Profesor Sebastián Valenzuela: “También hay vida pública y ciudadanía en las redes sociales”

22 de Junio, 2012 · Sin categoría

El académico realizó un estudio sobre redes sociales y participación representativa de la población adulta en tres grandes regiones urbanas de Chile: Gran Santiago, Valparaíso y Concepción, que será presentado en el V Congreso Latinoamericano de Opinión Pública, que se efectuará entre el 19 y 21 de septiembre, en Bogotá, Colombia.

 

Uno de los temas más comentados en el último tiempo ha sido el alcance que tienen las redes sociales, pero ¿cuál es la real influencia que éstas ejercen en la sociedad?. El profesor de la Facultad de Comunicaciones UC Sebastián Valenzuela explica cómo los usuarios se relacionan en las distintas redes sociales, a partir de su estudio sobre el rol de estas plataformas en las protestas en Chile.

 

En nuestro país cerca del 60% de los chilenos tiene acceso a Internet, según los resultados del estudio WIP Chile 2011. De ellos, más del 90% utiliza Facebook como un medio para interactuar con otras personas. En Twitter, este porcentaje alcanza al 30, según estimaciones de la empresa comScore.

 

El impacto de las redes se volvió un tema de discusión relevante en nuestro país a partir de las actividades de protesta producidas durante los últimos meses.

 

El 2011 fue un año complicado a nivel social. Miles de estudiantes salieron a las calles para mostrar su descontento y para pedir reformas en el sistema educacional. Asimismo, ambientalistas se tomaron las principales avenidas del país para reclamar por la aprobación de proyectos de energía como Barrancones e Hidroaysén.

 

Lo que sorprendió de estas manifestaciones fue el gran nivel de organización que demostraron tener. En parte, ello fue posible gracias a las redes sociales, que permitieron que la comunicación entre los participantes fuera más fluida facilitando una mayor cohesión en el movimiento y generando que más gente lo conociera y se sumara a éste.

Los resultados de este estudio se presentarán en el V Congreso Latinoamericano de Opinión Pública, en Colombia (Foto Matías Schmidt)

 

Para poder comprobar si efectivamente las redes sociales tienen alguna incidencia en la participación en protestas, el profesor Sebastián Valenzuela realizó un estudio sobre redes sociales y participación representativa de la población adulta en tres grandes regiones urbanas de Chile: Gran Santiago, Valparaíso y Concepción, que será presentado en el V Congreso Latinoamericano de Opinión Pública,  que  se efectuará entre el 19 y  21 de septiembre, en Bogotá, Colombia.

 

La muestra total fue de 1.737 encuestados. Fue realizada entre el 19 de agosto y 6 de septiembre de 2011, justo en medio de las protestas estudiantiles más grandes de ese año y que tuvieron lugar en Santiago y en regiones.

 

Uno de los resultados más llamativos del estudio, titulado “Unpacking the use of social media for protest” (“Desenredando el uso de las redes sociales para protestar”), fue que las probabilidades de haber participado en manifestaciones en las calles era casi 11 veces más alta para los usuarios frecuentes de plataformas como Facebook, Twitter y Google Plus que los no usuarios. Y que esta relación era significativa incluso tomando en cuenta otros factores como edad, grupo socioeconómico e identificación política. “No todas las personas usan las redes sociales para los mismos fines. Las redes son una tecnología, por lo tanto los efectos que deriven del uso de ésta son en parte por las propiedades que tiene ésta, pero fundamentalmente por los usos que le dé la gente. Eso te remite a la idea de cuáles son las motivaciones de los usuarios. Por ejemplo si ellos no están muy preocupados de lo que pasa en la sociedad y no quieren protestar, por mucho que usen Facebook o Twitter no van a hacerlo”, explica el académico.

La muestra contempló a 1.737 personas y fue realizada entre agosto y septiembre de 2011 (Foto Prensa UC)

 

Y es que la principal conclusión del estudio es que medios como Facebook, Twitter o YouTube facilitan el comportamiento de protesta pero no lo originan. Los usuarios de Twitter en su mayoría cuentan con un nivel educacional alto y deciden utilizar este medio porque saben que en esta plataforma podrán intercambiar opiniones políticas. “Sin embargo, Twitter es un medio donde ya están los ‘convertidos,’ es decir, aquéllos que ya tienen una opinión clara y una postura frente a diversos temas. Por eso, se sabe que el espacio para persuadir a otros es muy pequeño, por ejemplo para que protesten”, agrega.

 

Realidad paralela

 

Las redes sociales muchas veces son entendidas como parte de una realidad paralela dónde las personas viven otra vida. Sin embargo, el estudio demuestra que al contrario de aquello, estos medios reflejan lo que ocurre en la vida real. “También hay vida pública y ciudadanía en las redes sociales, pero ésta no es artificial o falsa,  ya que está efectivamente conectada con lo que conocemos como ciudadanía. No son mundos paralelos que no se comunican. Ahora, hay que ser claro,  no es que estas tecnologías te estén llevando a protestar, sino que medios como Facebook facilitan el encuentro de gente motivada para protestar”, aclara el profesor.

 

El desarrollo de las redes sociales  en los últimos años ha sido veloz, y al parecer llegaron para quedarse. “El argumento de aquellos que se negaban a entrar a la red porque pensaban que esto era una moda, ya no es válido. Es imposible que sea moda cuando te das cuenta de que en menos de 6 años prácticamente la mitad de la gente que usa Internet está metida en una red social, como ocurrió con Facebook”.

 

Uno de los grandes problemas al momento de analizar la influencia de las redes sociales es que no se distingue entre las plataformas. Sebastián Valenzuela cuenta que ha batallado fuertemente para que se haga, ya que existen grandes diferencias. “Estamos llegando a un punto dónde hay que empezar a especificar de qué estamos hablando, porque por supuesto que Facebook es muy distinto a Twitter, por cómo están construidos y el público al que apuntan. Twitter es en tiempo real, en 140 caracteres y es una red asimétrica ya que yo puedo seguir a gente que no me sigue o al revés. Facebook, en cambio, no necesariamente es en tiempo real, tiene mucho más contenido audiovisual y es una red simétrica. Esto hace que el tipo de comunicación sea distinto. Y por ello sus efectos políticos, por ejemplo, también van a ser distintos”.

 

El académico concluye que estos medios son tan llamativos y - para algunos tan necesarios- debido al alcance que les permite tener. “Resulta que Facebook es dónde está la gente, sobre todo las generaciones más jóvenes, y crecientemente los más adultos. Si tú quieres que te escuchen probablemente te toca ir a Facebook. Y es que la forma más eficiente de llegar a un grupo que no sean tus más cercanos, no la encuentras sino en las redes sociales”.

Puedes filtrar la visualización de las noticias según las siguientes categorías: