Estudio UC da a conocer la relación de los medios de comunicación y las movilizaciones estudiantiles en Chile

19 de Agosto, 2014 · Sin categoría

El proyecto fue desarrollado por la académica de la Facultad de Comunicaciones UC Rayén Condeza y permitió relacionar la manera en que los estudiantes secundarios construyeron un mensaje en la opinión pública durante las movilizaciones de 2006 y 2011. Parte de sus resultados fueron expuestos en el VI Congreso Wapor Latinoamérica.

 

¿Cómo se organizaron los movimientos estudiantiles en 2006 o 2011? ¿Impactaron los medios de comunicación en este proceso? ¿Qué influencia ejercieron éstos en las opiniones de los líderes secundarios? Responder, al menos en parte, a estas interrogantes fue el objetivo de la investigación La comunicación 2.0 de los adolescentes chilenos movilizados por la educación en 2006 y 2011, realizada por la académica de la Facultad de Comunicaciones Rayén Condeza y cuyos resultados fueron expuestos en el VI Congreso Latinoamericano de la Asociación Mundial para la Investigación en Opinión Pública, WAPOR (World Association of Public Opinion Research).

 

Este año el encuentro tuvo como sede principal nuestro país y contó con la colaboración de la Universidad Diego Portales (UDP); celebrado entre el 18 y el 20 de junio pasado, convocó a más de 180 investigadores nacionales y extranjeros, quienes expusieron sus trabajos en torno al análisis de “Opinión Pública, Crisis de Representación y Nuevas Formas de Participación”.

 

La ponencia de la profesora Condeza concentró los resultados de una investigación cualitativa en torno a cuáles fueron las estrategias de comunicación empleadas por los adolescentes chilenos durante las movilizaciones estudiantiles de los años 2006 y 2011. El trabajo estableció una comparación entre ambos periodos considerando las herramientas comunicacionales disponibles en cada etapa y cómo influyeron en la formación de opinión y participación ciudadana.

Martes 19 de agosto 2014 - Estudio da a conocer 2 Martes 19 de agosto 2014 - Estudio da a conocer

El estudio contempló las movilizaciones estudiantiles de 2006 y 2011 (Fotos Gentileza Prensa UC).

Para conocer estas realidades se entrevistó a dirigentes estudiantiles y participantes de los movimientos ya mencionados, las que se llevaron a cabo entre septiembre y noviembre de 2012 en las ciudades de Santiago, Concepción y Valparaíso.

 

El estudio también buscó detectar las principales motivaciones y necesidades por las que los participantes iniciaron las movilizaciones. Al respecto, la académica sostuvo que “los dirigentes estudiantiles adolescentes de los liceos públicos o colegios subvencionados participantes en las entrevistas y en los focus group, tanto de 2006 como de 2011, se movilizan en primera instancia por las condiciones en las que estudian en sus establecimientos. Es desde esa raíz que deciden organizarse y movilizarse, desde la experiencia directa que tienen. Estas condiciones son variadas, pero lamentablemente no cambian en 5 años. En algunos establecimientos su problema es que no tienen baños en condiciones mínimas de higiene; en otros perciben que no llega el número de las raciones diarias de alimentación; algunos no tienen profesores estables desde hace meses; otros tienen profesores que no tienen estudios de pedagogía”.

 

Aunque son necesidades internas de cada establecimiento, se trata de un motivo común tanto en los dos periodos analizados como en las distintas ciudades consideradas en el sondeo. Los jóvenes “se movilizan desde sus condiciones internas, pero al andar encuentran que sus razones son las mismas de otros adolescentes, de otros establecimientos. Parte de la cohesión que se produce, se da precisamente porque los movimientos dan cuenta de lo local y a la vez de lo nacional. Las asambleas en los liceos, en general, son los espacios donde ellos discuten sus realidades locales con las situaciones más generales”, agrega la investigadora.

 

Entre las estrategias de comunicación empleadas por los secundarios movilizados “nos encontramos con un repertorio de comunicación-acción, concepto que es el que junto con la investigadora canadiense Dominique Meunier de la Universidad de Montréal hemos propuesto para teorizar la articulación del uso de los medios y de las tecnologías en los movimientos sociales recientes por la educación, que varía entre 2006 y 2011, lo que se interrelaciona con las estrategias de comunicación empleadas”.

 

“Si durante 2006 los espacios de comunicación 2.0 se limitaban al incipiente uso de Youtube, de Wikipedia y en gran medida de los blogs, el uso de messenger y de correos, en 2011 la comunicación 2.0 cuenta con nuevos recursos, en general el uso de la comunicación móvil más generalizada como las redes sociales” profundiza la docente de la Facultad y añade que en estos movimientos “aparecen, por ejemplo, nuevas estrategias de acción colectiva, como las flashmobs, formas siempre creativas, que en el 2006 ocuparon el espacio público, pero esta vez a partir de una organización virtual de las mismas, no necesariamente a nivel de las asambleas. El 2011 hay un uso pedagógico de los videos subidos a internet, en el sentido de mostrar a otros porqué se marcha, o bien para contrarrestar información aparecida en los medios sobre las marchas, asociadas a vandalismo”.

 

Enfatiza que, de todas maneras, en ambos periodos se detectó que el constituirse como noticia y lograr un acceso a los medios de comunicación tradicionales fue de mucha importancia para estos protagonistas. “Es notable como en ambos casos ellos manifiestan haber tenido muy claro que la presencia en la agenda de la prensa, la radio y la televisión  fue crucial para que el movimiento durara en el tiempo, así como para su cohesión”, ya que a juicio de los entrevistados, los medios tradicionales influyen en la formación de la opinión pública, en generar espacios de conversación y en la toma de decisiones.

 

Durante el encuentro Wapor Latinoamérica, la profesora Rayen Condeza integró un panel con investigadores que han trabajado en torno a las movilizaciones sociales, favoreciendo el intercambio académico. “Tuve la suerte de estar en un grupo de investigaciones relacionadas con el tema. En particular con el caso de las movilizaciones en Brasil, por lo que fue muy interesante compartir con colegas de otros países. Los congresos tienen esa cualidad, de reunir a personas de distintas latitudes para compartir sus avances, ideas, reflexiones, resultados. Creo que los organizadores del Congreso WAPOR pensaron muy bien la organización de los temas y de las mesas”, destacó.

 

Parte de los resultados de la investigación desarrollada por la docente fue presentada en la conferencia de la International Communication Association (ICA) en Brasilia, oportunidad en donde el International Journal of Communication (ISI) seleccionó el artículo de este trabajo para ser publicado, el que actualmente se encuentra en proceso de revisión.

 

Paralelamente, la investigación continúa en su etapa de desarrollo, gracias al financiamiento de la Vicerrectoría de investigación y Doctorado de la UC, en la cual se pretende profundizar en algunos aspectos que fueron detectados durante el trabajo de campo.