Kirsten Lundberg en Viernes de Medios: “La esencia del método de estudio de casos es pedirles a los estudiantes que piensen por ellos mismos qué harían”

Participó en una clase, estuvo en un almuerzo con profesores de Periodismo y fue la invitada del último Viernes de Medios de este año, donde conversó con los profesores Eduardo Arriagada y María Elena Gronemeyer sobre el uso de casos de estudio en la enseñanza universitaria.

 Por Alejandra Pavez

fotonota

Periodista y profesora por muchos años en Harvard y Columbia, Kirsten Lundberg ha trabajado en la sistematización del uso de casos para la enseñanza de pregrado y posgrado, invitando a los estudiantes a enfrentar dilemas profesionales antes de enfrentarse a ese mundo.

Tras desempeñarse como periodista para United Press International en Bélgica, Inglaterra, Suecia y la Unión Soviética; Lundberg volvió a Estados Unidos para hacer clases de pregrado en Harvard Kennedy School of Government donde fue su primer acercamiento a los casos de estudio.

“Ahí en cada clase leíamos estas grandes historias sobre personas reales enfrentando problemas reales. La idea era que los alumnos leyeran estas historias y las discutieran en clases, pero yo me preguntaba quién escribía los casos. Así fue que conocí al director del programa de casos, hice un par de casos para él basados en especulaciones. Y resumiendo, me contrataron y he trabajado con casos por casi 25 años”.

La escuela de Derecho de Harvard fue la que inició el uso de casos de estudios (o método socrático) que se basa en tener un diálogo de ida y vuelta entre el instructor y el estudiante. En los años 20, la escuela de negocios de Harvard adaptó esa idea y la aplicó a la educación profesional. Luego en los años 50, este método fue tomado por la predecesora de la Kennedy School of Government y así el método de casos de estudio se propagó a la enseñanza de políticas públicas. “Desde entonces, en los últimos 30 años, he visto que el método se usa en la educación de bienestar social (social welfare), en el entrenamiento de trabajadoras sociales y en entrenamiento para profesores; y yo fui afortunada porque pude expandir el uso del estudio de casos para la enseñanza del Periodismo cuando me fui a Columbia”, dijo Lundberg.  

“Si quieres que los estudiantes piensen sobre el rol de su profesión en la sociedad, si quieres que piensen sobre los desafíos de ser el director de algo o incluso ser solo un reportero haciendo su trabajo, los casos pueden hacer la realidad sobre cómo es ser un profesional en este campo muy vívido para los estudiantes, incluso antes de que empiecen a trabajar”, explicó.

Lundberg agregó, que la idea al momento de usar los casos en la sala de clases, es que los profesores hablen 15% del tiempo, con el objetivo de impulsar a los estudiantes a hablar entre ellos. El rol del profesor es facilitar la conversación para asegurarse de que la clase se mantenga en el tema, que nadie sea tratado de forma agresiva, pero mayoritariamente es para que los mismos profesores aprendan a hacer preguntas y no sobre cuál es la respuesta correcta, sino que por qué los alumnos piensan de esa forma.

“Esta metodología le enseña a los estudiantes a hablar en público, escuchar a los otros, aprender a persuadir y ser persuadido, negociación, cosas que ellos se llevarán a su lugar de trabajo sin importar el campo al que vayan. Estos son buenos hábitos de trabajo que es importante adquirir para la vida” manifestó la profesora y periodista.

En Columbia, donde llevó el uso de casos de estudio al Periodismo, Lundberg dijo que al menos un 40% de los profesores tratan de usar esta metodología, entre ellos los profesores que enseñan periodismo investigativo, los que enseñan la teoría básica de periodismo y los que enseñan reporteo internacional. “En mi opinión, el método de casos de estudio puede usarse en cualquier campo profesional para enseñarle a los estudiantes sobre el tipo de dilemas que surgirán en su profesión o en la vida. Antes de que tengan que lidiar con ellos, tendrán una oportunidad de ver en la sala de clases lo que significa tener un problema como ese”.

 

El programa Contacto convertido en caso de estudio

En 2009, Kirsten se reunió con colegas de otras escuelas en donde se enteró de la historia del programa Contacto y del trabajo que realizó el equipo de esa época para encontrar a Paul Schäfer. La profesora dijo que hasta ese entonces sólo existía un caso de estudio sobre el trabajo de periodistas encubierto sobre un equipo de ABC News, pero el caso ya tenía 25 años.

Lundberg contó que mientras más escuchaba sobre la experiencia de Contacto, más se convencía de que podía ser un buen nuevo caso, más fresco, actualizado e internacional, sobre periodismo encubierto. Así, el trabajo del equipo de reportajes se convirtió en el único caso de estudio hecho en video que existe en Columbia, y es el más actualizado sobre el tema.

El dilema que los estudiantes discuten, y que fue enfrentado en su momento por el programa, es si notificar o no a la Policía cuando encontraron a Paul Schäfer, en particular en qué momento de la investigación se recurre a la policía y cuándo está bien continuar en una situación peligro para lograr la primicia. Además hay un segundo tema que es sobre el trabajo de los periodistas encubiertos, donde la pregunta a los estudiantes es si está bien hacer eso y si es aceptable hacerlo como periodista, dijo finalmente.