Proyecto Quipu: memoria colectiva y transmedia

Foto: Matías Belmar-Facultad de Comunicaciones UC.

Foto: Matías Belmar-Facultad de Comunicaciones UC.

En un sitio se reúnen testimonios diversos de mujeres peruanas que en los 90 fueron esterilizadas de manera forzosa. María Ignacia Court, co-directora de este proyecto y profesora del curso Narración Transmedia de la Facultad de Comunicaciones, recogió los testimonios de las afectadas y los llevó a una plataforma digital interactiva.

Por Rocío Cano Muñoz

En las comunidades indígenas de zonas rurales del Perú hay mujeres que en este momento están llamando al 080071011 para contar de forma anónima su historia acerca de cómo fueron esterilizadas a la fuerza durante el gobierno de Alberto Fujimori. Una realidad que aparece en el documental Proyecto Quipu, co-dirigido por la profesora de la Facultad María Ignacia Court junto a Rosemarie Lerner. La iniciativa fue presentada por Court en Viernes de Medios.

Mientras en Perú se realizaban las campañas de las elecciones presidenciales de 2011, en la que competían Ollanta Humala y Keiko Fujimori, María Ignacia Court trabajaba en este proyecto que contaría la historia de más de 300 mil mujeres y 20 mil hombres afectados. “Hay un vacío legal, nadie se ha hecho cargo y nosotros quisimos darle herramientas a estas personas para que directamente desde su voz pudieran compartir sus historias y se creara un archivo de memoria colectiva”, explica Court.

Según contó la profesors de Narración Transmedia, el concepto de Quipu aparece como una metáfora que utilizaron para conceptualizar el proyecto y para desarrollar la interfase web. Recopilar los testimonios fue difícil, debido a que las víctimas de esterilización vivían en extremos de Perú, sin tecnología, y muchos eran eran iletrados. Por lo tanto, decidieron trabajar con audio y usando el teléfono como vía de contacto. Tras llamar gratis a un número entregado por el proyecto, accedían a una línea de teléfono interactiva que les permitía dejar su testimonio y, a la vez, escuchar otros. Muchos de los testimonios llegaron en Quechua, por lo que convocaron a voluntarios que colaboran traduciéndolos al inglés y español. En 2016 se desarrolló una hackathon en EE.UU. donde un grupo de alumnos pasó una noche traduciendo.

El sitio web que recopila los testimonios fue presentado en noviembre de 2015 en el festival internacional de documentales de Ámsterdam IDFA. Los usuarios pueden elegir libremente qué testimonio escuchar. El contenido está desplegado en la forma de un quipu, que era un sistema que tenían los incas para recordar información a través de cuerdas. Cada línea del quipu en el sitio es un testimonio, y tiene colores que hacen reconocible las temáticas, por ejemplo amarillo para “el programa de esterilización”. La interfaz ofrece la posibilidad de que el usuario que ha escuchado los testimonios deje una respuesta y pueda decirle a las afectadas que las ha escuchado y que las apoya. “Ha sido bonito ver que desde 2015 tenemos alrededor de 60 respuestas y habla de un interés y un diálogo que se está dando”, dice Court.

Inicialmente el documental sería un largometraje, después en co-producción con el diario inglés The Guardian, decidieron que iban a hacer un cortometraje de 20 minutos con una historia que complementa la página web, cuyo estreno fue en febrero de 2017 y estuvo un mes en la página principal del diario.

"Nos mantiene tranquilas el aporte comunicacional que hemos hecho a este caso", comenta Court, debido a que con el proyecto han podido expandir el tema internacionalmente. A la vez, las personas que prestaron su testimonio, según la realizadora, al compartir su testimonio pudieron escucharse y empoderarse para hablar en futuras instancias judiciales.