Investigación revela adicción de los chilenos a las series: Al 82,8% le cuesta dejar de ver la serie si está disponible el próximo capítulo

26 de Octubre, 2016 · Facultad

Más de la mitad de los encuestados reconocieron dormir menos por quedarse viendo su serie favorita (52,9%), el 76,9% ha seguido viendo capítulos a pesar que tuvo la intención de detenerse y casi dos tercios empatiza tanto con los personajes que se imagina viviendo sus mismas situaciones (61,1%). Lo peor: el 22,3% siente que su vida de pareja es más monótona debido a que pasan mucho tiempo viendo series. Estos son algunos de los resultados del estudio The Netflix´s way of live, la primera investigación que mide el impacto de las series en la vida de los chilenos, realizada por la Facultad de Comunicaciones UC y la agencia digital MediaInteractive.

Era un fenómeno difícil de obviar. Es el tema de moda. En el trabajo. En la casa. En todas partes. De hecho hoy el 87,3% de la población con acceso a internet en Chile consume series de forma periódica, y en su gran mayoría ven al menos dos capítulos de corrido, lo que se conoce como “maratones”. Esto es consistente con la cantidad de tiempo que hoy las personas consumen contenido audiovisual online, donde el 37,6% de los chilenos ha estado 6 o más horas mirando de manera continua en este formato durante el último año.

Para Alan Gringras, CEO de Media Interactive y Director de Integración Digital para LATAM de Omnicom Group, una de las principales riquezas de esta nueva forma de consumo en formato streaming es que se ajusta perfectamente a los gustos de los usuarios al presentar el contenido de forma personalizada, lo que ha cambiado cómo hoy las personas consumen contenido, transformando también sus expectativas. Formatos como Hulu, Netflix, y Amazon’s Instant Video permiten el desarrollo de una experiencia única que se ajusta al interés del usuario, y eso transforma también sus expectativas y los hace seguir consumiendo el contenido de preferencia.

¿Pero cuán adictos son los chilenos? Hoy más de la mitad de la población nacional con acceso a internet ha dormido menos por quedarse mirando series (52,9%), un 82,8% dicen no poder resistirse a la tentación de mirar el siguiente capítulo una vez que ven el recuadro anunciándolo y es tal la atención generada, que casi dos tercios visualiza las situaciones que le suceden a sus personajes les podría suceder a ellos mismos (61,1%). Es más, el 23,8% se ha visto pensando o hablando como lo haría un personaje de la serie, y el 29,1% pienso muchas veces en el día en ver su serie favorita, a pesar de no estar online o frente a la TV.

Para Daniel Halpern, académico e investigador de la Facultad de Comunicaciones UC, esto se debe a que hoy las personas han visto un ideal a seguir en estos personajes y que en muchos casos anhelan imitar. “El problema no es el ver series per sé, sino el comenzar a contrastar las vidas personales con las de Netflix y en esa comparación buscar ser así, porque las vidas de los personajes son mucho más interesantes y entretenidas que las de nosotros”.

Esto se ve de forma más evidente con las parejas. Hoy el 33,6% ha comparado mentalmente a sus parejas con los personajes de las series, para el 22,6% de los encuestados su vida de pareja se ha tornado más monótona debido a que pasan mucho tiempo viendo series y que un 21,6% ha preferido quedarse viendo series antes que salir con sus parejas.

Si bien el ver series es un fenómeno transversal, los jóvenes son mucho más asiduos y casi la mitad ve maratones todas las semanas. Los que rindieron la PSU este año reconocieron que las profesiones de los personajes pesaron más en la elección de sus carreras que la de sus propios familiares. Destaca también el hecho que el 28,3% de los jóvenes dijo admirar tanto las vidas de los personajes, que buscan terminar cuanto antes sus responsabilidades para poder ver la serie, reforzando la tesis de Halpern.

La encuesta se realizó entre el 5 y el 28 de agosto de 2016 a 755 personas con acceso a internet. Para asegurar una representación de la población online en Chile, se utilizó el panel online del think tank TrenDigital de la Facultad de Comunicaciones UC, cuya composición se basa en la encuesta CASEN. Además, se realizó una encuesta a 170 jóvenes entre 18 y 20 años que rindieron la última PSU.

El estudio completo se puede revisar aquí.