Fernando Acuña: “Este es el único lugar en Chile donde se desarrolla un proyecto y se deja listo para ser presentado”

18 de Enero, 2016 · Cuerpo Académico, Diplomados

El jefe de programa del diplomado en Producción Ejecutiva Audiovisual cuenta en qué consiste el trabajo de un productor y cuáles son las características que deben tener los postulantes que aspiren a liderar una obra audiovisual.

Por María José Navarrete

IMG_2634

Fernando Acuña es licenciado en cine con mención en producción ejecutiva de la Universidad de Valparaíso y ha sido productor ejecutivo de realizaciones para Discovery Channel, Channel Four, MTV, TVN y Canal 13. Actualmente es académico de la Facultad de Comunicaciones UC.

Él no forma sólo productores ejecutivos: tienen que ser creativos.  Es una condición especial. El productor es el que convoca a un equipo, desde el guionista hasta el director, y quien toma la decisión de adaptar un libro, una obra de teatro o un hecho cotidiano para convertirlo en una obra maestra audiovisual.

Lidera un gran equipo. Un equipo tan grande que se divide en departamentos, como el de arte y guión. El productor ejecutivo creativo tiene que conversar con los guionistas, corregir y dar instrucciones para cambiar la historia. También maneja el presupuesto. A diferencia del director del proyecto -que se responsabiliza de la estética y el contenido- el productor debe llevar un control global del proyecto.

Para los que les preocupa cómo financiar un proyecto propio, el profesor Acuña dicta un curso con 28 formas para financiar una obra. Principalmente se dividen en apoyos públicos –nacionales e internacionales- y privados. De los que entrega el estado chileno, los más importantes son el de la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO), el del Consejo Nacional de Televisión (CNTV) y el Fondo de Fomento Audiovisual del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA). De los internacionales, el más relevante para Chile es el Fondo Iberoamericano de Ayuda (Ibermedia). Aunque existan estas alternativas, el académico cree que se debe trabajar por conquistar el mundo privado, ya que allí las posibilidades son casi infinitas.

Perfil de los postulantes

Fernando Acuña explica que los estudiantes del diplomado en Producción Ejecutiva Audiovisual vienen principalmente de tres áreas. La primera es desde las comunicaciones: personas que estudiaron comunicación audiovisual y quieren especializarse, o periodistas interesados en documentales. En segundo lugar, llegan personas que estudiaron carreras relacionadas con la administración, como ingeniería comercial. El último tercio de los estudiantes está compuesto por abogados que su vocación está en el audiovisual y se dan un año intenso en sus vidas.

“Es un año en que tienen que subir el Aconcagua, que es algo absolutamente posible, pero es complejo. No es fácil. Este es un diplomado en el cual hay que trabajar mucho. Llegan los estudiantes con una idea de un proyecto y salen con un proyecto listo para presentarlo a un fondo concursable o en una comisión de inversionistas”, destaca el jefe de programa del diplomado en Producción Ejecutiva Audiovisual.

Aquellos que no tienen una base profunda en el audiovisual, deben hacer lo que Acuña llama “el propedéutico audiovisual”, que consiste en una investigación profunda para intentar nivelar. Agrega que los estudiantes del diplomado “tienen que ser personas que tengan la vocación de trabajar en el audiovisual. No aceptamos personas que vengan porque quieren tener un barniz cultural. Aquí nosotros buscamos gente que quiera trabajar”.

Llamado a postular

Fernando Acuña hace un llamado a todos los interesados: “Yo les quiero decir a todas las personas que tienen el sueño de hacer un proyecto audiovisual que este es el lugar para convertirlo en realidad. Es el único lugar en Chile donde se desarrolla un proyecto y lo vamos a dejar casi listo o listo para ser presentado a un fondo público o a un grupo de inversionistas”.