Rayén Condeza y Mar de Fontcuberta publican en libro portugués sobre redes sociales

rayenymar

Las profesoras fueron invitadas a participar en el libro "Investigación sobre medios sociales: una visión glocal". En su capítulo, abordan cuáles son los grandes desafíos de la comunicación y de la educación a la luz de las redes sociales.

Por María Paz Fernández

“Redes sociales: luces y sombras en el ámbito de Comunicación y Educación” es el nombre del capítulo escrito por Rayén Condeza y Mar de Fontcuberta, que forma parte del libro Investigación sobre medios sociales: una visión glocal, publicado por la Fundación de Ciencia y Tecnología Portuguesa y la Universidad de Algarve. En la publicación, distintos autores especializados en comunicación y educación de diferentes países, piensan las redes sociales más allá de la variable tecnológica.

Las autores se centraron en el enfoque de la relación entre redes sociales, comunicación y educación. “Volvemos a algo tan simple como que los seres humanos, generamos naturalmente redes de comunicación, que en el fondo son redes sociales. Hoy esas redes se proyectan al mundo virtual, gracias a que en el ecosistema existen los dispositivos propiamente tales”, dice Condeza.

Las académicas analizaron los desafíos y oportunidades que ofrecen las redes para el ámbito estudiado. “Una de las grandes luces que se le atribuye a las redes sociales en comunicación y educación, es la utopía de que la participación social horizontal, es decir la toma de decisiones, puede ser a través de ellas”, explica la académica y agrega sobre los aspectos negativos: “En el capítulo hablamos del acoso y la violencia social, que se magnifican a través de las redes. Pero no es que sean producto de las redes, siempre han existido, lo que pasa es que las redes los amplifican”.

Condeza dice que es necesario llevar la conversación hacia estrategias que permitan utilizar las redes para mejorar el entendimiento. “Hay que propiciar una educación para la paz y utilizar las redes sociales para ese tipo de cosas; una utilización de las redes sociales para el encuentro en una sociedad que es global y multicultural, pero esa multiculturalidad no es necesariamente per se positiva, sino que genera un montón de conflictos sociales, que requieren educar a las personas para esa diversidad”, comenta la profesora.