La inclusión con sello UC

15 de Julio, 2016 · Facultad, Señal UC

La Directora de Inclusión de la UC, Catalina García, analizó en el programa Miradas los esfuerzos que se han realizado en el área, como las vías alternativas de ingreso y los programas de acompañamiento para estudiantes y docentes.

La profesora Rayén Condeza junto a la directora de Inclusión de la UC, Catalina García.

La profesora Rayén Condeza junto a la directora de Inclusión de la UC, Catalina García.

¿Qué podemos hacer para ser más inclusivos?, con esa pregunta la profesora y conductora del programa Miradas UC, Rayén Condeza, inició la conversación con Catalina García, Directora de Inclusión de la Universidad. “Se entiende por inclusión que todos somos parte. Ha cambiado, ahora se piensa que ser parte es abrir las puertas para que más gente se incorpore, en vez de pensarlo con la diversidad de gente que ya esté”, explicó García. Además, la psicóloga con un magíster de psicología educacional de la UC, puso énfasis en el nuevo paradigma que hoy se trabaja en la Universidad: “Se entiende no solo como que la persona tiene que ajustarse, sino que la institución también tiene que transformarse para tener un contexto inclusivo”.

Sin embargo, Rayén Condeza planteó que muchas veces en el diario de vivir se relaciona el concepto de inclusión solo con realidades socioeconómicas o de acceso para personas con capacidades diferentes. Frente a ello, Catalina García aseguró que en el desconocimiento se encuentra la semilla para las soluciones concretas: “Uno no se lo pregunta hasta que ve la diferencia. Hay grupos mayoritarios y minoritarios y cuando uno los visualiza se da cuenta de que hay cosas que se pueden hacer distintas”.

Las iniciativas en materia de inclusión que han surgido desde la UC incluyen tanto vías de ingreso alternativas como programas internos de apoyo y acompañamiento. En el primer grupo se encuentran programas como Talento+Inclusión, que busca seleccionar futuros estudiantes cuyo puntaje PSU esté bajo el corte de su carrera de interés; PACE que, en colaboración directa con el MINEDUC, asegura el ingreso de jóvenes talentosos independiente de su desempeño PSU; y el acceso para alumnos BEA, que han destacado por su excelencia académica durante la educación media en contextos vulnerables.

En cuanto a las redes de apoyo para los alumnos que ya se encuentran cursando sus estudios, Catalina García destacó el aporte realizado por la Dirección de Asuntos Estudiantiles y los programas que incluyen la participación de los Tutores Pares. “Desde su identidad católica y su misión, la UC tiene la convicción de que hay que generar más oportunidades. Eso es lo que hay que hacer y al mismo tiempo nos enriquece”, dijo.

Luego de conversar sobre las oportunidades que tienen los alumnos para superar estos contextos de desventaja, la profesora Condeza abordó la temática docente y la forma en que este grupo importante de la comunidad UC se hace parte de este nuevo paradigma de inclusión. “¿Qué barreras tienen que derribar los académicos?”, preguntó. Según la Directora de Inclusión, la clave está en dejar atrás prácticas docentes que no permiten que todos los estudiantes se sientan parte. “Si no estamos acostumbrados a la diversidad de estudiantes sucede que los materiales, los ejemplos, no son adecuados para grupos desconocidos”, afirmó Catalina García, quien además destacó el trabajo que ha realizado el Centro de Desarrollo Docente de la Universidad, que cuenta con cursos diseñados para los académicos que quieran apuntar a aulas y cátedras más inclusivas.

Finalmente, respecto a los desafíos futuros para el equipo bajo su dirección, la invitada adelantó que además de reforzar los programas ya existentes, están realizando esfuerzos de inclusión de estudiantes pertenecientes a pueblos originarios y con experiencia migrante.