Jaime de Aguirre: “La calidad de la tv se garantiza con la capacidad de producir contenidos en sintonía con las audiencias”

4 de Octubre, 2012 · Sin categoría

El director ejecutivo de Chilevisión estuvo en la facultad y conversó con los profesores Fernando Acuña y Valerio Fuenzalida sobre los cambios que traerá el nuevo sistema de televisión digital.

 

“Va a ser como un gatopardo: todo cambia para que vuelva a ser igual. Al final los que van a hacer televisión serán los que sean capaces de hacer contenido, de contar cuentos”. Jaime de Aguirre, director ejecutivo de Chilevisión, resumió así su punto de vista sobre el futuro de la televisión en Chile.

 

Durante el tradicional Viernes de Medios de la facultad, el ejecutivo conversó con los profesores Fernando Acuña y Valerio Fuenzalida respecto a los desafíos que la inminente aprobación de la ley de televisión digital traerá para la industria.

 

Para el académico Valerio Fuenzalida, la televisión digital ofrece a la tv abierta la posibilidad de segmentar más el contenido, por lo que los canales tendrán que optar –y arriesgarse- a mantener su masividad o segmentarse. Para de Aguirre la segmentación es complicada en televisión de libre recepción porque –a diferencia del cable- se financia sólo con publicidad: “nosotros estamos impedidos de pedirle plata al usuario aunque haya disposición a pagar”.


Jaime de Aguirre partió en TVN  y luego llegó a Chilevisión (Foto Prensa UC)

 

El profesor Fernando Acuña enfatizó que hay que aprovechar de ver las experiencias de otros países que ya han gozado de la tv digital. Mencionó a  España, donde llegaron a entregarse más de mil concesiones de televisión abierta y el resultado fue una gran cantidad de tv basura. De Aguirre respondió que en el país ibérico se refundieron varias cadenas porque la gran competencia las llevaba a la quiebra: “la calidad de la televisión no se garantiza con mejor tecnología, sino con la capacidad de producir contenidos en sintonía con el público”, afirmó el ejecutivo.

 

Sobre la televisión digital en Chile, de Aguirre opinó que si bien mejorará la calidad de imagen y audio, eso no significa necesariamente que mejoren los contenidos o las finanzas. Es más, él sospecha que los ingresos bajarán: “La reflexión que uno hace es quién lo financia. Porque la torta publicitaria no va a crecer por el mero hecho de que haya más canales. Al revés, lo más probable es que crezca un poco, pero se reparta en muchos y entonces los canales obtienen menos recursos para hacer lo que todo el mundo busca: televisión de calidad”.

 

El profesor Valerio Fuenzalida se planteó la posibilidad de que la alianza de CHV con Turner le permitiría moverse en la producción internacional, y eso podría generar una fuerte demanda de productos audiovisuales al país. Sin embargo de  Aguirre aclaró que en Chile “hay un cierto divorcio entre las necesidades detrás de la televisión y las opciones artísticas que hace la industria audiovisual, particularmente en el cine”. Para él, si bien hay producciones que transitan bien entre el cine y la tv (como las películas “Kramer vs Kramer”, o  “NO”), la mayoría de los realizadores audiovisuales no tienen formación para conocer su país y producir en televisión, sino para competir en festivales como San Sebastián o dedicarse al cine.

 

Al respecto, Fernando Acuña opinó que “empresarialmente, las productoras no logran desarrollarse, sienten que los canales de televisión les bajan el presupuesto enormemente y por esa razón las productoras independientes no han crecido en Chile.” De Aguirre piensa que, en general, la industria independiente no entiende a la televisión en sus propios códigos y hace cosas que a dicha plataforma no le sirven masivamente. Agregó que -a su juicio- es lo mismo que sucede con el Consejo Nacional de Televisión, que a veces financia producciones que sólo se pueden emitir a la una de la madrugada “porque el público no las quiere ver a otra hora”.

 

Sobre las nuevas formas de ver televisión (vía smart tv o internet) y las tendencias en países asiáticos, en que las películas se ven más vía streaming que por televisor, el profesor Fuenzalida le preguntó a Jaime de Aguirre cómo esperan que reaccionen las audiencias en Chile y si ellos también se saltarán el canal y verán televisión vía internet. De Aguirre opina que es probable que la forma en que se vean los contenidos cambie drásticamente. “Preocupémonos por los contenidos. Va a ser lo único que será apreciado o no por las audiencias”, aconsejó.

 

Al término del Viernes de Medios, el profesor Fernando Acuña contó que en el año 2003 la consultora McKinsey pronosticó que CHV lideraría la televisión chilena. Años más tarde, el canal tuvo el liderazgo, pero hoy lo ha perdido. Jaime de Aguirre contestó que para ser líderes hay que ser relevantes socialmente y tener la suficiente libertad editorial para pensar en el futuro. “No me importa si somos primeros, segundos o terceros. Quintos es un poquito duro. Pero esto tiene dos pilares: relevancia social y sustentabilidad económica”.