Política en el Torres: Patrimonio, ¿qué debemos preservar, conservar y valorar?

8 de Septiembre, 2014 · Sin categoría

La académica de la Facultad de Historia, Geografía y Ciencias Políticas Olaya Sanfuentes junto al historiador experto en urbanismo y director de la Revista Universitaria de la Universidad Católica, Miguel Laborde, se dieron cita en la Confitería Torres junto a María Soledad Puente para conversar sobre el patrimonio nacional.

¿Qué es lo que se considera patrimonial? Con esta pregunta, la profesora de la facultad María Soledad Puente comenzó el programa Política en el Torres en el que participaron Miguel Laborde, historiador experto en urbanismo y director de la Revista Universitaria de la UC, y Olaya Sanfuentes académica de la Facultad de Historia Geografía y Ciencias Políticas de la UC, licenciada en Historia con un master y doctorado en Historia del Arte.

 

Para Sanfuentes, la respuesta es clara: “Algo es patrimonial porque le asignamos valores históricos, arquitectónicos y urbanos. Es por esos valores que vale la pena conservar”, dijo.

 

Laborde, desde su visión, planteó que esta valoración va cambiando con la época, ejemplificando con los rayados y graffitis en el barrio Concha y Toro. Ante la pregunta de Soledad Puente de por qué habría que sentir parte al barrio antes mencionado, el experto en urbanismo fue claro. “En el barrio Concha y Toro estaba el mejor palacio de Santiago, el Díaz Gana. Era ver una película puesta en la Alameda, algo soñado”, enfatizó. El palacio fue demolido en 1935 para dar paso al barrio que hoy conocemos.

 

A partir de ello, Sanfuentes sostuvo que a pesar de que el barrio Concha y Toro constituye un elemento de valor histórico y urbanístico, el hecho de que los jóvenes lo rayen quiere decir que no tiene un valor patrimonial, ya que éste implica un interés en la comunidad para mantener ciertos elementos y cuidarlos para el futuro. “Hay que enseñar a través del currículum de educación que las cosas que tienen un valor histórico tienen que tener un valor patrimonial”, contó. “No es conservar por conservar, es consensuar qué consideramos importante. El patrimonio nos ayuda a valorar en conjunto, y eso es un acto democrático que vale la pena rescatar”, agregó.

 

Para Miguel Laborde, la educación también es un eje fundamental para la valoración del patrimonio. El historiador recalcó la falta de interés, sentido de pertenencia y apropiación de la historia de los chilenos, de nuestras raíces, algo necesario para la comprensión y valoración de nuestro entorno. “Tenemos una relación conflictiva con el mundo indígena hasta hoy. Acaba de salir el estudio MIDE UC determinando que el tono de piel sigue marcando discriminación en las aulas de Chile en pleno 2014”, enfatizó. “No nos interesa la colonia, la hemos negado. Borramos lo español y afrancesamos la ciudad”, agregó. Para Laborde, esto queda en evidencia en la arquitectura. “Maquillamos la ciudad. Un trabajo escenográfico risible para los viajeros”, mencionó.

 

Sanfuentes coincidió en el conflicto con la historia señalado por Laborde: “Para poder tener un proyecto a futuro y vivir bien el presente, tenemos que hacernos cargo de nuestros recuerdos, memoria e identidad”, dijo. Y es que además, considera que la pugna del tiempo-espacio en la historia chilena radica en una creencia demasiado acelerada de la idea de progreso. Otro punto que menciona es el centralismo, la idea de la identidad concentrada en la imagen del huaso de campo y la zona central. “Hacemos sentir que nuestra identidad está puesta en el huaso y la zona central. No sé cómo entonces un chilote, un magallánico o un aymara puede sentirse parte de Chile”, enfatizó.

 

A partir de ello, Olaya Sanfuentes recalcó la necesidad de la presencia de este tema en el currículum educativo. “El patrimonio no es una cosa estática, sino que ligada a la formación ciudadana. Hay que enseñar a los niños el por qué aparece tal personaje en un billete, por qué una calle tiene ese nombre”, dijo. A partir de ello, Laborde agregó que los oficios también juegan un rol clave en el patrimonio. “Nosotros no tenemos una valoración por los oficios. Si lo tuviéramos nadie tendría que decirte que las cosas tienen valor”, subrayó.

 

Puedes escuchar el programa completo a través de www.senaluc.cl o en www.radiouc.cl.