Editora de revista Nature: “Debemos hacer que nuestros lectores desarrollen el hábito de cuestionarse de dónde viene la información”

Durante su presentación en la Facultad, Magdalena Skipper, genetista y editora en jefe del prestigioso journal británico, habló sobre los desafíos de comunicar ciencia, especialmente en tiempos en que las llamadas noticias falsas ganan cada vez más terreno. "A través de las redes sociales, tenemos una oportunidad de conectar con el público (no científico) y que puedan recurrir a nosotros cuando tengan dudas sobre la veracidad de una fuente", dijo.

Por P. Bolelli

Magdalena Skipper, editor in chief Nature

"Cuando reporteamos sobre ciencia, tenemos que darle el crédito correspondiente a nuestra fuente original, y crear una cultura de entendimiento sobre qué es correcto y qué es cuestionable", dijo Magdalena Skipper.

A mediados de 2018, la genetista Magdalena Skipper (PhD, University of Cambridge), se convirtió en la primera mujer editora en jefe de Nature, el journal británico que en noviembre cumplirá 150 años divulgando ciencia, semanalmente. En el contexto del Congreso Futuro, Skipper fue invitada a la sala Cowork de la Facultad de Comunicaciones, donde conversó con Macarena Lescornez, editora de T13 Radio; Agustín Edwards, director de Las Últimas Noticias; y Gonzalo Argandoña, productor de Cábala Producciones. 

Antes de comenzar, la invitada dijo estar sorprendida y muy contenta, por la gran convocatoria que ha tenido el Congreso Futuro en estos días. "Eso muestra un gran interés en la ciencia, tanto de jóvenes como de adultos", comentó. Luego de explicar la misión que Nature ha mantenido con muy pocas modificaciones desde 1869, y la metodología que utilizan para publicar con rigurosidad, Skipper dio algunas claves para informar hoy sobre ciencia: 

  • "Todos sabemos cuán importantes son los hechos, ya que son la base del conocimiento que tenemos hoy. Comúnmente las noticias falsas son asociadas con la falta de fuentes apropiadas. Desde nuestra perspectiva –la comunicación de la ciencia– deberíamos destacar mejor desde dónde obtenemos nuestra información, y desarrollar este sentido en nuestros lectores, para que ellos mismos puedan cuestionarse cada vez más de dónde viene la información. Cuando reporteamos sobre ciencia, tenemos que darle el crédito correspondiente a nuestra fuente original, y crear una cultura de entendimiento sobre qué es correcto y qué es cuestionable".
  • "A veces, nosotros –como comunicadores pero también científicos–, cometemos el error de hacer una distinción demasiado marcada entre el público (ellos) y nosotros (los científicos). En mi opinión, no debería ser así. Se ha demostrado que el público está muy interesado en la ciencia, y quieren estar involucrados con esta. Deberíamos usar el engagement que se genera en las redes sociales, ya que es una oportunidad para descubrir qué piensan, qué problemas tienen, y conectar con ellos. Es una oportunidad para que recurran a nosotros cuando tengan dudas sobre la veracidad de una información; así podremos corregirlos o darle más notoriedad a una fuente más confiable".
  • ¿Por qué dejar la investigación para convertirse en editora? "Me frustraba la idea de enfocarme en solo dos o tres temas, ya que estaba interesada en muchas más cosas, así que convertirme en editora me daba la oportunidad de ver un panorama más abierto".
  • "En Nature, una gran cantidad de periodistas tiene formación científica. Algunos tienen un PhD en el área, otros han hecho cursos de periodismo científico". 

La conversación completa (en inglés) está disponible aquí:

_NIK1461