Profesora María Elena Gronemeyer recibe el premio a la Excelencia Docente 2011

18 de Abril, 2012 · Sin categoría

Documentos y cartas de alumnos, ex alumnos y otros profesores, se recopilaron para tomar la decisión de darle a la profesora el mayor galardón entre los profesores UC. Debido a sus constantes buenas evaluaciones, al director de la carrera no le sorprende que haya ganado el premio.

 

Por primera vez en la historia de la facultad, un académico de comunicaciones fue distinguido con el Premio de Reconocimiento a la Excelencia Docente 2011. Se trata de un reconocimiento a los académicos que enseñan de manera creativa, dedicada y novedosa. Para obtenerlo, los docentes son evaluados por sus pares y por los propios alumnos que valoran las cualidades educativas de sus profesores. El premio fue entregado durante la ceremonia de inauguración del año académico  a 18 profesores de la UC. La única ganadora de Comunicaciones fue María Elena Gronemeyer, profesora de Ética de las Comunicaciones e investigadora, que además fue Directora de la Escuela de Periodismo.

 

“Me enteré de la existencia del premio cuando estaba en la dirección de la escuela de periodismo, y me di cuenta que es un tremendo trabajo para postular a un profesor”, cuenta la ganadora. Ella explica que hay que  recopilar mucha información y que afortunadamente nunca estuvo relacionada con ese proceso, ya que de eso se encarga íntegramente la Dirección de Asuntos Estudiantiles, DAE. El premio consiste en un galvano, un diploma y un premio en dinero.

 

El actual Director de la Escuela de Periodismo, Gonzalo Saavedra, participó en el comité curricular que decidió enviar su nombre y además recopiló antecedentes. Entre aquellos se encuentran cartas del mundo profesional, como de Eliana Rozas y María José Lecaros, entre otros. “No me sorprende que esté tan bien evaluada”, afirmó Saavedra al enterarse de que ganó el premio, porque él ha visto personalmente su desempeño en el aula. Aparte de eso,  Saavedra cuenta que muchas veces le consultó por decisiones, no sólo estando en la Dirección de Periodismo, sino que cuando dirigía la Revista Universitaria y le surgieron dudas éticas. La profesora Gronemeyer siempre estuvo ahí para aconsejar.

La profesora Gronemeyer junto al rector de la UC,  Ignacio Sánchez (Foto Prensa UC)

 

Contenta, María Elena Gronemeyer confiesa: “A mí me da un pudor tremendo este reconocimiento, porque cuando uno hace las cosas bien, es porque a uno le corresponde hacer buena docencia”. Agradece la generosidad que tuvo la Dirección de invertir tiempo y energía en recopilar toda la información y cartas favorables a su trayectoria y capacidades docentes.

 

La ayudante de su ramo, Carol Neumann, dice que la profesora María Elena es muy meticulosa en las evaluaciones. Por ejemplo, se preocupa de que haya preguntas para los alumnos de Dirección Audiovisual y para los de Periodismo. “Este año tenemos a 4 estudiantes de intercambio en el curso, y ella está preocupada hasta de hacer pruebas distintas por si hay palabras con chilenismos que ellos no puedan entender”, ejemplifica Carol.

 

María Elena cuenta que se enteró del premio vía mail, y la tomó por sorpresa, ya que nunca supo todo el ajetreo de papeleos que se manejaban en Asuntos Estudiantiles. Además, fue invitada a un desayuno para compartir con el Rector y con los otros 17 profesores ganadores, sin embargo, ella no pudo asistir, pues tenía clases esa misma mañana. “Yo fui la única que falté, pero era una clase muy fundamental, que entraba en la prueba, y es complicado no estar”, dice la profesora, quien tiene muy organizado su semestre.

 

Nadie duda acerca de los talentos de la profesora Gronemeyer. Tanto el Director de la Escuela de Periodismo UC, Gonzalo Saavedra, como su ayudante, Carol Neumann concuerdan en que no sólo tiene vocación, sino que también resultados extraordinarios a través de los años. “Yo no había visto a otro profesor tan interesado en generar debate dentro de la clase. Ella hace pensar a los alumnos. Los hace tener pensamiento crítico, que sean capaces de defender sus opiniones, lo que no sólo los ayuda en el contexto académico, sino que en la vida diaria y en el futuro ejercicio de su profesión”, opina Carol. Gonzalo Saavedra, que acaba de asistir a una de las clases de la profesora Gronemeyer, relata finalmente: “Vi a una profesora al 150%, para ser buen profesor hay que ser generoso con los conocimientos que se tiene y entusiasmarse por transmitirlos”.

Puedes filtrar la visualización de las noticias según las siguientes categorías: