Exalumna Julia Eugenia Martínez desarrolla proyecto para empoderar a mujeres africanas que aspiran a cargos públicos

Junto a la periodista liberiana Agnes M. Fallah, han realizado entrevistas a las presidentas y candidatas a la presidencia de Chile, Malawi, Camerún, Liberia y Taiwán, con la finalidad de mostrar a través de ejemplos cómo lograr un desarrollo profesional que alcance las más altas esferas del quehacer público.

La periodista Julia Eugenia Martínez junto a la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, primera mujer electa para este cargo en el país.

La periodista Julia Eugenia Martínez junto a la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, primera mujer electa para este cargo en el país.

Por María Ignacia Cominetti

En 2016 se realizó en Chile la reunión número 22 de la Asociación Mundial de Mujeres Periodistas y Escritoras (AMMPE). A dicho evento asiste un gran número de representantes de diferentes continentes, pero en esa ocasión sólo una mujer llegó desde África, Agnes M. Fallah Kamara-Umunna, lo que evidenció la poca participación femenina en el rubro en esa área del planeta.

Agnes M. Fallah es periodista de Liberia con amplia experiencia en radio y muy interesada en los derechos de la mujer y las barreras que impiden que ellas puedan participar en política. Durante el congreso, la representante africana comentó la falta de representación con la periodista UC Julia Eugenia Martínez, quien desempeñaba el cargo de presidenta mundial de la asociación en ese período y, por ende, fue la encargada de organizar la reunión. La conversación terminó con una propuesta para organizar un seminario para mujeres periodistas jóvenes de su país y mujeres que quisieran alcanzar cargos políticos.

La idea se concretó en 2017 con un seminario de tres días en Monrovia, Liberia. Ahí pudieron observar empíricamente la importancia de enseñar a las jóvenes periodistas mejores técnicas de entrevista, radio y televisión, así como también entregar a las mujeres interesadas en política herramientas que las ayudaran a comunicar sus ideas de forma clara a la prensa. 

Pensando en que los ejemplos pueden ser un buen estímulo, empezaron a buscar a líderes mujeres involucradas en política. “Ahí dijimos: vamos a enseñar a las mujeres periodistas, pero hay otra área que también tenemos que desarrollar. Debemos dar ejemplos a las candidatas políticas de mujeres que en África o en otros países sí han llegado a ser presidentas”, cuenta Martínez.

Para eso crearon el foro WOMEN´S TALKS. “Queríamos entrevistar a mujeres que hubieran intentado llegar a  la presidencia y no les hubiera resultado y a otras que sí, para que nos contaran cuáles eran las dificultades, cómo lo habían logrado, cuán importante era la educación, cuán importante era el rol de sus familias en su desarrollo profesional. Queríamos que contaran su vida desde el corazón y directo a la cámara”, recuerda Martínez. Al principio se lo pensó como un material educativo para las clases, pero que también podría servir para radio, televisión y plataformas digitales como Youtube.

Hasta la fecha han entrevistado a la primera mujer presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf; a la primera mujer presidenta de Chile, Michelle Bachelet; a la presidenta de Malawi por dos años, Joyce Hilda Banda; y la política de Camerún, Edith Kah Wallah, que postuló a la presidencia y no ganó. La última entrevista fue realizada por Martínez a la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, primera mujer electa para este cargo en el país y la única en el continente asiático que no viene de una familia de políticos.

Todo este material será exhibido en el próximo seminario, que creen podría ser en Malawi, aunque aún no está confirmado. “Estas cosas no son fáciles. Tienes que conseguir que una embajada te apoye, te entregue una sala, que no se te corte la luz, que te den comida, etc. No es como realizar un seminario de tres días acá. Nos costó seis mese organizar Liberia y nos va a costar seis meses planear Malawi. Vamos a ir de a poquito, pero con la idea de que tenemos que hacer un aporte en el continente”, explica Julia Eugenia Martínez.