Paolo Bortolameolli, director asistente de la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles, California: “La música es un narrador esencial para el éxito de muchas películas”

El pianista Paolo Bortolameolli, fue el invitado especial del segundo capítulo del programa Viernes de Medios de nuestra Facultad. En la conversación con el profesor Gonzalo Saavedra, el músico contó sobre su proyecto audiovisual Ponle Pausa ¡redescubre la música! en el que busca alcanzar nuevas audiencias y educar sobre la música clásica. En este trabajo, apoyado por CorpArtes y la Fundación Ibañez Atkinson, han trabajado alumnos, exalumnos y académicos de Comunicaciones UC.

Por Teresa Moreno

La pantalla en negro. Suena una melodía del compositor y violinista finlandés Jean Sibelius. De pronto aparece en pantalla el director de orquesta chileno, Paolo Bortolameolli, quien enfatiza la tensión y expectativas que genera aquella composición. Así comienza el capítulo Motivo de su proyecto audiovisual Ponle Pausa, ¡redescubre la música!, el que busca educar sobre el arte musical y llamar a nuevas audiencias. Bortolameolli explicó esta iniciativa y contó cómo se conecta la música con las comunicaciones en la entrevista que el profesor Gonzalo Saavedra le hace en el segundo episodio de Viernes de Medios de nuestra Facultad.

Paolo Bortolameolli se formó como músico y pianista en el Instituto de Música de la Universidad Católica. Luego tomó estudios de posgrado en dirección de orquesta en la Universidad de Chile, en la Yale School of Music, New Haven, y en Peabody Institute en Baltimore, Estados Unidos. Además de ser el primer chileno en ganarse una pasantía en la Filarmónica de Los Ángeles (California) para dirigir junto al director de orquesta venezolano Gustavo Dudamel en 2017, ha recibido otros honores y reconocimientos como el Premio a Mejor Director de Ópera de Chile en 2016 o ser considerado uno de los 100 líderes del país por la revista Sábado en 2007.

Ha sido invitado para dirigir en la Orquesta Filarmónica de Santiago, en la Universidad de Concepción, en la Orquesta Sinfónica en Cuyo Argentina y en la Orquesta Filarmónica de Montevideo, entre muchas otras.

Entre sus proyectos e iniciativas está el RiteNow Project para la celebración de los 100 años de la Consagración de la Primavera en Estados Unidos en 2013 y el proyecto educacional Ponle Pausa en 2015.

Redescubrir la música

Ponle Pausa consiste en cápsulas de entre cinco y ocho minutos en las que conduce el mismo Bortolameolli y que fueron presentados en Canal 13C y por Youtube. Fueron grabadas en el teatro CorpArtes con el apoyo de la Fundación Ibañez Atkinson y con la colaboración de académicos de nuestra Facultad, como Gonzalo Saavedra y David Osorio; con ayuda de los alumnos Victoria O'Ryan, Vicente Rioseco y Benjamín Marchant; y de los exalumnos René Contreras, Jorge Calderón y Diego Cruzat, todos de Comunicaciones UC.

“Sí es cierto que muchas veces la música clásica queda relegada al olvido o un poco con ciertos prejuicios”, reconoció Bortolameolli. Agregó, sin embargo, que “la música es tremendamente poderosa en su sentido de comunicación. La música habla desde la música y no desde cuándo fue escrita u otras cosas. Es lo que a mí me llamó la atención en términos de cómo puedo entusiasmar a más personas desde mi propio entusiasmo para que vayan a escuchar la música y se den cuenta de eso. Así es como nació esta idea de hacer un programa”. El músico contó que cuando conoció hace un par de años atrás al profesor Gonzalo Saavedra, quien también comparte esta pasión por la música clásica, le comentó de su idea y emprendieron este proyecto. “Había algo en el lenguaje audiovisual que yo decía ‘esto se puede ocupar como herramienta para compartir esta especie de conceptos que son más transversales y que tienen que ver con la apreciación musical’”, comenta el exalumno UC.

El estudiante de quinto año de Periodismo de nuestra Facultad, Benjamín Marchant, colaboró con el proyecto de Ponle Pausa y enfatizo que “la experiencia fue genial, muy enriquecedora. Pude ver cómo se materializa todo un guion o una idea a través de las cámaras y el proceso de filmación”. Además agregó que “Paolo y el profesor Gonzalo Saavedra continuamente discutían apasionadamente sobre cómo debía ser la siguiente escena y los motivos y significados tras ellas. El equipo era muy entusiasta y lleno de ganas por crear y comunicar, a través de las imágenes, algo que es esencial para las personas: el arte”.

¿Y qué rol juega la comunicación?

El proyecto Ponle Pausa también nació en gran parte para acercar la música clásica a los diferentes públicos. “A mí sí me produce esa necesidad casi como de responsabilidad, de hacerme cargo también de mi audiencia y crear nuevas audiencias o de mantenerlas con frescura”, dijo el pianista. Es así como Paolo Bortolameolli aseguró que un músico o director de orquesta asume también un papel de comunicador puesto que debe garantizar una apertura del arte hacia los demás e incentivar a la audiencia a ser activos y no pasivos.

El rol del director de orquesta “sí debiese tomar la bandera de estar permanentemente desprotegiendo el arte…porque a veces siento que el arte se ha vuelto una especie de santuario con muchas barreras que a veces los artistas ponen, como si el arte necesitara de una súper protección cuando creo que es todo lo contrario. Si hay algo que nos identifica como humanidad es la transversalidad del arte”, enfatizó Bortolameolli. Agregó que el arte “necesita ser compartido lo que más se pueda, porque de una u otra forma va a resonar en todos nosotros”.

La música y el cine

Días antes de los Premios Oscar, el miércoles 28 de febrero de este año, fue el “The Oscars Concert” en el Walt Disney Concert Hall de Los Ángeles, California. El concierto, a cargo de la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles, presentaba los temas nominados para esta 90° edición. Es que la música y el cine, juntos, tienen una larga trayectoria. “La música no es un mero acompañamiento, es un narrador esencial y de hecho es un narrador esencial para el éxito de muchas películas”, comentó el director de orquesta.

Bortolameolli ejemplificó el impacto de la música en la cinematografía con la primera película “Star Wars: Episodio IV - Una nueva esperanza”, en la que el director de orquesta y compositor estadounidense, John Williams, fue el protagonista detrás de su famosa banda sonora. “Él hizo que esa película fuera el 70 por ciento de lo que es”, opinó el músico. También pone de ejemplo el largometraje animado “Up”, en el que la música, un tanto nostálgica y melancólica, representa el último vals del protagonista con su fallecida esposa. “La música definió la tonalidad de la película”, sostuvo Bortolameolli. Y agregó que “la música tiene demasiado contenido y significado en su propia terminología, en su propio fraseo, armonía, melodía, uso y formas”.