Facultad de Comunicaciones publicará dossier en Revista de reconocimiento ISI

16 de Junio, 2014 · Sin categoría

La profesora Rayén Condeza dirigió un trabajo de investigación sobre el consumo de noticias por parte de los adolescentes en Chile, que contó con el financiamiento de Conicyt y que será parte de la edición de julio de la publicación española Comunicar.

 

Por Lorena Wastavino

Con el objetivo de enriquecer el nivel de conocimiento en materia de comunicaciones  y de fortalecer el desarrollo profesional de sus alumnos en los distintos programas académicos que imparte, como de sus docentes, la Facultad de Comunicaciones UC,realiza importantes investigaciones en las distintas áreas que abarca la comunicación social y que han alcanzado reconocimiento internacional. Uno de estos proyectos es el desarrollado durante los últimos meses por la investigadora de Rayén Condeza en relación al consumo de noticias por parte de los adolescentes en Chile; sus conclusiones finales serán plasmadas en un artículo con reconocimiento ISI, del  Instituto para la Información Científica (Institute for Scientific Information), bajo el título El consumo de noticias de los adolescentes chilenos: intereses, motivaciones y percepciones sobre la agenda informativa”.

El artículo será parte de la edición de julio de este año de la reconocida revista científica bilingüe de Comunicación y Educación Comunicar, titulada Prosumidores Mediáticos. Normalmente esta revista cuenta con una convocatoria cercana a los 230 a 250 artículos científicos, de los cuales sólo un 10 por ciento es aceptado.

“Nosotros sabemos que cerca del 10 por ciento de los trabajos son aceptados, e incluso menos en el caso de los dossier, porque son todavía más especializados que los números generales y que es muy difícil quedar. Así que estábamos muy contentos de haber sido seleccionados”, enfatizó la profesora Rayén Condeza.

En cuanto a la convocatoria de trabajos, explicó que hubo “un llamado especial de la Revista Comunicar (…) y una de las líneas que venían era en el área de la responsabilidad social de los medios, de hacerse cargo de estos prosumidores mediáticos. Y encontramos que era bastante apropiado dar cuenta de los resultados”.

La investigación original, titulada “Uso de medios de comunicación y prácticas de consumo informativo de adolescentes chilenos en cuatro regiones del país” se inició en el año 2013 y contó con financiamiento del Fondo de estudios sobre el Pluralismo en el sistema informativo nacional, otorgado por la Comisión Nacional de Ciencia y Tecnología de Chile, Conicyt. En ella, Rayén Condeza fue la investigadora responsable y contó con el apoyo de los también profesores Constanza Mujica, Sebastián Valenzuela e Ingrid Bachmann como co-investigadores.

 

El proyecto nació como resultado del cruce de “los intereses de distintos profesores de los departamentos de la Facultad, unos relacionados con el periodismo, otros con jóvenes y política, otros con el uso de medios por los adolescentes hoy día. Nos interesaba realmente poder comprender un poco más qué pasa con la relación de los adolescentes chilenos y las noticias, si las están consumiendo o no, en qué tipo de medios, los temas que les interesan”, comentó la investigadora.

En relación a los resultados arrojados por el análisis se pudo evidenciar que losadolescentes “no sienten que los temas que les interesan y que les afectan, o que los motivan a informarse, estén representados en los medios y además consideran que cuando lo están, es decir, sí es algo que los interpreta en el sentido de información sobre ellos en cuanto a personas jóvenes, son representados de forma negativa o estereotipada”, agregó.

De todos modos, la profesora remarcó que este sentir de los encuestados no es nuevo.“Yo había estado a cargo del capítulo chileno de una investigación internacional, en la que participábamos ocho países de América del Sur, que se llamaba 'Conocer para Intervenir'. Estudiamos durante meses la representación de la infancia y la adolescencia en los medios y era exactamente lo mismo, pero era un análisis respecto del contenido (…) se produce una tendencia, independientemente de los años y de las preguntas puntuales. Ahí hay una distorsión realmente entre lo que hoy es agenda noticiosa para los periodistas y hay efectivamente una distancia con los temas que les interesan a los adolescentes”.

Sobre el origen de esta brecha, plantea que podría existir “porque probablemente los periodistas fuimos formados desde la idea de la fuente oficial, desde la idea del recurso a informarse a través de medios tradicionales”, a lo que se suma que hasta hace poco tiempo “no había habido tampoco una emergencia de los adolescentes como actores organizados, comunicacionalmente hablando. O sea, si pensamos desde 2006, lo que ha sucedido en términos de movimientos sociales, como los adolescentes, los jóvenes han estado en distintos movimientos, principalmente han liderado los de la educación, me parece que eran escenarios que no existían previamente en la agenda diaria de los medios. Fueron un momento en que realmente ciertos temas, cuyas fuentes son las personas más jóvenes, empezaron a estar muy presentes, y ya no puedes dejar de representarlos”.

Como cierre de la investigación, los docentes realizaron un seminario final en el que participaron editores de medios, periodistas, académicos y miembros de la Asociación Nacional de Investigadores de Comunicación de Chile, Incom. También se continúa el trabajo de preparación de artículos revelando las conclusiones finales y en junio de este año participarán en la Conferencia Latinoamericana de Comunicación y Política.

Por esta razón es que Rayén Condeza concluyó que la divulgación de este trabajo es importante “no solo por el estudio, sino porque también pone en el tapete este tema tan relevante. La vitrina de  Comunicar nos permite precisamente que personas en otros países se interesen en estudiar esto mismo en, a lo mejor, contar con la metodología que nosotros desarrollamos, a su vez adaptada de lo que otros autores habían hecho en Estados Unidos y en otras partes, y poder ayudar a replicar estudios en otras partes. Que se vea Latinoamérica, particularmente Chile y la Facultad de Comunicaciones de la Universidad, como un lugar en donde estamos interesados en este tipo de investigación”.

 

Se puede leer el artículo en el siguiente link