actualmente el cambio mayor es la rapidez y atención de la audiencia. Pellegrini también destaca actualmente a las redes sociales como fuentes en el Periodismo, tomando en cuenta que su credibilidad es menor si es que no pasan por un tamiz profesional. “El rol del periodismo se está haciendo cada vez más un rol de validación de información, que no un rol de búsqueda de información”, explica la profesora.

Dentro de los cambios del Periodismo y de la Facultad, la profesora también enfatiza en sus motivaciones para esta nueva etapa. “Lo que me sigue motivando es que nunca miro para atrás, por eso me resulta difícil hacer balances. Lo entretenido es ver cómo tú creces con lo que haces crecer. Cómo soy mejor y aprendo en la medida en que hago cosas que hacen crecer a la sociedad. Qué voy a inventar y qué voy a hacer de nuevo es una motivación permanente”, analiza Pellegrini, y afirma que los 45 años no significan que llegó hasta ahí como logro, sino como una etapa nueva que continúa.

Bajo esas mismas motivaciones, Silvia Pellegrini asistió a la reunión preparatoria del World Journalism Education Congress (WJEC) en Chicago, para su próxima versión, el 2019 en Paris. El congreso que reúne gente de todo el mundo, primero se juntó en una comisión organizadora que se divide por zonas geográficas –en la que Pellegrini representa a la parte Latinoamericana de habla española-, para después hacer el congreso anual.

La profesora Pellegrini ha trabajado también en el organismo que busca mejorar la enseñanza universitaria del Periodismo, la AEJMC, Association for Education in Journalism and Mass Communication que tiene un premio que es el Presidential award y es la única latinoamericana que lo ha recibido.

Esta misma relación la llevó a formar parte del congreso desde hace aproximadamente 12 años, y desde hace 10 que -en conjunto con sus pares- empezó a trabajar en el libro “Global Journalism Education. In the 21st century challenges and innovations”, en el que Pellegrini escribió un capítulo completo acerca del periodismo en Chile. “Querían hacer en paralelo un diagnostico de la educación en Periodismo en las distintas partes del mundo, y ahí partió”, recuerda Pellegrini, quien añade que “como primer intento de hacer una mirada sobre la enseñanza del Periodismo en el mundo puede ser súper bueno”.

Silvia Pellegrini –bajo cuyo decanato fue creada la Facultad de Comunicaciones a finales de los 90, reflexiona sobre el trabajo del congreso WJEC que se realizará en Paris el 2019: “Hoy día todo el mundo habla de las comunicaciones, desde las redes sociales hacia adelante, en empresas, en el gobierno…Eso no existía. Nosotros alcanzamos a crear la Facultad justo antes de que este boom se produjera, entonces cuando se produjo, ya estábamos estructurados como para poder preparar a los estudiantes. Esa es la idea de este congreso: que todas las prácticas buenas se pongan en común”, explica la profesora, quien dice que -a diferencia de otros congresos, fuera de las ponencias que puedan haber- se generan conversatorios entre 10 y 15 personas donde se busca solucionar problemas de temáticas actuales acerca de la educación y el Periodismo.