El momento dorado de la animación chilena

3 de Junio, 2016 · Facultad

Tres referentes del mundo de la animación nacional fueron los protagonistas de esta edición del programa Viernes de Medios. Margarita Cid, directora de Chilemonos, junto a Hugo Covarrubias y Carlos Bleycher, codirector y guionista, respectivamente, de “Puerto Papel”, una serie animada que ya ha cosechado galardones internacionales, conversaron con el profesor Fernando Acuña sobre el momento que vive la industria.

Bárbara Castro

El equipo de Chilemonos junto al profesor Fernando Acuña (Foto Carlos Pape y Matías Belmar).

El equipo de Chilemonos junto al profesor Fernando Acuña (Foto Carlos Pape y Matías Belmar).

“Hoy vamos a hablar de la mejor animación chilena” aseguró el profesor Fernando Acuña mientras daba la bienvenida a los invitados del programa Viernes de Medios, al mismo tiempo que mostraba la revista Solomonos, un magazine de animación y un disco que se encuentra a la venta y que compila los mejores productos animados nacionales del último tiempo. Ambas iniciativas son parte de los esfuerzos realizados por la fundación del Festival Chilemonos, cuya directora es Margarita Cid.

“Buscamos promover la animación nacional a nivel internacional y traer la mejor animación internacional, generar redes, no solo exhibición”, explicó Margarita Cid, quien ya tiene la experiencia de haber organizado cinco ediciones de Chilemonos.

Sin embargo, Margarita relató que, durante el último festival, uno de los objetivos fue superar la sola exhibición e incluir un desarrollo formativo. Para lograrlo se realizaron inauguraciones en regiones con el fin de que el festival pudiera descentralizarse y llegar a nuevas audiencias; así fue que uno de los eventos destacados fue la exhibición de la película Peanuts en Valparaíso: “La gente que participó fue gente de los cerros, bajó la gente del cerro para la exhibición de la película. Lo que buscamos, más allá de exhibir al público familiar, fue que pudieran tener acceso a cómo se hace, la creación del contenido y eso fue un tremendo avance para nosotros”.

“Yo me saco el sombrero. Nunca he visto un festival que se haya desarrollado tan sólidamente en tan poco tiempo”, agregó el profesor Acuña.

Durante la última edición del Festival, la serie animada “Puerto Papel” se llevó al premio a la competencia de serie latinoamericana. “Chile compite con igualdad de condiciones y ganó Chile, ese es un apoyo en la difusión del contenido de animación”, afirmó la directora de Chilemonos.

El codirector de Puerto Papel, Hugo Covarrubias, aprovecho de relatarle al público, compuesto por alumnos de la Facultad, cómo fue el proceso de crear una serie con técnica de stop motion, utilizando figuras reales hechas de papel: “Fue arriesgado tomar la decisión de hacer una serie en stop motion”.

El rodaje de esta producción, que cuenta la historia de Matilda, una niña que amanece todos los días con un nuevo poder, y cuyas consecuencias ella y sus amigos deben solucionar, duró alrededor de un año y medio, con un periodo de producción que se extendió por un año. Todo esto con un presupuesto que ascendió a cerca del millón y medio de dólares.

Ante esto, el profesor Acuña recordó la experiencia en su película animada, Selkirk, asegurando que se trata de un trabajo extensivo que, en su caso, tomó cerca de una década. “Fue un trabajo brutal”, aseguró el académico de la Facultad.

Respecto a la valoración del trabajo de animación dentro del territorio nacional, Carlos Bleycher, jefe de guionistas de Puerto Papel, afirmó que hay muchos de factura chilena que han obtenido reconocimiento fuera del país, como el caso de la serie Hostal Morrison. “Las productoras están mirando mucho más a afuera. Si le preguntas un niño argentino si conoce Hostal Morrison, la va a conocer porque la han dado en Cartoon Network. En Chile eso no pasa”, opinó.

Mientras Puerto Papel cosecha el éxito al haber obtenido el premio Beyond TV de uno de los festivales de televisión infantil más importante del mundo, el Prix Jeunesse, que este año se celebró en Munich, Alemania, desde Chilemonos adelantaron que existen cinco producciones animadas nacionales que están prontas a estrenarse.

Finalmente, los invitados aprovecharon de responder las preguntas del público, siendo todas de parte de estudiantes de primer año que buscan seguir la carrera de Dirección Audiovisual y especializarse en animación. Si bien Covarrubias aseguró que lo más importante es crear un portafolio propio, Bleycher recordó que la mayoría de la generación que hoy está destacando en el área no tiene una formación en animación, por lo que han tenido una aproximación autodidacta al aprendizaje.