El Vaticano en el mundo de las redes sociales

26 de Noviembre, 2017 · Diplomados, Universidad Católica

La Santa Sede acumula millones de seguidores en Facebook, Twitter, Youtube e Instagram. Germán Bustamante, un sacerdote colombiano que fue su community manager y que actualmente realiza un diplomado en la Facultad, cuenta cómo se gestó su presencia digital y cómo ha evolucionado.

Por Teresa Moreno

Hasta hace muy poco tiempo era difícil imaginar que en algún lugar del Vaticano, hubiera un espacio para twitear, subir videos a Youtube y publicar estados en Facebook. Pero lo hay. Las plataformas digitales logran unir a personas de todo el mundo en sólo unos segundos y también son capaces de conectarlos con la fe, que se ha adecuado a las nuevas herramientas de Internet. Hoy, detrás de cada Ángelus, catequesis, homilía y santa misa realizada por el Papa, hay un sacerdote que lo publica en las redes sociales. La Santa Sede ha desarrollado una huella digital que ya lleva nueve años y uno de sus creadores está en Chile.  

vaticano

Instagram: franciscus

Germán Bustamante (45) es sacerdote de la Arquidócesis de Medellín, periodista y licenciado en Comunicación Institucional de la Pontificia Universidad de la Santa Cruz en Roma. Actualmente trabaja como jefe de canales digitales de Claro Chile y es alumno del Diplomado en Redes Sociales Online y Comunicaciones UC. Pero hasta 2011 fue el community manager del Vaticano.

 Desde Medellín, Colombia, llegó a la Santa Sede en 2008. Eran los tiempos del pontificado de Benedicto XVI y el inicio del boom de los smartphones y dispositivos móviles, que permitían una conexión 24/7. Era también la época del crecimiento explosivo de las redes sociales y de todo el campo comunicacional que se abría con ello, no sólo para las personas, sino también para entidades de todo tipo. En ese entonces, el Vaticano se atrevía tímidamente a tener una presencia en el ciberespacio a través de una página web institucional: vatican.va.

vaticano

Este sitio estaba basado en informar acerca de las actividades del Papa, la composición de la Santa Sede y la calendarización de oraciones, entre otros aspectos. Todo con un fuerte lineamiento académico, ligado a la biblioteca apostólica vaticana y el acceso a diferentes tipos de archivos. “Era muy rígida, muy acartonada. Permitía un poco esa figura de seriedad, toda la parte académica del Papa Benedicto”, recuerda el sacerdote.

Bustamante entró a trabajar en la oficina de Internet del Vaticano, en parte para establecer un vínculo con los medios, algo que le exigían sus estudios de comunicación institucional. Junto con su llegada, el equipo pasó por una fase de cuestionar ciertos elementos del área comunicacional y de establecer lineamientos para mejorar su presencia digital. Uno de ellos fue diversificar esa figura tan seria y académica del actual sitio y crear un canal de comunicación que se aproximara de una forma diferente a la comunidad.

En ese proceso se creó news.va, que “es una página mucho más light, más fresca, más tranquila”, describe el Padre Bustamante. Este sitio tiene un formato de portal de noticias relacionadas al Vaticano y a la figura del Papa. En él converge una radio y un periódico, además de una gran cantidad de contenidos que necesitaban difusión. Por eso, su creación vino ligada a la entrada al mundo de las redes sociales.

vaticano

De esta forma, Germán Bustamante se convirtió en el community manager del Vaticano. Se llevó a cabo todo un proceso de selección para encontrar las redes más adecuadas para la Santa Sede. Las opciones eran Facebook, Twitter y Youtube. En esta última ya habían dado sus primeros pasos, con algunos videos que habían subido esporádicamente, pero hasta entonces no habían inaugurado un canal oficial. Hoy, al ingresar a The Vatican, se puede acceder a material exclusivo, testimonios de diferentes partes del mundo y transmisiones en directo, que son esperadas por los más de 52.700 suscriptores que tiene actualmente el canal.

La plataforma preferida al momento de iniciar el trabajo de redes sociales fue Twitter. “Era más orgánica, más organizada, sucinta, precisa. Se estaba visualizando, desde ese momento, como un areópago de discusión donde había una sana relación, donde se compartían distintos puntos de vista, por lo que se convirtió en un escenario bastante propicio”, afirmó quien fuera su community manager.

vaticano

El trabajo de creación de contenidos era más artesanal de lo que se podría imaginar. El sacerdote recuerda que, mientras la iglesia aún era liderada por el Papa Benedicto XVI, era el mismo Sumo Pontífice quien escribía lo que quería decir en 140 caracteres cuando realizaba un viaje apostólico. El equipo de redes sociales sólo lo difundía.

Asimismo cuenta que para las giras, seleccionaban a una persona en cada lugar al que el Papa llegara para que les transmisitiera lo que ocurría, mientras que para Youtube, se apoyaban con imágenes de la transmisora vaticana.

El Papa de las palabras y el Papa de las imágenes

Aunque en principio se desechó la idea de contar con una página de Facebook, hoy es la red que tiene la mayor cantidad de seguidores. Alrededor de 857 mil personas se acercan a la Santa Sede a través de sus publicaciones llenas de imágenes en las que se retrata el estilo cercano y carismático de Francisco.

Bustamante dejó su cargo de community manager en 2011, pero observa a la distancia que la llegada del nuevo pontífice significó que la esfera comunicacional del Vaticano también evolucionó. “Hubo un cambio drástico. Benedicto XVI era un Papa bonachón, buena gente y muy intelectual, al que su timidez no le permitía tener un desplante, como lo tenía su antecesor, en las grandes multitudes, pero era de un corazón que todo lo que decía se entendía, porque hablaba con una profundidad tan grande en tan pocas palabras. Luego pasamos a un Papa avasallador, genial, que su presencia no necesita mucho discurso porque sus gestos son muy comunicativos. Entonces tiene un impacto comunicacional muy importante”, sostiene.

vaticano

Instagram: franciscus

Este estilo del Papa Francisco motivó la creación de una cuenta de Instagram del Vaticano. Asimismo, Francisco tiene una cuenta aparte en esta red social, en la que acumula 5 millones de seguidores. “Se aprovecha toda la riqueza de imágenes que el Santo Padre tiene, su cercanía con las personas, su interacción con niños, enfermos, ancianos.  Y en la Iglesia, la catequesis se da tras la imagen, entonces la analogía es importante y valiosa”, reflexionó.