Profesora Gronemeyer participó en el directorio del programa Erasmus Mundus realizado en Alemania

13 de Octubre, 2015 · Cuerpo Académico, Facultad

María Elena Gronemeyer es la coordinadora académica de la Facultad para este convenio que busca promover educación de calidad y desarrollar la cooperación entre la Unión Europea  y otros países.

 Por Gabriela Campillo F.

IMG_2337

Más de 500 periodistas en casi 100 países han cursado el programa que, en una duración de dos años, entrega una formación en el análisis y reporteo de cambios globales. El magíster está conformado por seis universidades europeas y tres universidades no europeas (Study Abroad). Dentro de estas últimas está la Pontificia Universidad Católica de Chile, con la Facultad de Comunicaciones, siendo la única universidad de Sudamérica dentro del programa.

En este contexto, la profesora María Elena Gronemeyer ha estado presente desde que se inició el convenio Erasmus Mundus, por lo que cada año se reúne con el directorio del programa al cual asisten todos los coordinadores académicos de las distintas universidades.

El objetivo de estas reuniones es realizar una evaluación del año anterior, ver las postulaciones para el próximo año y proyectar las acciones a futuro. Sin embargo este año la reunión tuvo una novedad: el programa cumple diez años desde su creación en 2005.

Según explica María Elena Gronemeyer, todos los programas Erasmus Mundus reciben apoyo financiero de la Unión Europea (UE), que dura cinco años y puede renovarse por otros cinco adicionales.  Luego de los diez años, la UE apela a que se independicen o bien a una re-postulación. “Nosotros estamos en estos momentos en la re-postulación. Con el apoyo de la Unión Europea pueden participar personas de países donde no se pueden financiar los estudios, y eso enriquece mucho el carácter internacional de este programa. Por lo mismo, trabajaremos para presentar un muy buen proyecto y que pueda eventualmente ser aprobado de nuevo”, explica María Elena Gronemeyer. Si se aprobase, a partir de 2017 comenzaría un nuevo período por cinco años más.

En cuanto a estos diez años que cumple el programa, para la profesora de la Facultad de Comunicaciones representan un desafío: “Estuvimos pensando en qué es todo lo que resultó bien, lo que eventualmente podríamos modificar, y muy esencialmente cuáles han sido los cambios que ha habido en el escenario, en la realidad y en el contexto. Esto para actualizar el programa de magíster de tal manera que responda a los intereses de los futuros estudiantes”.

La celebración se realizará con un festejo en Amsterdam y a ella asistirá la profesora Paulette Desormeaux, exalumna del magíster, en representación de la Facultad de Comunicaciones. Paulette es una de los tres exalumnos de la Facultad que ha cursado el programa; los otros son el editor de Kilometro Cero, Enrique Nuñez Mussa y Catalina Guzmán. Durante el primer semestre de 2015 hubo tres estudiantes del convenio Erasmus Mundus en la UC, provenientes de Bélgica, Alemania y Suiza.  Para el primer semestre del próximo año hay dos postulantes a la facultad, de Alemania y del Reino Unido. Al final del semestre los estudiantes deben hacer un informe final de evaluación. En este punto, María Elena Gronemeyer cuenta que los alumnos extranjeros reconocen en la UC un nivel muy exigente en lo académico. “Ven que la cantidad de carga de trabajo de los alumnos es enorme y consideran que es competitivo, con lo cual se dan cuenta de que es una universidad destacada”, afirma.

Dentro del convenio Erasmus Mundos también se posibilita que profesores de la Facultad impartan clases y hagan trabajos conjuntos de investigación. La profesora Gronemeyer fue una de las primeras en ir a Hamburgo cuando se inició el programa, donde tuvo la oportunidad de trabajar con alumnos en seminarios y también en una propuesta de Fondecyt que después ganó: “Es un beneficio en ambos sentidos. Les damos un semestre de formación a los alumnos europeos, que adquieren la perspectiva latinoamericana de las comunicaciones y del periodismo, y por otra parte generamos redes internacionales y trabajamos allá. Tener ese tiempo y esa tranquilidad para hacer trabajo académico es algo muy privilegiado.”