Ingrid Bachmann: “La AEJMC comprendió que tiene todo un mundo por descubrir”

A una semana de la Conferencia Regional Internacional realizada en la Facultad, Ingrid Bachmann e Isabel Margarita Gómez hacen un balance del evento y su organización.

Por Alejandra Pavez

_19326

La idea fue parte de las promesas de Paula Poindexter en su campaña por la presidencia de la Asociación para la Educación de Periodismo y Comunicación Social de Estados Unidos, AEJMC, cargo que asumió en 2014. El objetivo original era incorporar una locación internacional para la conferencia anual de la Asociación, pero finalmente se optó por hacer una segunda conferencia en el año.

Tener a Santiago como sede fue una mezcla de factores. Por una parte, lo más cercano para ellos era Latinoamérica y en segundo lugar, Poindexter se enfocó en países donde tuviera exalumnos de doctorado que pudieran colaborar en la organización y ahí las opciones se redujeron a Brasil y Chile. Pero los eventos que estaba organizando Brasil, como el Mundial de fútbol y los próximos Juegos Olímpicos lo hacían muy caro como locación. Así partió la exploración en Chile.

En 2014 vino la primera comisión exploradora de la Asociación, que se reunió con distintas universidades y medios de comunicación para ver, por un lado, si había reacciones positivas a la posibilidad de tener una conferencia regional y por otro coordinar desde ya temas logísticos, de traducción, convocatoria, etc.

En su primera visita la decano Silvia Pellegrini les ofreció la Facultad como sede. Ese mismo año, la comisión visitó Chile por segunda, encabezada por Paula Poindexter y la presidenta electa de la Asociación para 2015, Elizabeth Toth. Esa fue la oportunidad en que se concretó el proyecto y se formó la comisión organizadora, a la que se invitó a la exalumna de Paula Poindexter y profesora de la Facultad, Ingrid Bachmann, a participar como “Co-Chair”.

“Desde ese momento se comenzó a trabajar con todos los temas prácticos y logísticos” explicó Ingrid Bachmann, la convocatoria de papers, la fecha y cómo organizar la conferencia en general.

“En mayo (de 2014) Ingrid me avisó que venía este evento y en octubre lo confirmó. Como era una cosa tan grande y tan importante se empezó a planificar desde ahí”, contó Isabel Margarita Gómez, productora general y coordinadora de Extensión de la Facultad.

Desde ver las salas, la traducción y todo lo que se tenía que reservar con mucha anticipación, hasta la convocatoria de papers  y paneles fue lo que se comenzó a trabajar un año antes de la conferencia.  “Tuvimos reuniones una vez al mes. Cada vez empezamos a acotar más las cosas, hasta que llegamos al día”, dijo Isabel Margarita.

Un año antes de la conferencia se realizó el llamado para los papers y paneles que se presentarían en la conferencia. En total llegaron casi 100 trabajos que fueron revisados por 65 evaluadores, explicó Ingrid.

Para los paneles se pidieron propuestas de temas, que consideraran de tres a cinco panelistas privilegiando los que incluyeran gente de diferentes afiliaciones, países, universidades e idealmente diferentes idiomas. En ese contexto, la Facultad propuso alrededor de 9 paneles y se aprobó casi la mitad.

Otro aspecto importante fue la presencia de un grupo de 6 alumnos presentes durante toda la conferencia quienes actuaron como asesores de producción en terreno. Antonia Espic, Belén Miranda, Camila Gómez, Martín Vilaplana y Christopher Ulloa son parte de un grupo de alrededor de 100 alumnos, todos con promedios sobre 5.0, que son convocados por Isabel Margarita Gómez para trabajar en los distintos eventos de la Facultad.

Los alumnos trabajaron en acreditación, como encargados de sala para chequear que se cumplieran horarios, cargar presentaciones y ser fuente de información permanente para los participantes. Además tuvieron la oportunidad de escuchar algunas de las ponencias que se desarrollaron.

 

Balance final

Para Isabel Margarita el desafío principal fue poder lograr, junto a su equipo compuesto por Pamela Farías y la alumna Rocío Contreras, una conferencia igual a las que la Asociación realiza en Estados Unidos.

“Quedé feliz con este evento, por supuesto que hay cosas que tenemos que mejorar” explicó Isabel Margarita tras el fin de la conferencia, pero “es poco en este evento y yo creo que por que lo planeamos con bastante tiempo” y porque su contraparte académica, Ingrid Bachmann “fue un aporte al 100%”.

Por su parte, Ingrid consideró la conferencia como un buen punto de partida para empezar a replicar este tipo de eventos porque hay interés por desarrollarlos en Latinoamérica. “Se cumplieron todos los objetivos de dar a conocer la AEJMC y de empezar a ver que existen otras opciones de contactar a gente de la industria y de los medios para debatir de temas”, explicó.

“Esta conferencia motiva a la AEJMC a que abra los ojos y vea que puede crecer mucho más en términos de internacionalización. Este evento lució a la Facultad. Esta Facultad ya tiene experiencia organizando este tipo de eventos, pero ahora funciona casi como reloj y podemos ser este núcleo para atraer investigadores de diferentes lados”, concluyó Ingrid.

_19290