Realizador argentino Andrés Di Tella dictó una clase magistral sobre la intimidad en el documental

30 de Abril, 2013 · Sin categoría

Con la clase “El otro, el mismo: La intimidad en el documental”, el argentino inició un ciclo de charlas dirigido a alumnos de audiovisual, docentes, realizadores, investigadores y público general, en la Facultad de Comunicaciones UC.

“Cuando el maestro impone su saber a sus alumnos, lo único que consigue es suprimir la capacidad del alumno”. Basándose en el concepto del  francés Jacques Rancière sobre el “maestro ignorante”, el documentalista argentino Andrés Di Tella explicó a los cerca de 100 asistentes que lo mejor que podía hacer un maestro era aprender de los demás, por lo que su clase consistiría en mostrar segmentos de películas y documentales para que luego compartieran sus puntos de vista.

 

Andrés Di Tella es uno de los creadores más destacados y singulares del documental latinoamericano contemporáneo. Director de más de 15 documentales para cine y TV, profesor de cinematografía, escritor y fundador en 1999 del BAFICI Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente y actual director del Princeton Documentary Festival, Estados Unidos.

El realizador argentino Andrés Di Tella fue el fundador del Bafici (Foto Valeria Kemp)

 

Durante la clase magistral que se prolongó por casi tres horas, Andrés Di Tella conversó animadamente con el público sobre las técnicas que había utilizado cada realizador para transmitir la intimidad en su obra.

 

El primer turno fue para  “El vendedor” (1969), de los hermanos Maysles y Charlotte Swerin. Representante del cine directo, que se centra en la situación de crisis que vive uno de los cuatro personajes como vendedor de biblias puerta a puerta. Según Di Tella, en este documental se usaron planos cortos, la escenografía y la música para mostrar el momento difícil del personaje “sin preguntarle cómo se siente”. El realizador dijo que los directores querían reflejar la crisis de valores que se vivía en 1969 en Estados Unidos y poner en duda la confianza que se le tenía al modelo capitalista.

 

Con un segmento de la cinta “Salvador Allende” de Patricio Guzmán, Di Tella ejemplificó el acceso a la intimidad de un “otro que ya no está”, por medio de una transferencia. Para él, cuando Guzmán sostiene los objetos personales del ex presidente en su mano, logra una forma sensorial de acercársele: por medio de su voz y respiración, y por el uso de imágenes en detalle. “Todo esto evoca a algo completamente perdido en el tiempo, una era tapada en la historia”, enfatizó.

 

Luego, exhibió ante los asistentes unos diez minutos de lo que él considera el documental más importante en la historia del cine: “Shoah” (1985) de Claude Lanzmann. Si bien Di Tella reconoció que podían ser polémicos los recursos usados por Lanzmann para forzar a un sobreviviente de un campo de concentración a que respondiera sus preguntas con mayor detalle, valida la postura del cineasta de que “las grandes preguntas llevan a pequeñas respuestas”, porque se necesitaban los detalles de las experiencias. Lanzmann era crítico a la simplificación que se estaba haciendo del Holocausto, y consideraba que con testimonios detallados las personas no olvidarían lo terrible que fue.

 

Di Tella expuso luego parte de su propio trabajo. “Fotografías” (2007) fue grabado en la India,  porque trata sobre su madre, que nació y vivió allí. Para el realizador, hacer este documental fue una forma de reconectarse con lo que no sabía sobre ella, que era bastante según él. Dice que la película está contada desde su propia experiencia y sentimientos, más que de imágenes de su madre. “Al final el espectador acompaña al hijo en este viaje emocional. La mamá ya no es mi mamá… es más la mamá del espectador que mía”, reconoció.

 

“El otro, el mismo: La intimidad en el documental”

El documentalista dijo haber escogido este nombre para su clase magistral basado en un poema de Borges del mismo nombre, en el que trata la idea de quién es el narrador. “Borges dice que el que aparece como narrador en sus historias no es él mismo. Es otro, un otro que lo ha usurpado. Es lo mismo que pasa con los documentalistas”, explicó Di Tella.

 

Durante su estadía en Chile, Di Tella realizó  además, el Taller El cuaderno de apuntes, que fue dirigido a alumnos de Dirección Audiovisual y se reunió con realizadores chilenos como Maite Alberdi, Ignacio Aguero e Iván Osnoviskoff.