Javier González y su premio a Cannes: “Es difícil dimensionar todo lo que voy a aprender y vivir allá”

4 de Mayo, 2015 · Facultad

El alumno de 4º año de Publicidad fue el ganador de una beca en la Roger  Hatchuel Academy como parte de la iniciativa de la Facultad de aliarse académicamente con los organizadores de la competencia Cannes Young Lions.

JavierGonzález

Por Cristóbal Venegas.

27 alumnos de nuestra Facultad participaron en la competencia Students que formaba parte del Cannes Young Lions Competition. Fue la primera vez que la selección se realizó en la Facultad, la que participó como aliada académica del concurso. Al término de la jornada, el jurado presidido por el gerente general de la ACHAP, Jorge Jarpa, dio por ganador a Javier González quien obtuvo una beca de una estadía de una semana en la Roger Hatchuel Academy de Cannes, Francia, donde tendrá la oportunidad de compartir con publicistas de todo el mundo.

Primero Javier, ¿nos podrías explicar en qué consistió la campaña con la que ganaste el concurso?

- El brief que nos pidieron no era de una marca en específico sino sobre la desconfianza social que existe en Chile: atacar cómo la gente era muy desconfiada con el prójimo. Casualmente se dio justo esa mañana que mi mamá, que es súper católica, me dice algo con sor Teresa, porque mi mamá tiene algo con sor Teresa. Y pensé: la gente está creyendo en eso, pero meterse ahí es complicado. Traté de aplicarlo a la realidad: todo el mundo hoy en día está así de enfocado a la tecnología. Quise hacer una campaña que fuese ad hoc a dónde está la gente  ahora: la gente está en el teléfono, en el tablet, la gente está en las telecomunicaciones. Yo la vuelta que le di fue que la gente no le tiene miedo a los otros en la calle, sino a los peligros de la calle. Y eso se elimina en el mundo digital: allí la gente no tiene miedo de compartir cosas súper personales con gente que no conoce. La campaña lo que intentaba era transparentar esta relación que se da entre desconocidos en la web. Lo que me dijo una de las juezas es que la final fue un contra-brief, porque yo les propuse un plano donde no había desconfianza social. El objetivo era transparentar que hay gente que está compartiendo conocimientos de manera desinteresada, y gente que está tomando conocimientos sin saber quién los puso ahí. El objetivo principal era potenciar el uso que se hace de estas aplicaciones, transparentando las relaciones que se dan dentro.

¿Y cómo fue que lo transparentaste finalmente?

- Uno de los objetivos era tratar de indexar todas estas aplicaciones: un catálogo, una web. Desde dudas como qué cocinar hoy día, hasta qué tal son las películas, un portal que te diga todas las redes y aplicaciones que hay, con sus diferentes temas a tratar, y potenciarlo. Usar al mismo tiempo publicidad en la radio, en la vía pública: que te diga cómo y dónde puedes tener información de otros usuarios. Sería gratis, porque estas aplicaciones son todas gratis ya que los contenidos son generados por las personas. Y también invitar a compartir conocimientos. Hay aplicaciones para todas esas cosas, pero no se han masificado. Hay un montón de gente que se pierde oportunidades bacanes porque no sabe que puede llegar a ellas.

¿Y cómo fue el momento en que te enteraste de que habías ganado?

- Fue todo súper rápido: dos horas y media para trabajar, y yo tuve de esas una hora y media para investigar y darle curso a la idea que tenía. Al final salí, entregué, pasó media hora y dije: pucha, quizás lo que hice está mal, probablemente me fui por las ramas. En la premiación estaba sentado atrás, quería estar ahí para acompañar a mis compañeros que tienen mucho talento y habilidades. Y el momento en que me nombraron en verdad fue súper rápido, y yo no me di cuenta: no supe qué hacer, cómo reaccionar, en verdad fue muy inesperado. Yo estaba sentado como al medio de mis amigas, y en el momento en que me premiaron me costó mucho llegar adelante porque yo estaba en shock y mis amigas me felicitaron, lloraron, fue súper confuso en verdad. Me pidieron que dijera unas palabras, pero no sabía qué decir aparte de agradecer a los profes, igual lo que hice fue aplicar todo lo que he aprendido en los talleres.

 ¿Y cómo fue que le dijiste a tu familia?

- En el momento les mandé un WhatsApp con el diploma a la familia y me dijeron “ah bacán, ¿y eso qué significa?”. Querían saber qué había ganado yo, y yo nunca les conté  nada, porque es mala onda cuando uno le cuenta a todo el mundo un proyecto y al final sale mal, entonces fue como que me quede callado hasta que concursé y ahí todos se enteraron de qué estaba pasando. Cuando llegué a la casa no me creían. Tuve que explicarles y ahí estaban muy felices.

 ¿Qué esperas entonces de tu semana allá (en la Roger Hatchuel Academy de Cannes)?

- He tratado de averiguar en internet, y dentro de lo que tengo entendido es una semana full con actividades desde las ocho de la mañana, clases con gente de la industria muy importante. Es difícil dimensionar todo lo que voy a aprender y vivir allá. Pero viendo todo lo que es el festival en sí, la gente que está allá y todo lo que va a pasar, me da la sensación de que va a ser una semana súper intensa y enriquecedora. Es primera vez que viajo solo.

Con respecto a tu vocación ¿Cómo fue que llegaste a publicidad?

- Cuando salí de mi colegio técnico, no sabía lo que quería, me gustaban muchas cosas del área pero no sabía qué en específico. Me metí al College de artes y después me metí a tomar ramos de Comunicaciones. La cuestión va por este lado. Entre todas las cosas que me gustaban estaba el cine y quería estudiarlo en “Valpo”. Y claro después estando en College me di cuenta de que tenía la posibilidad de Dirección Audiovisual acá. Tomé un ramo de producción y no fue la mejor experiencia en realidad, porque si bien no me fue mal sentí que no me llenaba. Y justo surgió que iba a aparecer la carrera de Publicidad. Hice dos años de College y me pasé a Publicidad. Y como te decía, cuando era chico tenía muchos intereses en muchos áreas y en la publicidad hay espacio para todos: fotografía, cine, literatura, como que la publicidad te da la flexibilidad de estar constantemente metiendo ingredientes de otras disciplinas en algo funcional, en algo que puede ser tu pega, que te puede dar para vivir.

¿Y cuándo te vas?

 - En verdad estoy súper en nada todavía, no sé cuánto tiempo voy a estar y todavía todo está muy en blanco pero agradezco a la Universidad la oportunidad de traer el festival de Cannes, es bacán que las cosas que estás haciendo y aprendiendo tienen sentido y dan frutos súper concretos. Igual estoy un poco asustado pero a sacarle provecho no más. Es la semana del 21 de junio, es encima y no tengo tiempo para preparar nada. Me estoy haciendo el tonto con el estrés universitario igual (ríe).