El valor de los testimonios en la comunicación en casos de emergencia

19 de Agosto, 2016 · Cuerpo Académico, Facultad

Las académicas de la Facultad de Comunicaciones Soledad Puente y Daniela Grassau viajaron recientemente a la Conferencia Anual de la IAMCR, en Leicester, Reino Unido, donde expusieron dos papers sobre el rol de los medios de comunicación en momentos de desastre.

Por Bárbara Castro

El trabajo de los alumnos del curso de Seminario de Investigación del semestre pasado, encabezado por los profesores Pablo Flores y Soledad Puente se convirtió en un paper que fue presentado por esta última en la Conferencia Anual de la International Association for Media and Comunication Research, IAMCR, en Leicester, Reino Unido. La investigación buscaba que los estudiantes pudieran trabajar con técnicas cualitativas con el objetivo de registrar las experiencias de personas afectadas por diversos desastres en la historia de Chile.

Existen 5 elementos que los expertos en salud mental en casos de desastres han definido como los necesarios para que una comunidad se recupere luego de una catástrofe. A partir de ahí, Soledad Puente y su equipo fueron capaces de determinar el aporte de los medios en la vuelta a la normalidad de la población. “Empezamos a revisar las noticias de esa época (del desastre) y ver a cuáles de estos elementos se pueden asociar. Lo que descubrimos fue el valor de los testimoniales. En el terremoto de 2010, las personas afectadas fueron las que más entregaron el sentido de seguridad, y nosotros lo mediamos como entrega de datos, mientras más información tengas, mejores decisiones tomas, y quienes entregaban los datos en ese momento eran la gente afectada”, explica la académica de la facultad, quien expuso sus resultados en el apartado de “Comunicación y Salud Mental” de la Conferencia.

El valor de los testimonios también estuvo presente en el trabajo realizado por la también profesora de la Facultad Daniela Grassau quien presentó  su paper en el apartado de “Comunicación y Crisis”.  El trabajo consistió en reunir el material de 48 entrevistas en profundidad que había surgido del Seminario de Investigación de Soledad Puente y Pablo Flores y comparar las experiencias vividas tanto por las personas que habían experimentado una situación de desastre como por aquellas que solo habían sido espectadores a través de los medios, en especial, de la televisión.

Daniela cuenta que el foco del análisis estaba en conocer cómo estos dos grupos de personas percibían y valoraban la cobertura informativa en momentos de emergencia. “Lo más interesante de destacar es la diferencia que existe en la valoración que le dan los grupos al uso de testimonios. La gente que no es afectada criticaba el uso de testimonios como un recurso sensacionalista de los medios. Mientras que para aquellos que eran afectados directamente, había una valoración muy positiva, como un elemento de la cobertura televisiva con una cuota de empatía, de la necesidad de decir que yo veo reflejada mi historia en otras historias”, dice Daniela, quien además destaca la importancia de la presencia de periodistas en terreno que pudieran mantener un trato respetuoso y digno para con las víctimas de estos sucesos.

En cuanto a las proyecciones a futuro de estas investigaciones, Soledad Puente afirma que el principal desafío consistirá en analizar de qué forma otros actores pueden aportar con información referente a los 4 elementos restantes de recuperación de la comunidad afectada, que no se encuentran en los testimoniales. “Había un montón de puntos ciegos en donde las autoridades, los expertos, las ONG, etc.  no se comunicaban con los medios y no sabían cuál era el rol del otro. Hay que ver cuáles son los caminos de cada uno para saber cuál es el periodismo de emergencia más apropiado en Chile”, dice Soledad, quien también hace énfasis en la necesidad de trabajar la comunicación en desastres, en un país con antecedentes históricos de este tipo de catástrofes naturales cada cierto tiempo.

Finalmente, Daniela Grassau concluye que la recepción de las ponencias en la conferencia fue positiva. “Hay un montón de investigaciones en las que te das cuenta que son relevantes para grupos súper reducidos de personas. Yo considero que esta línea de trabajo es muy relevante y puede tener mucho impacto a nivel de los alumnos, de los profesores y de los países”.