Exalumna: Carolina Astuya, chica poderosa

16 de Abril, 2017 · Escuela Periodismo, exalumnos

Foto: Gentileza de Carolina Astuya.

Foto: Gentileza de Carolina Astuya.

Periodista de la Facultad de Comunicaciones UC, especialista por más de 15 años en contenidos digitales, es la Social Media Editor de Uninoticias en Univisión, donde se mueve entre Twitter, Instagram y Facebook para transmitir y contar sus historias. Aquí explica su trabajo y cuenta la trayectoria que la llevó hasta Miami.

Por Magdalena Olea Urrejola

“Yo creo que todo va en uno. La escuela te puede dar todo, pero hay que ser busquilla. Cuando estaba estudiando tomaba cursos de teatro para tener mejor voz, de estética y de música, porque me gustaba. Nunca hay que perder la curiosidad, yo prefiero pecar de ignorante que quedarme con la duda”, cuenta la periodista Carolina Astuya, sentada en un café del Costanera Center, de paso por Chile.

Ella es la Social Media Editor de Uninoticias, el área de noticias de Univisión, una de las principales cadenas de televisión de Estados Unidos en español dedicada a la audiencia de habla hispana. Carolina dice que siempre soñó con trabajar ahí, desde chica veía el canal, y le gustaba la cultura, la música latina, las telenovelas y el entretenimiento. Llegó en julio de 2016 a Univisión. Ahí su trabajo es creativo: gestiona ideas para poder adaptar el lenguaje y los contenidos que se producen en la web a las redes como Facebook, Twitter e Instagram.

“Hago videos, creo campañas, le doy a los contenidos una estrategia para llevarlos a las redes sociales. Por ejemplo, en Estados Unidos hay un examen de ciudadanía para la gente que es inmigrante, y en Univisión teníamos una herramienta con las 100 preguntas que te podían hacer, entonces hice un concurso por Facebook donde las personas competían, y les encantó”, explica y agrega: “Ocupo métodos como el juego, y uso las nuevas herramientas de las redes sociales. Ahora estoy dedicada a las historias de mujeres, me especializo en temas raros, que nadie más toma”.

Carolina egresó de Periodismo en la Facultad de Comunicaciones de la Pontificia Universidad Católica el año 2000. Su primer trabajo fue en Terra, un portal dedicado a contenidos en internet. Ahí, cuenta, estuvo siete años y fue periodista, editora de entretenimiento, de contenidos para celulares y de “zona mujer”, enfocado en temas femeninos.

Ahí se comenzó a especializar en temas digitales. Trabajó en la empresa de telecomunicaciones VTR, donde se hizo cargo de la página web y de la estrategia digital. En VTR cuenta que le dieron proyectos como Lolapalloza, en los que tenía que apoyar en redes sociales la transmisión por televisión.

En 2016, se convirtió en la primera chilena en estudiar periodismo empresarial en la City University of New York (CUNY), en Estados Unidos, donde creó Historias de reinas, un portal web en el que a través de videos y textos, mujeres comunes pueden compartir sus historias. En dos semanas, asegura, tres mil personas ya seguían el proyecto en Facebook.

“Yo creo que hay que abrirse al mundo, porque hoy en día el periodista no es alguien escribiendo para un soporte en particular, hoy día el periodista es multimedia, y si no sabe usar un celular como arma de reporteo visual pierde valor, porque hoy la gente consume cosas visuales”, explica Astuya.

Carolina es también una de las dos chilenas que pertenecen a la agrupación Chicas poderosas, que está presente en 13 países y que entrega capacitación en herramientas digitales. Como integrante de esta asociación, en 2015 Carolina viajó a Roma para entrevistar a los refugiados que vivían en campamentos y habían escapado de la guerra. Cuenta que cuando llegó a la ciudad se percató de que no hablaban inglés, por lo que tuvo que buscar otra forma para comunicarse. Entonces, dice, puso una canción de Daddy Yankee, con la que se ganó la confianza de dos mujeres, quienes empezaron a bailar reggaetón.

“Nos mostraron su habitación, y nos empezamos a comunicar con gestos. Hacía mucho frío y tenían los pies descubiertos así que me pidieron zapatillas, que les llevé al día siguiente. Así pudimos reconstruir su historia”, explica, y luego advierte: “El periodista tiene que bajarse del pedestal. Para contar una buena historia tienes que ponerte al mismo nivel de la gente, conectar, mirar a los ojos. Tú no eres periodista ahí, eres una persona más”.

Carolina está convencida de la importancia de contar historias. Una buena historia vende, asegura. Explica que la guerra en Siria es más llamativa con un testimonio y que el tsunami en Chile no sería lo mismo sin el “Zafrada". También dice que no importa el formato en el que se cuente la historia, puede ser a través de Snapchat o Instagram, lo importante, asegura, es conocer las herramientas, porque son nuevos lugares para narrar.