Luis Reyes se graduó de Técnico en Sonido

11 de Enero, 2016 · Facultad

Lleva 10 años en la Facultad, entrar a estudiar ha sido una ambición de varios años y en Sonido encontró un buen espacio para hacerlo. Ahora, después de tres años de esfuerzo, terminó sus estudios y pronto tendrá el diploma de Técnico en Sonido bajo el brazo para apoyar a una nueva generación de comunicadores.

Por Alejandra Pavez

 IMG_2251

Oficialmente es el encargado de pañol de la Facultad de Comunicaciones, pero desde sus orígenes ha sido además un asesor de las nuevas generaciones de comunicadores que salen de esta Facultad, ayudándolos con sugerencias de equipos e instrucciones para el correcto uso de la cámara.

“Desde que llegué a la Facultad y entré al área audiovisual me llamó la atención el sonido. Yo quería hacer esto unos años atrás, pero no se pudo y ahora que se dio la oportunidad lo hice porque me gustaba y mi idea siempre fue ayudar más a los alumnos” explica Luis Reyes sobre el desafío que asumió el 2013 al entrar a estudiar Técnico en Sonido al Instituto Arcos, luego de ganar una beca de estudios que la Universidad ofrece a sus administrativos.

 

El proceso no fue fácil. El programa de estudios duraba dos años, pero el ramo “Masterización” fue su principal obstáculo y lo obligó a quedarse un tiempo más. “Me quedé con ese ramo porque mi oído no es el mismo que el de una persona de 23 años y me costaba más, pero lo terminé el año pasado y egresé. Masterización es como editar, en el instituto iba más dirigido a grabar una banda, instrumento por instrumento y luego armar un disco, pero a mí me gustó más para el área audiovisual”.

Uno de los aspectos que más disfrutó fue conocer todo lo que se puede hacer con los distintos tipos de micrófonos existentes, “yo pensé que existían dos micrófonos que servían para todo, y no, hay una cantidad enorme” cuenta al referirse a una de las primeras cosas que le sirvió para mejorar su ayuda a los alumnos.

“Generalmente los alumnos me venían a preguntar y me pedían dos o tres micrófonos, y como aprendí el asunto de los micrófonos y las grabadoras que se usan acá, les puedo decir cuáles les convienen más si están grabando en interior o exterior (…) por lo menos este último año ayudé harto en esa parte”.

Luis Reyes se inició en un curso de 48 alumnos del que egresaron 14, un ejemplo del esfuerzo desplegado. “Estudiar de noche cuesta harto y es complicado, se hace pesado. No tenía posibilidades de ir a practicar, entonces era pasar los ramos o no”, pero pese a eso, valora estos últimos tres años como una buena experiencia.

“Para mí fue buena, yo creo que más que buena, fue excelente haber tenido esa oportunidad. Nunca pensé que lo iba a lograr y que iba a terminar. Yo me sentía muy raro porque éramos tres los más mayores y no pensábamos que íbamos a poder terminar”, pero lo lograron. Hoy Luis Reyes ya aprobó todos sus ramos y es un flamante egresado que está a la espera de la ceremonia en que le entreguen su diploma de Técnico en Sonido.