James Katz, Scott Campbell y Julieta Shama iniciaron la primera mesa de exposiciones en el encuentro MoReSantiago

En la primera versión del encuentro de Móviles y Redes, el director de Emerging Media Studies en la universidad de Boston, el académico de la Universidad de Michigan y la Head of Media Partnerships de Facebook Cono Sur, dieron el pie inicial a las exposiciones con la temática de “Lo móvil en el centro”.

Por Rocío Cano Muñoz

El primer día del encuentro MoRe Santiago, se iniciaron las mesas de exposición, siendo la primera marcada por tres expositores internacionales con charlas en inglés y español. El primero en exponer fue James E. Katz, pionero en la investigación sobre consecuencias sociales del uso de tecnologías y director de Emerging Media Studies en la universidad de Boston. 

Los temas tratados por Katz fueron desde cómo la comunicación a través del móvil conquista el mundo, las redes inteligentes, los robots y los desafíos a futuro. 

“La comunicación global está en todas partes, a lo mejor no nos damos cuenta qué tan común es pasar días y noches con nuestros celulares. De hecho, la mayoría de los humanos en el mundo del oeste duermen si no con un compañero, con su teléfono. Pero no solo en el oeste, sino en diferentes países como Japón, Australia, España, cuando se levantan empiezan a usar el celular. Los jóvenes pasan más tiempo con celulares que con otra gente, incluyendo gente que aman”, analizó el expositor, quien entregó cifras de Estados Unidos que muestran que el 38% de los adultos nunca se desconecta de su Smartphone. Que sólo el 7% apaga su celular completamente en vacaciones. El 89% chequea su celular muchas veces en el día y un 36% está constantemente chequeando su celular. Que un 39% de los millenials dice que interactúa más con su celular que con alguien o algo y que los adolescentes pasan 9 horas diarias en las redes. 

“Nuestras relaciones cara a cara son vitales para ayudarnos a ser las personas que somos, y el desplazamiento del cara a cara, presenta un mayor desafío hacia adelante”, añadió Katz, quien ejemplificó con un estudiante que vio en un museo en Nueva York, escondido detrás de uno de sus compañeros para usar su teléfono. “El problema de cómo aceptamos socialmente estas tecnologías es importante”, dijo Katz. 

El expositor también indagó en las cifras de accidentes leves y fatales en EEUU por el uso del móvil, y el cómo la información entregada a este también puede ser útil para las autoridades. Además, expuso acerca de la automatización de la interacción y emoción a través de los dispositivos –como un automático saludo de cumpleaños feliz en Facebook-, y sobre cómo Google por ejemplo, recolecta nuestra información para más tarde ofrecernos productos o servicios basados en nuestras preferencias. 

Finalmente, el ejemplo utilizado por Katz para mostrar el funcionamiento de robots e inteligencia artificial y su relación con la gente, fue el programa Azuma Hikari, una asistente holográfica para solteros, que comparten su hogar con este personaje proyectado en un contenedor. “Estoy muy impresionado del hecho de que este hombre esté feliz (con la asistente), pero le quita las dificultades de una relación con un humano. Podemos imaginar como más y más irán a estas cosas artificiales que con otros humanos: con resultados de más soledad, menos familias, y menos niños”, explica Katz, quien añadió que “hay riesgos sicológicos, políticos y filosóficos, pero también, grandes oportunidades. No podemos dejar a la tecnología decidir cómo deberíamos vivir. Necesitamos buenas políticas para crear reglas y regulaciones que protejan nuestra privacidad,es decir, libertades políticas, y la calidad de nuestras relaciones sociales”. 

 

La segunda exposición guiada por Scott Campbell, académico de la universidad de Michigan y colaborador del área de comunicación móvil en el centro Pew Internet & American Life Proyect, abordó cómo, según él, la tecnología por sí misma no es buena ni mala, sino que depende de cómo la usamos, y del pánico sobre la “adicción al celular”, que él postula es un hábito del que debemos estar concientes. 

Dentro de la exposición, Campbell destacó por qué lo móvil se distingue de otros medios, mencionando las tasas de adopción de los aparatos sin precedentes, el costo, lo móvil versus aparatos que necesitan un lugar para su uso, interacción y expectativas de accesibilidad. “Comunicación móvil es la primera tecnología que nos provee acceso directo del uno al otro, versus conectándose desde un lugar. Podemos estar en cualquier parte, en cualquier tiempo”, dijo Campbell, y añadió que las expectaciones de accesibilidad son más fuertes que antes; en EEUU, un 72% de los adolescentes sienten que deben responder inmediatamente a mensajes de texto o a redes sociales. 

“No tenemos que ir a rehabilitación, sino ser concientes de lo que hacemos”, afirmó el expositor ante la idea de adicción generalizada del móvil, que él compatibiliza con un hábito, en donde analiza la soledad como concepto que no ha sido estudiado nuevamente sobre la base de la comunicación móvil. 

La última expositora de la primera mesa fue Julieta Shama, Head of Media Partnerships de Facebook Cono Sur. A diferencia de las presentaciones anteriores en inglés, la argentina, quien desde Buenos Aires lleva la relación de Facebook y los medios, analizó el cómo pensar en producir contenido para móviles. 

Julieta Shama se basó en las cifras que dicen que hay 14 millones de usuarios de internet en Chile, y 13 millones de usuarios de móviles en nuestro país. Shama explicó que 12 millones de personas entran a Facebook todos los meses. Un 76% de los usuarios activos mensuales ingresan cada día, y 11 millones de personas entran a Facebook desde dispositivos móviles cada mes en Chile. 

“Quienes trabajamos en los medios, leíamos diario en la mañana y TV en prime time… Hoy es todo el día, estar en móvil, es estar despierto, estar dormidos es no estar conectados”, analizó la expositora, y añadió que “uno de los cambios más fuertes en estos ecosistemas de feed es la idea que no hay nada pasivo en mobile. Nuestra audiencia tiene el poder de decidir a donde ir, volver a ver algo que vio en la mañana, o acelerar el paso por el feed. Hoy por hoy, es el consumidor el que tiene el poder y esa acción on demand”. 

Shama enumeró tres características del consumo en celulares, como la idea de la curadoría –que nos permite ordenar aplicaciones en el teléfono y ver cómo accedemos a nuestro contenido, por ejemplo-, la personalización y el enfoque on demand. Nuestro consumo de contenido en teléfonos móviles es en todos lados, no importa donde estemos, es rápido, y es frecuente. Entramos un montón de veces a lo largo del día, y nos exige pensar contenidos tal vez de más corta duración, de más rápido entendimiento, y entender que la persona va  a consumir en lugares donde no puede prender sonido, o donde tiene periodo corto para consumir”, explicó Shama. 

La expositora ahondó en el valor del tiempo y en cuán dispuestos están los usuarios a esperar un tiempo de carga de un video o noticia, en donde destacó los Instant Articles, que permiten alojar noticias dentro de Facebook, que no tienen tiempo de espera en carga. Además, Shama dijo que dentro de cinco años, el tráfico de móviles –que según ella vienen del video- subirá de un 50% a un 75%. En ese mismo punto explicó la importancia de las segundas pantallas, y de cómo se debe atrapar a la audiencia tanto en la televisión como –cuando van a comerciales- en móviles. 

Respecto al contenido que considera exitoso en Facebook, Julieta  Shama nombró finalmente la conexión emocional, el consumo simple, la perspectiva local e historias inspiradoras, que generan que los contenidos se compartan naturalmente.