Matt Waite, periodista norteamericano y experto en verificación de datos: “Una de las decisiones más difíciles en el sitio es qué chequear y qué no”

25 de Marzo, 2013 · Sin categoría

El responsable tras la web PolitiFact.com visitó la Facultad de Comunicaciones UC, sostuvo reuniones con académicos y periodistas y participó en un Viernes de Medios, donde conversó con el profesor Cristóbal Edwards sobre el chequeo de datos periodísticos.

 

Otra forma de cubrir política, así es como el cerebro tras PolitiFact.com, Matt Waite, entiende su trabajo en el sitio que ganó un Pulitzer el 2009. PolitiFact.com hace lo que en castellano seria verificación de datos o de hechos; es decir contrasta dichos de políticos estadounidenses con datos duros e investigaciones y luego entregar un diagnóstico del nivel de verdad de cada declaración. Matt Waite,  visitó Chile gracias a la embajada de Estados Unidos, es periodista profesor de la Universidad de Nebraska –donde dirige el laboratorio de periodismo con aviones no tripulados-,  trabajó en el Tampa Bay Times donde se hizo responsable de la web PolitiFact.com, es experto en noticias de tecnología y desarrollador de los sitios web del diario.

 

“La idea de PolitiFact comenzó el 2004. Un reportero que trabajaba para el Tampa Bay Times estaba hablando con un político, quien dijo algo que él sabía que no era verdad. Eso se repetía y los periodistas no hacían nada”,  explicó Matt Waite. El 2008, el diario Tampa Bay Times y el Pointer Institute of Media Studies, iniciaron la construcción de PolitiFact. El sitio contó con dos principios: la idea de usar la estructura que les permitiese entregar la información de manera más efectiva; y que lo que los políticos dicen es importante: que en democracia tienen la responsabilidad de decir la verdad.

 

Para calificar el “nivel de verdad” de una declaración, el sitio cuenta con un Truth-o-meter, que se podría traducir como “verdadómetro”. Este cuenta con seis grados: verdadero, primordialmente verdadero, mitad verdadero, primordialmente falso, falso y “pants on fire”. Esto último viene de un dicho infantil americano: “lier, lier, pants on fire” (“mentiroso, mentiroso, pantalones quemados”). Matt aclara que es el pants on fire es el menos usado: “Sólo cuando es algo ridículo y sin base.  Muy pocos dichos terminan siendo eso. Debe ser el 6%, muy poco. Pero,  es el favorito de todos: el tráfico en el sitio para la sección pants on fire es mucho mayor que el resto”.

 

Una particularidad de Politifact.com es su estructura: un modelo basado en conexiones de datos más que en historias. En Politifact.com, por ejemplo, se puede seleccionar a una persona y ver todo lo que ha sido clasificado de ella como verdad, o como falso. “Creemos que la idea de estructura, tiene grandes impactos en todo tipo de periodismo. Lo que podemos hacer si conservamos los datos no es solo una historia, sino que un mapa”.

 

De acuerdo a Matt, “una de las decisiones más difíciles en Politifact es qué chequear y qué no”. Principalmente, verifican las cosas que provocan conversación y las que los medios repiten; buscan dichos ante los que un lector se pregunte “¿es verdad?”. Las peticiones de lectores también son tomadas en cuenta.

 

Para comenzar a chequear algo, Matt cuenta que siempre empiezan por llamar a la persona que dio la declaración y preguntar cuál es su fuente. Incluso relata que el sitio ya se hizo una reputación, y que aunque la mayor parte de las fuentes no da un respaldo, los políticos siempre saben para qué los llaman. Por supuesto, también relata que aquellos, cuyos dichos han sido calificados como pants on fire, no contestan.

 

Si les dan la fuente, inmediatamente comienzan a investigar. Llaman a los autores del material y preguntan si fueron interpretados correctamente. “Leemos los pies de página. Si eres estudiante, lee los pies de página, lee los pies de página, lee los pies de página”, dijo Matt entre risas, dirigiéndose especialmente a los alumnos presentes en Viernes de Medios. También evitan utilizar de fuente a otros medios: “Si necesitamos probar algo y decir que lo que dijo es falso, debemos hacerlo bien. Incluso si es CNN, los errores ocurren”. Si PolitiFact comete un error se corrige en la misma URL, anunciando el error y por qué se llegó a una conclusión distinta. “Duele, pero dolería más si no lo cambiáramos o no fuéramos transparentes”, opinó Matt.

 

Sobre su público objetivo, Matt aclara a quiénes se dirige: “Gente que entiende que es importante seguir la política y al gobierno en una democracia, pero es tan cansador que realmente no quieren hacerlo”. Si el lector quiere ir más allá, se puede encontrar una explicación más profunda y una lista de fuentes en la investigación, enlazadas cuando se encuentran on line.

 

PolitiFact es perteneciente al diario Tampa Bay Times, y éste a su vez, al Pointer Institute for Media Studies, una institución sin fines de lucro. El sitio cuenta con publicidad, y obtiene dinero de algunas licencias para que otros medios usen la web, además de algunas becas ocasionales. Pero finalmente es el Pointer Institute quien lo financia.

 

Al término de Viernes de Medios, el periodista norteamericano respondió preguntas de los alumnos. Uno de ellos consultó respecto del impacto que genera Politifact a la hora de votar. A esto, Matt Waite respondió que votar es una decisión muy compleja y que su impacto sería hacer pensar a la gente sobre el voto. “Pero no podemos tomar crédito por poca o mucha gente cambiando su voto. Más bien tenemos impacto en políticos que dicen ser más cuidadosos al saber que estamos presentes y chequearemos lo que dicen”.

 

Además de participar en el Viernes de Medios, Matt Waite sostuvo una serie de reuniones que incluyeron trabajar con los académicos de la facultad, y reunirse con periodistas de investigación de diversos medios de comunicación.

 

La entrevista completa se puede ver a través de www.señaluc.cl