Julia Eugenia Martínez desde Liberia: “No hay mejor recompensa”

5 de Junio, 2017 · Cuerpo Académico

Fotos gentileza de Julia Eugenia Martínez.

Fotos gentileza de Julia Eugenia Martínez.

La profesora Julia Eugenia Martínez, past president mundial de la Asociación de Mujeres Periodistas y Escritoras, viajó a Liberia para enseñar radio a grupos de mujeres profesionales. Desde Monrovia, la ciudad capital, escribe sobre un encuentro en Santiago de Chile que originó una experiencia en la que la enseñanza de sus alumnas ha ido de la mano con su propio aprendizaje sobre la situación política y la desigualdad de género a la que se enfrentan las mujeres del pais.

Por Julia Eugenia Martínez

Cuando la oportunidad aparece, hay que tomarla. Puede ser una misión voluntaria difícil pero cuando se hace con pasión no habrá mejor recompensa. Puede llegar a cualquier edad y parecernos un salto al vacío. Sin embargo, igual que a los trapecistas, la red de seguridad nos acogerá si vamos cayendo y ese sostén son los amigos.

La oportunidad de trabajo voluntario nos está esperando a la vuelta de la esquina. Cuando surge, la primera reacción es: "Y qué gano yo con esto", la segunda: "Lo intentaré a ver qué pasa" y después de realizado: "Nunca tuve mejor recompensa".

En mi caso la oportunidad surgió en el XXII Congreso Mundial de la Asociación Mundial de Mujeres Periodistas y Escritoras (AMMPE). Por primera vez, tuvimos la participación de una periodista africana, Agnes M. Fallah Kamara Umunna que estaba terminando sus estudios en la universidad de Columbia. Consiguió apoyo y logró llegar a Chile para presentar su propia historia: los años de guerra civil en Liberia y su labor a través de un programa de radio para ayudar a la reconciliación y al regreso a la democracia.

En la inauguración del congreso que se realizó en la Casa Central de la Universidad Católica, que presidí y organicé -también como trabajo voluntario-, Agnes me regaló su libro And still peace did not come: A memoir of reconciliation. Al día siguiente cuando la felicité por este testimonio de lo que había sido su trabajo en la radio me propuso llevar AMMPE a África para realizar un seminario de producción radial para jóvenes periodistas.

La profesora Julia Eugenia hizo las clases de forma voluntaria con apoyo logístico de la Embajada de Estados Unidos en Monrovia.

La profesora Julia Eugenia hizo las clases de forma voluntaria con apoyo logístico de la Embajada de Estados Unidos en Monrovia.

Pensé que si solo una periodista africana pudo asistir al congreso entonces sería AMMPE la que iría a África a formar en Monrovia, Liberia, el primer capítulo africano de la organización para desde allí extenderlo al resto de un gigantesco continente integrado por 56 países. Audaz sueño, pero por qué no intentarlo.

Durante cuatro meses preparamos lo que serían tres días de seminario. La embajada de Estados Unidos en Liberia nos ofreció sala y alimentación. La Female Journalists Association of Liberia (FeJAL) se interesó en participar y motivó a las periodistas a asistir. El National Democratic Institute (NDI) propuso que al término del seminario realizáramos un encuentro entre periodistas y candidatas a la próxima elección parlamentaria.

Este encuentro fue una manera de poner en contacto a los dos sectores que querían plantear sus realidades. Las periodistas subrayaron la dificultad que tienen para que los editores les asignen cubrir eventos políticos, ya que consideran que es un trabajo para varones, los que a su vez reportean preferencialmente lo que los candidatos proponen.

Las mujeres interesadas en participar en política afirmaron que cuentan con menos recursos y no pueden invitar a la prensa a cubrir su trabajo en las regiones. Se aprovechó también de dejar en claro que las periodistas no están para promover a una determinada candidata ni menos pueden aceptar dinero por lo publicado.

Las 27 periodistas que asistieron al curso compartieron sus historias y dieron cuentas de las brechas de género que aún existen en Liberia.

Las 27 periodistas que asistieron al curso compartieron sus historias y dieron cuenta de las brechas de género que aún existen en Liberia.

En total fueron 27 periodistas las que participaron en el seminario que incluyó: las características del medio, técnicas para una buena entrevista, escribir para radio y cómo cubrir una elección presidencial (será en octubre de este año). Se puso especial énfasis en el uso de las redes sociales, tema que estuvo a cargo de Chisomo Ngulube, periodista de Malawi que vino desde Estados Unidos donde estaba finalizando una Fellowship en la Universidad de Harvard.

El encuentro terminó con evaluación y sugerencias. Sin embargo, lo más importante fue la activa participación del grupo que dedicó tres días y medio a realizar este entrenamiento. Querían avanzar en una labor que enfrentan a diario y compartir sus experiencias, escuchar nuevas técnicas y plantear también lo que son sus sueños para los próximos dos años. Las tres profesoras estuvimos de acuerdo en que no hay mejor recompensa que el trabajo voluntario, pagado con creces por el entusiasmo de las participantes y lo mucho que aprendimos para realizar el próximo seminario en Malawi.