Rector Ignacio Sánchez: “Esta no es una universidad elitista. Tenemos que seguir avanzando, pero el Chile real está al interior de nuestra universidad”

11 de Mayo, 2015 · Facultad

En una entrevista realizada por la profesora Soledad Puente para el primer capítulo del programa Miradas UC, el rector abordó temas de contingencia nacional: el proyecto sobre despenalización del aborto, la crisis institucional y la reforma educacional.
 
Por Josefina Ortiz
Miradas2

Programa Miradas se transmite por Señal UC y Radio UC.

 

Un programa trasmitido por Radio UC y Señal UC en que personalidades y académicos formados en la Universidad Católica analizan políticas públicas de interés nacional. Así se define Miradas UC 2015, que tuvo su primera edición el lunes 4 de mayo.

La académica de la Facultad de Comunicaciones UC Soledad Puente recibió al rector Ignacio Sánchez en la sala de audiencias de Casa Central para abordar, en primer lugar, el proyecto de despenalización del aborto. “El mensaje que yo quiero dar es que no pensemos que abortar va a producir una liberación”, sostuvo el rector y agregó que “muchas veces esa decisión produce trastornos en el futuro que pueden ser más serios que el cierre natural de este proceso”.

Para el médico y profesor UC, el eje central de la discusión universitaria para su segundo mandato será el derecho a la vida y cómo la sociedad la valora en sus distintas etapas. Afirmó que es necesario avanzar en un proyecto de cuidado y acompañamiento del embarazo vulnerable, antes de continuar con la discusión acerca del aborto. “El gran riesgo en determinar la inviabilidad del feto, es que se produzca un error de diagnóstico que lleve a tomar decisiones irreversibles”, afirmó el rector Sánchez.

Soledad Puente continuó con la pregunta sobre el rol que jugaría la universidad en caso de aprobarse la ley. El rector respondió que el proyecto trae ciertos elementos como la objeción de conciencia, aunque explicó que es insuficiente porque abarca solo al médico y no a otros profesionales implicados en un procedimiento médico como este, que son las matronas y  enfermeras. “Además, debiese existir la objeción de ideario institucional. Tiene que haber respeto por instituciones como la nuestra donde la protección y el cuidado a la vida son inherentes a su misión y a su identidad”, afirmó el rector Ignacio Sánchez.

La Reforma Educacional es la segunda prioridad para Ignacio Sánchez en materias de discusión pública y destacó el poner a la calidad como uno de los elementos fundamentales a cuidar en nuestro país, incentivar el desarrollo de las ciencias, tener una educación abierta a todas las procedencias y eliminar la educación gratuita para todos, en favor de hablar de una gratuidad progresiva y focalizada entre los que más lo necesitan.

El rector Sánchez, quien en marzo de este año fue ratificado en su cargo por cinco años más, enfatizó que la gratuidad universal entregará recursos a un porcentaje muy alto de estudiantes, que no los requieren. “El Estado como está hoy, no debiera financiar la carrera de mis hijos, que no deberían tener educación gratuita. Pero sí, debiéramos dar beca de materiales, alimentación y transportes, además de la matrícula, a los estudiantes que están en los primeros tres o cuatro quintiles y que no tienen esas necesidades cubiertas”, agregó.

Respecto a la inclusión de alumnos que no han tenido las oportunidades, pero sí la capacidad, el también pediatra UC, indicó que el apoyo para superar las brechas es clave. Agregó que la inclusión no es solo un acto de justicia y de equidad sino que permitirá el aumento de la diversidad de los jóvenes en nuestra universidad lo que implicará un aumento en la calidad. “Esta no es una universidad elitista, tenemos que seguir avanzando, pero el Chile real está al interior de nuestra universidad”, recalcó.

La profesora Puente también le preguntó al rector sobre el cuestionamiento que se ha realizado a la ética que enseña la Universidad Católica, a raíz de la formalización de exalumnos por el Caso Penta. “Que la UC se haga cargo de conductas individuales no corresponde. Nosotros estamos dando todas las posibilidades para que las personas se desarrollen, pero esto no significa que este tipo de situaciones no nos haga pensar cómo poder formar mejor a nuestros estudiantes”, respondió el invitado.

Ignacio Sánchez también mencionó la importancia del aporte de la Universidad en la crisis de confianza través del conocimiento, la investigación, la discusión y el sentido de bien común, que caracteriza a nuestros profesores y a nuestra comunidad universitaria.

En relación al caso del profesor Jorge Costadoat de la Facultad de Teología UC,  el rector comentó que ha sido una decisión que le corresponde al Cardenal Ezzati. El profesor ha decidido mantenerse como investigador en la universidad y sigue participando en otras instancias dentro de la institución. Ignacio Sánchez afirmó además, que en la Universidad existe una amplia libertad de cátedra para los profesores: “si hay algo que es sustantivo a la calidad de una universidad es su libertad académica”.

Por último, la profesora Soledad Puente le preguntó al invitado sobre su visión a futuro, cuando le toque concluir su mandato, en cinco años más. “Me encantaría que al término de mi periodo nuestra Universidad siguiera siendo cada vez más fiel a su misión de universidad católica, abierta, acogedora, amplia y un real aporte a la sociedad chilena. Nuestro rol es aportarle lo mejor de esta institución al país para beneficio de las personas”, contestó el rector Ignacio Sánchez.