La Facultad ganó proyecto FONDEF encabezado por el profesor Sergio Godoy, en conjunto con Medicina UC

3 de Octubre, 2013 · Sin categoría

El trabajo entre la comunicación y la salud ha sido un ámbito poco explorado en nuestro país. Por esta razón el profesor Sergio Godoy formó un equipo de trabajo multidisciplinario con el departamento de Salud Pública UC para poner en marcha esta innovadora idea destinada a entregar medidas preventivas para los adultos mayores.

 

Fue en un viaje en bus de regreso a Santiago, luego de la Jornada de Planificación 2013 de nuestra facultad, que el profesor Sergio Godoy recibió una llamada que no esperaba sino hasta noviembre. El mensaje era solo para comunicarle que su último proyecto de investigación iba a ser financiado por el Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico, FONDEF.

Equipo que trabaja en la investigación FONDEF: Cristián Calderón, Myrna Galvez, Rayén Condeza,  Mar Fontcuberta.

"La comunicación y salud es uno de los temas de comunicaciones en que hay una mayor necesidad social y en donde hay muchos fondos, pero era la que estaba menos desarrollada acá", explica Sergio Godoy, al describir en qué consiste su proyecto, "el rubro comunicación y salud es sumamente relevante sobre todo desde el punto de vista de la salud pública e iniciativas de alto impacto".

"Somos los arquitectos"
La iniciativa partió desde la Facultad de Comunicaciones UC. Fue en la reunión de la International Communication Association 2012, ICA, que por primera vez se celebró en nuestro país, que Glen Cameron, co-director del Centro de Investigación en Comunicación y Salud de la Universidad de Missouri, conversó en variadas ocasiones con Sergio Godoy, para contarle su experiencia en Estados Unidos respecto al rubro. "Cameron, que vio la universidad, me preguntó si no tenía un equipo que hiciera algo en comunicación y salud, que él me ayudaba; ellos tienen un sistema tecnológico para promover conductas saludables en gente con enfermedades crónicas y (me dijo) que ponía a disposición no solo ese software, sino que le interesaba generar redes internacionales", cuenta Sergio Godoy.
Por esa razón, se comunicó con el profesor Cristián Calderón, quien había trabajado con la promoción del Plan Auge y tenía contactos dentro de Medicina UC y el departamento de Salud Pública. "Me llamó la atención el despliegue de conocimiento y de formas de trabajo que tiene Comunicaciones", dice Gabriel Bastías, quien es médico y director alterno de esta investigación FONDEF.

El profesor Sergio Godoy en la celebración por el fondo FONDEF, y luego de recibir una carta de felicitaciones del Rector Ignacio Sánchez.

"Nosotros somos como los arquitectos y ellos ponen los materiales. Ellos conocen los temas de salud de la población. ¿Qué es lo que no saben tanto? Es cómo hacer que lo que ellos tienen en su cabeza; necesitan apoyo para difundir y tratar de incentivar que la gente se comporte saludablemente", comenta Sergio Godoy.
Ya se cuenta con el patrocinio del Servicio del Adulto Mayor, SENAMA, y la iniciativa pretende posicionar la relevancia de las comunicaciones dentro de las políticas públicas de salud, de manera de convertirse en un aporte más preventivo para generar conductas y comportamiento saludables, "Aquí el enfoque es más comunicológico, como estudiar a la gente, estudiar el uso de la tecnología y tratar de generar mensaje y contenido. Con estos soportes que vamos a inventar o redescubrir o reprocesar y reciclar, se va a promover conductas adecuadas de salud", sostiene Sergio Godoy.

Por qué es relevante este proyecto y en quién se enfoca
Son los adultos mayores quienes, se pronostica, serán un tema recurrente dentro de la salud pública, debido al aumento de la tercera edad en Chile.
Como punto de partida, la idea de enfocarse en este grupo etario llegó desde Estados Unidos con Glen Cameron, quien se encargó de mostrar a Sergio Godoy que esta será una de las grandes preocupaciones dentro de algunos años más, puesto que el 95% de los gastos en salud de una persona se concentra en los últimos cinco años de vida, en la medida de que ciertos episodios van deteriorando el bienestar. "La idea es que estos viejitos que aún no se encuentran en una etapa de dependencia, vivan más con la mejor calidad de vida. Para eso es muy importante la prevención, como la prevención de caídas por ejemplo, o las enfermedades crónicas que finalmente también se enferman los adultos", señala Gabriel Bastías, de Medicina UC.
Al respecto, Sergio Godoy agrega, "muchas de esas brechas de caída tiene que ver con conductas que podrían ser prevenibles con hábitos de salud. Entonces lo que nos interesaba con este proyecto era generar un sistema de salud que atenuara la escala de deterioro", explicando que la idea de este nuevo FONDEF es generar medidas que logren anticipar este cuadro catastrófico, por el inminente colapso que presentarán los sistemas de previsión y sistemas médicos.

Metodología de guerra
"La metodología es súper dinámica. Queremos hacer primero focus group con adultos mayores y tratar de entender lo que ellos quieren y necesitan", sostiene Gabriel Bastías, con lo que pretende establecer esta primera etapa de investigación, para lograr observar qué es lo que está pasando con los adultos mayores, cómo actúan sus redes de apoyo y bajo qué contexto se encuentran al momento de comenzar con problemas crónicos. Sergio Godoy agrega, "no sabemos qué criterios de segmentación vamos a usar pero tenemos que ver de qué manera incide el factor socioeconómico, así que estamos trabajando con una socióloga que es experta en tercera edad y un profesor de ingeniería que es doble militancia, que es ingeniero médico".
Sin embargo, una de las principales novedades se materializará en la segunda parte de esta investigación, que se denomina "ejercicio de proyección", basado en los juegos de guerra, que busca crear diálogos deliberativos entre personas provenientes de las Isapres, el ministerio de Salud, y las entidades respectivas, en un contexto de role playing. "El juego de guerra es una técnica proyectiva, a diferencia de muchas de las investigaciones que se hacen sobre la base de análisis posteriores con los datos, esto consiste en una técnica de juego de rol, en el cual se identifican los distintos participantes de una situación, y se le hace interactuar en una serie de etapas, con el fin de generar escenarios plausibles de desempeño", sostiene Sergio Godoy.
La metodología ha sido aplicada para medir por ejemplo la evolución del SIDA en ciertos países, o el impacto de un ataque bacteriológico, y para concretarla en nuestro país se contarán con aportes de la empresa Telefónica y con la Academia de Guerra del Ejército, para adaptar esa metodología con fines de paz. "Un juego de guerra debería costar entre 1 millón y 2 millones de dólares. Nosotros haremos una versión más artesanal, quizá no con la misma precisión que tienen esos, pero es un rubro que no se ha aplicado, esta estrategia de comunicación para la salud pública", concluye el director del proyecto.