Ejecutivos de Gran Bretaña y Estados Unidos expusieron sobre Televisión Pública en la facultad

12 de Octubre, 2012 · Sin categoría

Ian Haddow y Joseph Tovares asistieron al Think Tank de Acción Audiovisual UC. Hablaron sobre el financiamiento de la televisión pública en ambos países y del proceso de digitalización que debieron enfrentar.

Con la presencia de destacados comunicadores audiovisuales se realizó el Think Tank de Acción Audiovisual, en que Ian Haddow y Joseph Tovares contaron la experiencia de sus países en el paso a la televisión digital, además de cómo se financian y  funcionan  los medios públicos en los que trabajan.

 

La CPB (Corporation of Public Broadcasting) es un medio público estadounidense con fines de lucro que usa fondos federales pero no tiene control estatal. “El sistema es independiente del gobierno, y es muy importante para nosotros que los medios públicos estén disponibles para toda la nación”, contó Tovares. La CPB cuenta con más de 200 emisoras de radio y 400 de televisión y tiene un presupuesto de 175 millones de dólares anuales para su funcionamiento.

 

Los estadounidenses pagan un dólar y 35 centavos anualmente por la televisión pública y con eso la CPB recibe 445 millones de dólares anuales. El rol de la CPB es manejar la inversión del gobierno, que llega a representar un 15% del presupuesto total de cada estación. Para eso tiene una mesa directiva de 9 miembros, nombrados por el presidente de Estados Unidos cada 6 años.

 

Durante el período de cambio desde señal análoga a digital, el congreso estadounidense dispuso de 100 millones de dólares, y para cuando terminó la transición el dinero que no se había utilizado se cedió para crear contenido. “Nosotros invertimos fondos en tres canales digitales y en crear contenido. Hoy hay muchas estaciones que usan contenidos de esos tres canales”, explicó Joseph.

 Al sexto Think Tank asistieron representantes de la industria audiovisual

 

Al otro lado del atlántico, en Reino Unido, la BBC cuenta con una audiencia de más de 64 millones de personas en todo el mundo, y en Chile de 1,2 millones. En palabras del editor del canal BBC News, Ian Haddows,  “la BBC es el mayor servicio público de televisión, radio e internet del mundo. Es un modelo para otros servicios en el mundo y es independiente de controles comerciales y políticos”.

 

Cada semana el 96% de la población de Reino Unido sintoniza la BBC en alguna de sus plataformas, y el año pasado alcanzó una audiencia de 239 millones de personas. La cadena tiene diez canales de televisión pública y tres para audiencias específicas. Además de 46 radios y un servicio interactivo de televisión digital.

 

Se financia a través del “license fee”, un impuesto que paga cada hogar y que permite a través de un ingreso estable garantizar que no haya publicidad en el medio. El license fee actualmente cuesta 236 dólares anuales y en caso de no pagarlo hay fuertes multas. Además de dicho impuesto, la BBC tiene ingresos comerciales (generados por filiales internacionales, venta de programas y uso de sus estudios) y una subvención administrada por la canciller de Gran Bretaña, que será eliminado el 2014 por una nueva política de austeridad.

 

Durante el proceso de digitalización de la televisión, la BBC fue obligada a financiar –en conjunto con algunos sectores comerciales- el traspaso. Para dichos efectos hizo consorcios incluso con sus competidores privados para solventar el aparato para captar la señal a los sectores de más bajos recursos y a los mayores de 75 años. El proceso de digitalización en Reino Unido comenzó hace siete años y el apagón analógico tendrá lugar en un par de semanas. Hoy todos los televisores que se venden tienen el captador de señal digital incluido.

 

El paso a la digitalización ha sido un vuelco de tuerca para ambas cadenas. “Ha cambiado todo: cómo se produce, el personal en las estaciones, todo. Y no es fácil ese proceso”, dice Joseph Tovares. Tanto la BBC como la CPB debieron financiar en parte el paso a lo digital y luego hacerse cargo de distribuir correctamente los fondos para que haya contenido de calidad en las numerosas señales que la digitalización permite.

 

Respecto a la compra de contenidos extranjeros, BBC y CPB compran sólo para nichos dentro de sus propios países. También se usa contenido extranjero en los canales de noticias, por ejemplo, la BBC utiliza material latino para sus noticieros de 24 horas diarias.

Uno de los temas que suscitó más conversación fue la relación que mantienen la BBC  y la CPB con la producción independiente. En la cadena británica el 25% de la programación es de producción independiente, mientras que en Estados Unidos los mismos productores formaron una agrupación: la ITVS. Independent Television Service (ITVS) es un grupo de productores estadounidenses que exigieron al congreso darles fondos para llevar a cabo sus ideas. Tovares cuenta que en un inicio la ITVS creaba contenidos que la CPB no podía poner al aire, ya que tenían un formato más para cine que para televisión.  Pero que con el tiempo la ITVS ha aprendido los códigos que permiten un buen programa televisivo.

 

TV Pública e Identidad

La presencia de los ejecutivos de la televisión pública norteamericana y británica fue gestionada por el programa Acción Audiovisual, que es un proyecto del Fondo Multilateral de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo, BID y la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Católica de Chile. La organización contempló además un seminario, en el que intervino el presidente del Senado,  Camilo Escalona, quien se refirió a la importancia que tiene la televisión pública para el desarrollo de una sociedad más justa e igualitaria. Sin embargo, Escalona también habló de las falencias que – a su juicio - tiene la televisión pública en nuestro país, las que pasan por un tema de financiamiento.

 

“Hay una falla estructural que pesa hasta hoy, que fue decidir que ese espacio publico tenía que autofinanciarse. En consecuencia el canal público pasó a ser un canal comercial más. Y el ser en los hechos un canal comercial más, vino en la practica, desde mi punto de vista, a ser la negación a los propósitos que tiene la televisión publica, de la generación de una información con un nivel de objetividad, de rigurosidad y de responsabilidad que esté completamente ajena a intereses corporativos”, afirmó el senador.

 

Como parte de las actividades organizadas por Acción Audiovisual, ambos expertos viajaron a Valparaíso donde se reunieron con el presidente del Senado, Camilo Escalona y los senadores Isabel Allende, Eduardo Frei, Carlos Cantero, Juan Pablo Letelier y Carlos Kuschel.

 

Los expositores apuntaron la importancia que tiene la televisión pública de entregar un servicio de televisión regional. Coincidieron en la importancia que tiene esto para formar identidad y lograr unidad en el país. “Es un servicio público básico”, afirmó Iain Haddow, editor de BBC World News del Reino Unido.