Exitosa recepción de cortometrajes de exalumnos de la Facultad

14 de Marzo, 2016 · Dirección Audiovisual, Facultad

Dos proyectos audiovisuales han sido reconocidos en distintos festivales de cine a lo largo del país y también en el extranjero. Aquí la historia detrás de ellos y los desafíos que tuvieron que enfrentar.

 Por María José Navarrete

Huaso Chileno

Este documental cuenta la historia de Mauricio, un viejo huaso que en su juventud fue hippie. Para realizarlo, el director y ex alumno de la Facultad de Comunicaciones, Diego Acosta, se inspiró en un tío. “Siempre fue una persona muy interesante y única y yo quería saber más de él. Vive en un campo chileno más bien olvidado, casi una dimensión paralela con otros ritmos, seres y personajes”, explicó. “El Mauro, a pesar de verse más bien solitario, es bueno para hacer amigos y tirar la talla, así que no fue tan difícil. Sin embargo, trabajar con la familia es complejo porque hay un grado de exposición o temas sensibles en los que hay que ser cuidadoso”,

Este fue el proyecto de título de Diego Acosta y Consuelo González, montajista y asistente de dirección. Ambos trabajaron en la escritura del guión. Sebastián Sánchez fue el productor y el director de fotografía. El resto del equipo lo formaron amigos que se fueron sumando y rotando durante el rodaje. Desde los primeros borradores hasta la postproducción pasó alrededor de un año.

Captura de pantalla 2015-12-04 a la(s) 22.03.11

¿Qué fue lo más difícil en la grabación y producción del documental? 

A mi parecer fue enfrentarse a cosas que uno no tiene pensado o planificado. Improvisar y tomar decisiones rápidas.

¿Y lo más gratificante?

Tuvimos profesores guía de lujo con los que aprendimos muchísimo. Lo más gratificante es lograr hacer algo que te guste, con lo que quedes conforme y que sea bien recibido.

 El documental ha sido parte de la selección oficial de numerosos festivales: el Festival de Cine de Viña del Mar (FICVIÑA), el Festival de Cine Chileno (FECICH), el Festival Chileno Internacional de Cortometrajes de Santiago (FESANCOR), el Festival de Cine de La Calera (FECICAL), el Festival Internacional de Cine de Lebu (FICIL) y también en el segundo festival más importante en Francia después de Cannes: el Clermont-Ferrand.

Trailer Huaso Chileno

Halahaches

Este cortometraje cuenta la historia de Telkoy, un inseguro y temeroso joven Selk’nam que se prepara para una tradición sagrada: su rito de iniciación. La idea surgió porque tanto Paulina Sanhueza (directora) como Nicolás Lacrampette (director de arte) querían usar la técnica de stopmotion. “Se pueden crear figuras más fantásticas y además permite la utilización de recursos del mundo real, creando una atmósfera con una textura muy distinta a las otras técnicas de animación”, relató Sanhueza.

Halahaches 1

El director de arte tenía muchos dibujos de personajes y uno se parecía a Halahaches, el espíritu de los Selk’nam.

¿Cómo se plasmó un rito Selk’nam, Paulina?

Estaba leyendo un libro sobre los Sel'knam y me sorprendí mucho al encontrar que el rito de iniciación no era sólo para asustar a las mujeres y tenerlas bajo el dominio del hombre, sino que ese rito alguna vez lo inventaron las mujeres y que eran ellas quiénes los asustaron.

La investigación de Paulina Sanhueza duró un semestre. Ella viajó a Punta Arenas para poder investigar y luego a Ushuaia, buscando a alguien que hablase el idioma, mientras recopilaba información en las bibliotecas y museos de la Región de Magallanes.

¿En qué se inspiraron?

Mi idea siempre fue buscar una forma de que el hombre moderno pudiera conectar con ellos. La sabiduría indígena y sus conflictos tienen grandes respuestas para los problemas humanos de hoy. Conocí al último hablante Selk'nam, el cual me ayudó mucho con el traspaso oral de los conocimientos de sus antepasados y recalcó que ellos no se habían extinguido y que anhelaban que sus descendientes los reconocieran como un pueblo vivo. Fuimos construyendo el cortometraje tratando de ser fieles a los Sel'knam y su cosmovisión, algo que me encanta explorar desde el lado de lo onírico y la mitología.

La producción duró un año y se financió con los aportes de la directora y de Alejandra Jaramillo (productora), ambas se estaban titulando. Lo más difícil fue calzar con los tiempos de entrega. “Había muchas cosas que fuimos aprendiendo en el camino que nos retrasaba más de lo que esperábamos. Había también mucha prueba y error y no había el tiempo suficiente para experimentar y estudiar todos los campos necesarios”, recordó Paulina Sanhueza. Por ejemplo, la forma correcta de pintar el fondo de los planos para que la maqueta se viese como un bosque real con profundidad. Lo lograron después haber grabado la primera escena.

El cortometraje ha estado en la selección oficial del Festival Internacional Chilemonos 2015; obtuvo mención honrosa en el Santiago Festival Internacional de Cine (SANFIC 11); se exhibió en el Festival Internacional de Cine de Valdivia (FICV) y del 29 de marzo al 3 de abril se exhibirá en el sexto Festival Cine de Mujeres (FEMCINE 6).

Trailer Halahaches