More Santiago: El impacto de las redes sociales en el populismo

En la segunda parte de la primera jornada del encuentro de Móviles y Redes, MoRe, el académico Carlos de la Torre de la Universidad de Kentucky, junto a Andrés Scherman de la Universidad Diego Portales y al profesor de la Facultad Daniel Halpern expusieron distintas aristas sobre cómo impactan las redes sociales al populismo en Latinoamérica.  

Sara Alfaro Cornejo

“Los populistas siempre han sido innovadores mediáticos”, con estas palabras, el invitado Carlos de la Torre profesor de sociología en la Universidad de Kentucky dio inicio a la segunda mesa de la conferencia de Móviles y Redes (More) Santiago. El académico se centró en la relación del populismo con los medios, algo que los demás expositores de la mesa, Andrés Scherman, director del magíster Internacional en Comunicación de la Universidad Diego Portales, y el profesor de la Facultad Daniel Halpern también trataron en diferentes aristas. 

Antes de comenzar su discurso, De la Torre quiso definir el populismo ante el público presente: “Para mí el populismo es una lógica política para crear identidades, que divide a la sociedad en dos campos antagónicos e irreconciliables: El pueblo contra la oligarquía. Es bastante autoritario, porque presenta al pueblo como uno, que se enfrenta a la oligarquía”, expresó en la instancia.

Además, el académico enfatizó en la televisión como un medio potente para ligarse con los electores: “El populismo fue explicado por muchos analistas por el poder de la televisión. Muchos sociólogos y politólogos dijeron que la televisión crea lazos directos entre líderes y seguidores”, afirmó De la Torre. Dentro de la misma línea, destacó a Twitter como una herramienta similar de contacto con los partidarios, ejemplificando la situación del actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump. 

Pese a estas intervenciones, el discurso del sociólogo se enfocó en la comparación de dos populistas ecuatorianos: Abdará Bucaram y Rafael Correa. De la Torre explicó que su tema se explica por el gran trabajo etnográfico que ha hecho sobre ambos políticos. 

Después del académico internacional, intervino el invitado Andrés Scherman, director de magíster Internacional en Comunicación de la Universidad Diego Portales, quien coincidió en lo planteado anteriormente por De la Torre. “Hay una relación más luminosa entre las redes sociales y la participación política. La capacidad de generar relaciones más horizontales y de multiplicar las voces que participan en el discurso público, es algo que hemos visto y estudiado”, comentó el académico en la conferencia.

Scherman se concentró en el impacto que tienen las redes sociales a la hora de movilizar masas en el ámbito político, y cómo podrían generar un impacto en la democracia.  “Las redes sociales pueden tener un efecto relevante. La disminución de los costos de organización, de alcanzar masas críticas de gente vinculadas a ciertos temas de construcción de identidad, son todos temas que han favorecido la movilización. Eso es lo que hasta ahora hemos conocido como el lado más pro-democratizador que pueden jugar las redes sociales”, expresó Scherman. 

El invitado además aprovechó de mostrar algunos de los resultados de la encuesta realizada por la Facultad de Periodismo UDP y Feedback, la “Octava encuesta sobre jóvenes, participación y consumo de medios”, realizada desde 2009 a 2016. En la misma, se reveló una penetración de Facebookde más de un 90% en todos los estratos y grupos de entre 18 a 30 años en el país. 

Por último, el profesor y director de Desarrollo de la Facultad de Comunicaciones, Daniel Halpern, presentó el estudio“One Step, Two Step, Network Step? Complementary Perspectives on Communication Flows in Twittered Citizen Protests”, realizado en conjunto con una serie de académicos, entre los cuales destaca el decano de la Facultad, Eduardo Arriagada. 

Éste trata los flujos de comunicación generados por los usuarios en Twitter durante conflictos sociales, enfocados en los proyectos medioambientales chilenos. En la conversación, el profesor explicó: “Lo que hicimos fue sistematizar cómo hoy en día los proyectos medioambientales en particular se fueron frenando, y ver si es que había un impacto con las redes sociales”. 

 

Además, el académico trató el tema de cómo existen distintos tipos de usuarios que ayudan a masificar un mensaje, dividiéndolos en cuatro categorías: los generadores de contenido, los influenciadotes, los medios de comunicación y la red de apoyo. Antes de continuar con su exposición, esbozó el principal y más importante hallazgo del estudio: “La conclusión es que las redes sociales no sirven para nada si no hay prensa. Son absolutamente inútiles si no hay medios detrás que amplifican lo que las redes están diciendo”, fue la conclusión del académico.