Gonzalo Saavedra y el patrimonio de la UC: “La Católica no hace nada convencional en ese sentido. Y tampoco iba a hacer un libro convencional sobre su arquitectura”

19 de Junio, 2016 · Escuela Periodismo, Facultad

El académico de la Facultad trabajó como editor del libro "Patrimonio arquitectónico UC" y también realizó entrevistas a los tres últimos rectores de la universidad, donde destaca que logró “sacarle la foto” a cada uno de ellos.

Por Diego Escobedo

A fines de mayo se lanzó el libro "Patrimonio arquitectónico UC: Fragmentos de una Obra", libro que reúne fotografías de los cinco campus y de las cuatro estaciones científicas de la universidad repartidas a lo largo del país.

El libro describe detalladamente la formación de la UC y de su identidad arquitectónica a través de las fotografías en blanco y negro de Phillipe Blanc, y de tres entrevistas realizadas a los rectores Juan de Dios Vial Correa, Pablo Rosso e Ignacio Sánchez, hechas por el profesor de la Facultad de Comunicaciones Gonzalo Saavedra, quien también se desempeñó como editor del libro.

Saavedra cuenta que lo invitaron a participar como editor tras sugerir que sería buena idea entrevistar a los tres últimos rectores, cuando el proyecto ya llevaba un año y medio en marcha. “Esto no solamente era hacer las entrevistas, sino que como había textos de autores tan importantes como Fernando Pérez, profesor de arquitectura, y la Sol Serrano, vicerrectora de investigación e historiadora, necesitaban que alguien interviniera ahí y ayudara en los casos en que fuera necesaria la redacción, y a veces re-redacción, de algunas partes de esos textos. Que es básicamente lo que hace un editor, que lee y arregla pensando en el lector”, afirma el académico, quien dice sentirse feliz y orgulloso de haber participado en este proyecto.

Para Saavedra, fue gracias al equipo que se constituyó, que incluyó a Fernando Pérez, Sol Serrano, y al fotógrafo y arquitecto Phillipe Blanc junto a Ximena Ulibarri, profesora de la escuela de diseño, que logró forjarse un libro que, afirma, se sale de la convención. “Aquí hay una intención editorial que pretende mostrar lo que tiene la Católica en términos de patrimonio arquitectónico, que pretende mostrar lo pionera que ha sido la Católica, desde este edificio, la Casa Central. Ya me lo decía el rector Sánchez. Si uno pasa por la Alameda en la actualidad, es muy difícil ignorarlo. Entonces, ¿cómo habrá sido este edificio en 1910? Vial me contaba que cuando venía a inscribirse en la escuela de medicina, el edificio era muy imponente. Evidentemente sigue siéndolo. Pero imagínate, estamos a cien años de eso, era muy imponente y muy revolucionario para su tiempo. San Joaquín también fue revolucionario en el momento en que se construye en la década de los 60, hoy quizás el edificio más emblemático sea el Centro de Innovación de Aravena, pero antes también estaban las Torres Yahoo. La Católica no hace nada convencional en ese sentido. Y tampoco iba a hacer un libro convencional sobre su arquitectura”.

¿No es un poco arriesgado escoger una mirada autoral, pensando que esa subjetividad se puede prestar para dejar de lado algo más?

“Yo diría que al revés, se vio que era valiosa una mirada autoral, y no institucional. Cualquier universidad que se manda un libro como este, uno esperaría convención. Los edificios enteros, todo en colores, con un cielo muy azul, con la cordillera atrás, en fin. Porque esa es la convención. En cambio, esta era una manera de mostrar la arquitectura que había construido esta universidad en más de cien años, sí, con ojo de autor, pero también le hace muchísima justicia a la arquitectura en la fotografía. Y a veces esa justicia se puede hacer de mejor manera con un ojo autoral que con un ojo desaprensivo y neutro (…) Yo te diría que nadie actúa neutramente en ese libro”.

Saavedra afirma que para las entrevistas también hubo una clara intención editorial, que estuvo orientada a  rescatar recuerdos de cada uno de los rectores. “No fue fácil tampoco. No es la típica entrevista que uno hace como periodista. Una de las cosas que aparentemente bien logré, y que me han comentado, es lograr sacarle la foto a los rectores”.

Según el académico, el rector Vial (1984-2000), es el que tiene más historias, y quien representa el “empeño” de la UC. Ya que le comentaba durante la entrevista que, al recordar la universidad en la época en que estudiaba medicina, le daba “pena pensar en lo pobre que era”. Escasez de recursos que se mantendría hasta la construcción del centro de extensión, edificio que, según el exrector, “lo hicimos con las puras ganas”.

El rector Rosso (2000-2010), en cambio, muestra una faceta más bien de esteta. Durante su gestión, le importó mucho la arquitectura desde un punto de vista artístico. Según contó, el edifico que más le gustó construir fueron las Torres Siamesas, ya que tienen “lo que debe tener toda obra de arte, que provoca”. También se destacó durante la entrevista su labor en el rescate del patrimonio pictórico de la Católica y de la colección Joaquín Gandarillas.

Mientras que el actual rector, Ignacio Sánchez (2010-), representa la transición del patrimonio arquitectónico al patrimonio territorial. Ha sido durante su gestión que la UC consiguió la concesión de las estaciones de Las Cruces, Alto Patache y Bahía Exploradores, con lo cual, según Saavedra, Sánchez viene a representar la visión de futuro. “La Católica no se contenta con lo que es. Está pendiente también de qué es lo que será. Y eso lo ves en la arquitectura, pero también en este avance territorial. Y este rector ha sido un promotor especial de eso”. 

 ¿Qué interpretación hace usted del patrimonio arquitectónico de la UC? ¿Qué simboliza, qué mensaje transmite?

“Creo que no puedo tener una opinión tan independiente una vez que he escuchado a los rectores hablar sobre ello. Me gusta este carácter pionero que tiene la arquitectura en la Católica. Me gusta que, cuando la gente entra a esta Facultad de Comunicaciones, que es del premio nacional de arquitectura Teodoro Fernández, que te digan “pucha qué lindo el edificio, qué choro, qué raro esa escalera”, de alguna manera que también provoque. Me gusta que la Católica no sea convencional en ese sentido y creo también que ese sello está en mucho de su arquitectura. Si la universidad no es pionera, ¿quién va a ser pionera en la arquitectura que produce, en el periodismo que produce, en la medicina que produce…?”