Redes sociales en empresas: un desafío hacia la productividad laboral

21 de Septiembre, 2015 · Facultad

El taller realizado por el profesor Daniel Halpern estuvo dirigido a profesionales del área de las comunicaciones tanto del mundo público como privado.
Por Gabriela Campillo F.

Taller Redes Sociales

Grupos de Whatsapp entre gerentes y ejecutivos, correos electrónicos mal entendidos y conflictos entre los distintos miembros de una organización son algunos de los problemas que se presentan en el mundo de las empresas, con el arribo y auge de las nuevas tecnologías.

Para abordar este tema, la Facultad de Comunicaciones fue parte del Taller “Redes Sociales y Productividad Laboral”, impartido por el profesor Daniel Halpern el pasado 10 de septiembre. El principal objetivo de la actividad consistió en la realización de protocolos de comunicación que permitan utilizar de manera eficiente las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC’s).

“Esto va desde cómo hacer eficiente el email hasta cuáles son los principales problemas y conflictos que trae Whatsapp. Por ejemplo en esto último la gente está todo el día conectada, y tener un doble ticket se interpreta como que el mensaje ya fue leído, aunque eso nunca haya pasado”, explica Daniel Halpern. Advierte además sobre algunos conflictos que pueden surgir en esta red social, cuando por ejemplo en un mismo grupo hay gerentes y mandos medios: “Si alguien escribe sobre algún problema los compañeros lo interpretan como una acusación frente a los jefes, y eso trae muchas complicaciones a nivel interno”.

Actualmente no existen códigos que regulen la utilización de las TIC’s en el mundo de las empresas y las organizaciones. Según Halpern, la importancia de que comience a desarrollarse este ámbito es crucial para la organización interna, para que exista un ambiente grato de trabajo y por sobre todo productivo. “En el curso partimos desde lo teórico, con los principales canales utilizados y cómo se están utilizando. Luego se fueron dando ideas de protocolo y se bajaron comunicacionalmente, es decir la aplicación y gestión concreta”, afirma el profesor.

Al taller asistieron 17 personas dentro de los cuales había directores de comunicaciones, gerentes de comunicaciones y periodistas que trabajan en organismos públicos y privados. “La gente quedó muy contenta y todos quedaron en que iban a utilizar las cosas aprendidas, para ver si es posible aplicar estos protocolos en sus propias organizaciones”, explica Halpern, quien seguirá en contacto con los asistentes por si necesitan recolectar datos de su institución y definir qué protocolo es mejor para ellos.