Myrna Gálvez: “Hay necesidad de generar cambios más profundos y no sólo informar”

25 de Enero, 2016 · Cuerpo Académico, Diplomados

La jefe de programa del diplomado en Estrategias de Comunicación Educativa explica que los profesionales que postulan no son los encargados de difusión, sino que promueven cambios de actitudes en las personas.

Por María José Navarrete

IMG_2109

Myrna Gálvez es periodista y licenciada en Comunicación Social de la Universidad Diego Portales. Además es magíster en Comunicación y Educación en la Universidad Autónoma de Barcelona. Actualmente es encargada de Educación Continua en la Facultad de Comunicaciones.

El programa nace desde el magíster de la Facultad en Comunicaciones. El objetivo del diplomado es que sus estudiantes aprendan a diseñar estrategias de comunicación que resuelvan problemas educativos. Esto implica analizar y diagnosticar problemas en ciertos contextos públicos y que se puedan apoyar o solucionar usando los medios de comunicación.

Los escenarios son múltiples: desde la educación formal como jardines infantiles, colegios, centros de formación técnica y universidades; hasta otros espacios de participación como juntas de vecinos, museos, centros culturales, hospitales y plazas. “Es una mirada muy interdisciplinaria que más que cerrarse, lo que hace es ampliar todas estas fronteras del área de la comunicación a muchos contextos”, explica Gálvez.

Aunque se crea que la mayoría de los estudiantes del diplomado son profesores o periodistas, los perfiles son diversos. Hay alumnos que son médicos, enfermeras o ingenieros que trabajan, por ejemplo, en el diseño de videojuegos y actores teatrales que piensan en intervenciones artísticas usando los medios de comunicación.

La jefe de programa señala que “al ser un área tan interdisciplinaria, hoy estamos abiertos a recibir a personas que trabajen en organizaciones o estén apoyando  organizaciones por alguna problemática educativa y que ellos consideren que una mirada estratégica desde las comunicaciones pueda ayudar a mejorar su aprendizaje”.

No son los encargados de difusión: “Son personas que están en proyectos un poco más globales, en donde hay un cambio de actitud, hay necesidades de no sólo informar y motivar a las personas, sino que de generar cambios más profundos, cambios en aprendizajes, en actitudes”, explica la profesora.

Myrna Gálvez pone como ejemplo las campañas de vacunación; la idea es generar un cambio de actitud en una mamá que no lleva a su hijo a vacunarse y cómo hacer entender a esa mamá las necesidades del niño. No se le informa que en el consultorio hay disponibilidad de vacunas y el periodo en que se dan, sino que hay un paso más allá. La tarea es hacer que esa persona que no quiere, que es reacia o que no lo valora, pueda acudir al vacunatorio.

 

Cursos del diplomado en Estrategias de Comunicación Educativa

En el primer semestre se imparte el curso de audiencias y recepción que es dictado por el psicólogo Sebastián Sierralta. Se estudia los públicos y se analiza de qué forma acceden a la información, cuáles son sus estrategias cognitivas y cómo aprenden estas personas. El propósito es que cada estudiante pueda aplicar estos conocimientos a su propia realidad.

También se imparte el curso de medios aplicados a la educación, donde se analiza en qué contextos, en qué situaciones o en qué problemáticas han funcionado o han fracasado las estrategias mediales. Myrna Gálvez cuenta que, por ejemplo, el semestre pasado se analizó el cuento Nicolás tiene dos papás. Si es que era coherente para el público objetivo, cuáles fueron las reacciones, si el formato era pertinente o no y si cumplía con el objetivo.  

Durante el segundo semestre en el curso de diseño de proyectos de comunicación y educación se desarrolla una estrategia para un proyecto en concreto. Se planean todas las etapas: el objetivo, cuál será la audiencia, los medios de difusión. El otro curso, campañas de servicio público, es complementario. Se trabaja con una en específico.

El diplomado empezará el 15 de marzo y se extenderá hasta noviembre de 2016.