Julia Martínez: “El desafío principal del Periodismo del futuro es abrir la mente”

2 de Diciembre, 2016 · Facultad

La presencia de mujeres, la tecnología y la ética son otros retos del Periodismo que han surgido desde el XXII Congreso de la Asociación Mundial de Mujeres Periodistas y Escritoras (AMMPE), según la presidenta saliente de la asociación, Julia Martínez.

Por Sol Park

Durante tres días, periodistas, representantes de medios internacionales y escritores de 22 países se reunieron en la Universidad Católica para participar en el XXII Congreso de la Asociación Mundial de Mujeres Periodistas y Escritoras (AMMPE).  Julia Eugenia Martínez, quien fue durante dos años la presidenta de la asociación y académica de la Facultad de Comunicaciones, evaluó los próximos desafíos que enfrenta el Periodismo. Contó que el próximo Congreso se realizará en 2018, en Inglaterra, bajo el liderazgo de la editora de BBC, Sarah Gibson, en calidad de presidenta mundial y en el que Julia Eugenia participará como la cabeza del Comité Consultivo Internacional de la AMMPE. 

¿Quién escogió la temática de este año “Periodismo, Transparencia y Democracia”?

Lo conversamos entre todas y llegamos a varios temas. A mí me gustó mucho la idea porque me preguntaba cómo influyen actualmente las redes digitales y la participación del público. ¿Hay más transparencia? ¿Influye en la democracia o no? ¿Qué es lo que está pasando?

Recuerdo haber mandado un mail a las otras y les dije: “esta es la clave. Si alguien piensa distinto, que me escriba de inmediato”. Nadie me escribió. Muchos me comentaron que fue un buen título. Era para este momento.

¿Por qué?

Porque en Chile y también en el mundo se habla mucho sobre este tema, como en el Brexit, cuando las redes sociales decían una cosa y en el plebiscito salió otra. Lo mismo con el acuerdo de paz en Colombia y ahora con la elección presidencial en Estados Unidos. Las redes sociales o los medios creen hacer una cosa y al final sale otra. Vivimos en una burbuja y creemos que lo que pensamos es lo verdadero, pero hay que abrirse a pensar en otras cosas. Esto se dijo mucho en el congreso.

Tenemos que pensar cómo sería la otra posición. Hay que ir a buscarla, hay que saber dónde está ella y hay que preguntar. El desafío principal del Periodismo en el futuro es abrir la mente.

¿Cuáles son los otros desafíos del Periodismo?

Actualmente los medios de comunicación, en Chile y en otras partes, están enfrentados a una gran paradoja. Mientras más conocen de la vida pública y privada de las personas, vía las nuevas tecnologías, muestran mayor incapacidad para comprender a la sociedad y a los problemas que les afectan.

Por esta razón pensamos que hay que revalorar el Periodismo en su sentido ético y en su compromiso con la sociedad. Despertar el espíritu crítico, salir a la calle a buscar las buenas ideas, con una genuina preocupación por el otro, por las voces de “los nadie”.

Otra de las conclusiones del XXII Congreso fue la importancia vital de la presencia de las mujeres periodistas para la sociedad, para detener la violencia contra las mujeres y el femicidio. Tal como lo expresó la presidenta Bachelet en la inauguración, al presentar una ley contra la violencia de género.

¿Cómo evalúa la participación de la mujer en el Periodismo?

El 56% de los estudiantes son mujeres en escuelas de Periodismo. La mujer tiene un rol importante, pero le cuesta mucho llegar a las posiciones de liderazgo en el Periodismo y en otras partes también. Hay un camino que debemos seguir avanzando y la mujer tiene mucho que aportar.

Tengo muchas esperanzas de que el Congreso en Inglaterra será muy bueno sobre este tema, porque la BBC escoge todos los años a las 100 mujeres más influyentes en el mundo y Sarah está involucrada en la selección. Entonces, podríamos pensar sobre este tópico en 2018.

Como expresidenta, ¿cuál fue su sello distintivo para este Congreso?

Cuando me eligieron en México (en 2014), lo primero que pensé es dónde va a ser. Fue muy distintivo haber escogido la Universidad Católica, porque mucha gente dijo que, por el prestigio de esta Universidad, el congreso iba a ser muy bueno, mientras nosotros decíamos que, por el prestigio de la Católica, esto tiene que salir muy bien. Y salió.