Expertos analizaron el consumo de ficción de los chilenos en cine y TV

Representantes de la industria del cine y televisión se reunieron para analizar el consumo de ficción de los chilenos y debatir sobre el futuro de las producciones nacionales para la pantalla chica y la grande.

 Por Alejandra Pavez

foto coloquio

Productores, directores, expertos, actores, académicos y consumidores se reunieron en la Facultad para analizar en dos sesiones lo que ha sido la ficción en cine y televisión y cómo la percepción de la audiencia en una conversación moderada por el profesor de la Facultad y jefe del Diplomado en Producción Ejecutiva Audiovisual, Fernando Acuña.

Un panel compuesto por María de la Luz Savagnac, jefa de fomento del CNTV; Diego Rougier, director de Modern Family Chile; Alejandro Burr, productor ejecutivo de ficción en TVN; José Francisco García, productor ejecutivo de Buscando a María, telenovela transmitida por CHV y Sergio Gándara, presidente de la Asociación de Productores de cine y TV de Chile, abrieron la jornada para discutir sobre el escenario más complejo hoy, el de la pantalla chica.

La ficción en televisión el 2015 fue percibida por los expertos desde dos lados muy opuestos; por uno, como un escenario en crisis y por otro, como un área de grandes inversiones y con buena proyección. “Para el consejo es muy importante la ficción, siempre lo ha sido” dijo María de la Luz Savagnac, jefa de Fomento del Consejo Nacional de Televisión. “Del fondo que teníamos este año, con $3.953 millones, $2.543 fueron dedicados a la ficción, un 64% del presupuesto con el que contábamos”, agregó.

Diego Rougier, director de Modern Family Chile, tuvo una visión más pesimista. “Siento que estamos en un momento terrible” dijo, “la televisión mundial como género, como sistema está en crisis en el mundo porque el crecimiento de las plataformas de video on demand como Netflix y Amazon le han quitado el 30% de la torta publicitaria a la televisión; eso ha pasado en Estados Unidos, ha pasado en Europa y pasa acá. El hábito tradicional de consumir televisión ha cambiado”.

A media mañana, el tamaño de la pantalla cambió y el foco de atención estuvo en el cine nacional con el análisis que realizaron Tatiana Emden, secretaria ejecutiva subrogante del Consejo del Arte y la Industria Audiovisual del Consejo de la Cultura; Jorge López, presidente de la Asociación de Directores y Guionistas; Rebeca Gutiérrez, presidenta de API, Asociación de Productores Independientes; Alexandra Galvis, gerente de Market Chile, principal distribuidora de cine chileno; y Matías Lira, director de El Bosque de Karadima.

Desde la pantalla grande, también se aprecia un escenario de crisis por parte de algunos expertos, pero también hay opiniones positivas en cuanto al panorama general del 2015. Una de ellas fue la del cambio que ha mostrado el cine chileno en los últimos años y la diversidad de productos que se ven hoy en pantalla.

“El 2015 fue un año bien destacado para el cine chileno, se ha ido destacando nacional e internacionalmente en base a su calidad”, partió explicando Jorge López, presidente de la Asociación de Directores y Guionistas. Por su parte, Alexandra Galvis, gerente de Market Chile, principal distribuidora de cine chileno, agregó que “hay una tendencia a medir el éxito de las películas en base al número de personas que van... No hay que ver si es bueno o es malo en base a un número. Hay que analizar cuál es el potencial máximo de una película y ver si lo alcanza o lo sobrepasa”.

Y en lo poco que va del 2016, los augurios son buenos. “A nivel comercial creo que empezó mejor que nunca. Con lo que llevamos este año ya superamos la audiencia del 2014”, dijo Alexandra.

Sin embargo, el escenario de crisis fue destacado por el triunfador del 2015, Matías Lira, director de la película “El Bosque de Karadima”, quien ve que el problema que tiene el cine nacional hoy, y que se irá acrecentando conforme aumente la producción nacional, está en la distribución. “Estamos ad portas de una crisis fuerte. La creación artística ha sido el foco de los fondos públicos y nos encontramos en un embudo, donde está toda esa creación que se desarrolló pero muy poca está pasando hacia abajo. Creo que ese es un problema grande, porque se estrenaron 21 películas, pero había muchas más”, dijo Lira.

Los expertos concluyeron que la crisis de la industria no es una situación de presupuesto, la discusión, para corregirla, es en qué se gasta. Hay que hacer un plan de audiencia, hay que invertir parte de la plata que tenemos en fomentar esas audiencias, en mejorar la marca del cine chileno.