El hombre detrás del Archivo Fílmico de Harvard

29 de Octubre, 2013 · Sin categoría

Son cerca de 25 mil títulos que corresponden a la más variada cinematografía del mundo. Hade Guest llegó a ser director del archivo gracias a su experiencia previa como curador del archivo de Warner Brothers de la Universidad del Sur de California, USC. Hoy, asentado en el Carpenter Center de Harvard, tiene la posibilidad de ser parte de un ambiente de interdisciplinariedad, en donde la película es un campo de estudio dentro del departamento Visual y Medioambiente. (Foto: Harvard)

Haden Guest (Foto: Universidad de Harvard)

 

Es segunda vez que visita Chile, ahora gracias al trabajo conjunto entre la Cineteca Nacional del Centro Cultural La Moneda, y la Facultad de Comunicaciones UC. Como director del Archivo Fílmico de Harvard recorre el mundo en busca de material para la colección que mantiene en la universidad y que se calcula en cerca de 25 mil títulos.

Fue director de los archivos de la Warner Brothers de la Universidad del Sur de California. Comenzó con unos cursos de fotografía y luego de trabajar con los archivos fílmicos del George Eastman House, decidió enfocarse en el cine. Estudió un doctorado en cine y televisión en la Escuela de Teatro, Cine, Televisión y Medios Digitales de la UCLA, y el año 2010 quedó a cargo del Archivo Fílmico de Harvard. Una de las razones más importantes para aceptar su puesto en Harvard fue la posibilidad de combinar lo académico con lo técnico, en un ambiente interdisciplinario, puesto que su lugar de trabajo es el Carpenter Center, un edificio del famoso arquitecto Le Corbusier, donde se encuentra el archivo fílmico y el departamento Visual y Medioambiente, VES.


Como historiador fílmico, ¿Cuál es su especialidad y actual área de investigación, como director del Archivo Fílmico de Harvard?
Tengo gran interés en el cine documental norteamericano contemporáneo, pero mi formación en historia es más enfocada en el cine de ficción, en la época de oro de Hollywood, entre los años 30 y 50. Hice mi doctorado en UCLA y de ahí empecé mis investigaciones en el cine experimental y vanguardia, que es una forma de no ficción, y yo, por este camino, empecé a hacer un estudio más en el área documental. Todo esto es para aclarar que tengo un gran interés en el documental. Ahora estoy presentando obras hechas en Harvard que conozco bien, porque soy parte de este grupo de artistas y profesores que están trabajando y luchando para tener un espacio distinto de los estudios del cine como arte y como una forma de investigación académica.

Haden Guest (Foto: Universidad de Harvard)


¿Cómo llegó a Harvard? ¿Cuál es su perfil profesional?
Empecé haciendo estudios de fotografía y los procesos de fotografía más antiguos, del daguerrotipo. Fueron mis primeros pasos en cine. Trabajé en la casa museo George Eastman y ahí había una colección muy grande de cine. Ahí empecé a estudiar, me apasioné por el cine y decidí dedicarme a eso. Pasé una temporada en la cineteca nacional de México, donde aprendí español, y después de terminar mi doctorado pasé una temporada en la Universidad de California en el sur, y después, Harvard.
¿En qué se convierte la película, o el film, para su campo de estudio?
El Archivo fílmico de Harvard es la misma idea que el archivo fílmico de la Universidad Católica, es el documental como una forma de investigación que carga con un mismo peso, aunque es una forma completamente diferente. Lo que está pasando en Harvard es que tiene una dimensión de cine etnográfico muy fuerte y podríamos decir que el cine documental cae en esta dirección, aunque lo interesante del cine etnográfico en Harvard es que hace un tipo de autocrítica de lo que es el cine etnográfico, la relación entre director y sujeto, y qué significa la presencia de la cámara.


Dentro del cine documental, presentará en Chile tres documentales asociados a Harvard. Uno es Forrest of Bliss (Robert Gardner), Leviathan (de Lucien Castaing-Taylor y Veréna Paravel), y Panola (de Ed Pincus). ¿Por qué los trae a nuestro país y qué relación tiene con el cine documental proveniente de Harvard?
Algo nuevo que se nota en el cine documental es la importancia de los sentidos, y hay una nueva dirección del laboratorio de etnografía sensorial, que es algo muy importante. La idea es que el cine nos ofrezca una manera muy importante y única para entender el mundo de los sentidos, cómo los sentidos nos manejan por el mundo, cómo entendemos el mundo. Nuestro emplazamiento en el mundo no es solo intelectual como seres humanos, es más bien algo más táctil, sensorial, y una película como Leviathan se trata de eso.
Pero, también se puede notar esto en la película Forrest of Bliss. Se trata de la tactilidad, del sonido, una evocación del olor, todos estos sentidos son muy importantes, y por eso los recursos como voz en off son pocos usados, son todas estas formas de explorar el mundo, que escapan de las maneras tradicionales.

(Trailer Leviathan)


¿Cuál es su labor en Harvard como director del Archivo? ¿En qué consiste?
Lo que hago en Harvard, lo que me encanta, es que enseño y soy director del archivo. Siempre he querido tener una parte de mí en el mundo académico y otra hacia fuera. Me gusta la programación y ser curador de una colección, pero también enseño historia del cine.
El archivo también tiene una cineteca muy activa. Hacemos muchos programas por año, de todo el cine, de todas partes del mundo. Es una programación muy ecléctica y diversa. Trae cine a la región que no está disponible en otras partes ni formas. Pablo Larraín estará con nosotros en dos semanas más, por ejemplo. Traemos muchos artistas para que presenten su obra e interactúen con la comunidad, que es muy diversa.
Actualmente, el archivo tiene una colección muy grande, son casi 25 mil títulos y los usamos para la historia de cine, teoría de cine y producción. Los estudiantes siempre están viendo películas, es algo muy fuerte en su formación. A través del Archivo Fílmico de Harvard los estudiantes viven finalmente en el mundo del cine y en las imágenes en movimiento.

Carpenter Center, donde está asentado el Archivo Fílmico de Harvard (foto: Wikipedia.org)



Respecto a su viaje a Chile, ¿Cuál fue el propósito?
Es mi segunda vez en Chile, la primera vez hice un taller dentro de la FIAF, (la Federación Internacional de Archivos Fílmicos). Quería regresar para conocer los archivos fílmicos y lo hice a través mi universidad para tener mayor interacción con Chile y Harvard.
De lo que vi aquí, MAFI me gustó mucho, me gusta ese concepto de regresar al cine "primitivo", regresar al cine de los hermanos Lumiére usando simplemente una toma, la cámara fija, porque, paradójicamente, poner estos límites le da un tipo de libertad, porque el autor no tiene que decidir. Creo que es un buen ejercicio para los estudiantes, puede ser muy instructivo, ver la infinidad de posibilidades que ofrece esta idea de cine. También, dentro de los archivos de Universidad Católica, estoy muy impresionado con la presentación de Susana Foxley. Es una facultad buenísima y me impresionó muchísimo su colección.