Máster en juegos creativos Juan Hiriart: “Cuando las empresas chilenas se den cuenta del potencial de éstos, los van a empezar a ocupar”

3 de Junio, 2013 · Sin categoría

El diseñador chileno radicado hace cinco años en el Reino Unido, está cursando un doctorado sobre el tema, mientras trabaja en la empresa inglesa Matmi New Media, desarrolladora de casual games .

Juan Hiriart no se considera un gamer, incluso confiesa ser muy malo jugando. Llegó a la industria de los videojuegos mientras estudiaba Diseño en la Universidad Católica, cuando se dio cuenta de que a través de los juegos podía integrar algo que le fascinaba: mezclar educación y diseño. Hace cinco años emigró a Inglaterra para especializarse, hoy tiene un máster en Creative games en la Universidad de Salford, Reino Unido y está próximo a ser doctor en Virtual heritage en la misma institución.

 

Paralelo a sus estudios, Juan Hiriart es el lead developer (desarrollador jefe) de la empresa Matmi New Media, que se dedica al desarrollo de los casual games, aquellos que suelen tener reglas muy simples y no requieren mucho compromiso por parte del jugador. Sobre su experiencia en este tipo de videojuegos, principalmente como programador, conversó con los profesores Francisco Fernández y Fernando Acuña durante un Viernes de Medios en nuestra facultad. Dentro de los juegos casuales, según explicó el invitado, existen los “serious games”, nombre que reciben aquellos que tienen un propósito más allá del entretenimiento. En esta categoría entran los juegos con fines educativos, propagandísticos, políticos y de cambio social.

 

Juan Hiriart mostró algunos branding games que han desarrollado en Matmi New Media por encargos de empresas como Orange, Philips y Sony BMG, además de músicos como Gorillaz, Iron Maiden y Lilly Allen. Para  promocionar el cepillo de dientes Philips Supersonic crearon un juego dirigido a los niños, en el que se enseña cómo cepillarse los dientes de manera correcta. “Para ser franco, encontramos que era espantosamente fome. Pero nos equivocamos y fue tremendamente exitoso”, reconoció Hiriart. Después, Philips les encargó un nuevo juego que tuviera más desarrollo, y presupuesto, por lo que crearon un viaje al espacio para removerle la placa bacteriana a los marcianos.

 

Sobre los riesgos que deben tomar en el desarrollo de estos juegos, Juan Hiriart dijo que muchas veces han inventado algo sobre la marcha, porque no existe una especie de manual para este tipo de videojuegos. Confesó que es muy importante partir desde el usuario para generar contenido, pero que no siempre pueden hacer testeos, ya que es un proceso caro y que toma tiempo: “Partimos desde la intuición, de lo que funciona y de lo que no. Pero, el público va cambiando y a veces cometemos el error de estereotiparlo demasiado”.

 

¿Podrían tener éxito los branding games en Chile? El invitado cree que, así como han tenido éxito en Estados Unidos y Europa, pero considera que la gran barrera que existe actualmente es el valor que implica la realización de un videojuego.  “A medida que las empresas chilenas se den cuenta del potencial que tienen los casual games, los van a empezar a ocupar”… “En televisión pagas muy caro por 30 segundos. En los juegos, son mínimo 3 minutos promedio y usas una forma de persuasión muy distinta”.

 

Juan Hiriart también habló de los nuevos desafíos de la industria de los videojuegos: “En términos de narrativa, los juegos son bastante básicos. Muy por debajo de las películas y los libros. Allí hay un terreno grande por explorar”. Su preocupación actual, que también forma parte de su doctorado de Virtual Heritage en Salford, es profundizar más en la relación que existe entre los juegos y el aprendizaje de la historia. Por eso concluye: “Los juegos van a ser realmente efectivos en la medida que se entienda los principios que se mueven a través del game player, y poder utilizar estos principios con fines educativos”.

 

 Más información en www.accionaudiovisual.uc.cl