Documental de profesora Susana Foxley ganó la última edición del Festival de Cine Latino de Nueva York

31 de Agosto, 2011 · Sin categoría

“El edificio de los chilenos” que fue co-dirigido por la profesora Foxley se había impuesto también en la edición 2010 del Festival Internacional de Documentales de Santiago (Fidocs). La académica mostró su obra audiovisual a profesores de la facultad.

 

“El edificio de los chilenos” ganó en la categoría documental en el Festival de Cine Latino de New York, realizado entre el 15 y 21 de agosto de este año. El documental relata la historia de miembros del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) exiliados en Europa que decidieron regresar clandestinamente a nuestro país a fines de la década del 70 y a principios del 80 para luchar contra el gobierno militar. Enfoca –y aquí está su gran aporte- el conflicto desde un punto de vista que no había sido abordado antes; ¿qué pasó con aquellos niños, hijos de militantes que se quedaron en Europa?

 

Las mujeres integrantes del MIR inicialmente debían permanecer junto a sus hijos, pero ellas se rebelaron y también quisieron viajar a Chile. Por eso surgió el “Proyecto Hogares”, que consistía en un espacio de vida comunitaria donde “padres sociales” se encargaban exclusivamente de cuidar a los niños

 

Pero el viaje en este documental no es sólo físico. Los protagonistas transitan por las distintas emociones que implica la separación entre una niña y su madre, por varios años y a miles de kilómetros de distancia.

 

“Esta es una historia narrativa primero, desde la narrativa del MIR y la operación retorno y luego está la historia de Macarena y sus padres que muestran su autobiografía y como funcionó el proyecto”, contó la profesora de la Facultad de Comunicaciones UC Susana Foxley.


La directora del documental, producido por Aplaplac, es Macarena Aguiló, quien tuvo que vivir esa experiencia desde los 4 años y cuya madre fue una de las creadoras del “Proyecto Hogar”. Por lo mismo, el documental goza de muchas fuentes muy valiosas, como cartas entre ella y su madre, fotos, videos y grabaciones de voz que sostienen el hilo narrativo de la historia y, además, de la particular visión de Aguiló, la que permite al espectador entrar a lugares de su intimidad a los que normalmente una persona no tiene acceso, menos a la de integrantes del MIR.

 

Una escena desgarradora, y que grafica el contexto del trabajo de Aguiló y Foxley es cuando Macarena conversa con su madre, en la cocina de ésta última. Una escena repetida y cotidiana en cualquier hogar chileno. El problema es que en esta conversación, por primera vez, las mujeres tocan el tema del abandono. Los temblores en las manos de la protagonista, y el nerviosismo manifiesto de la voz de la madre, hicieron estremecerse a los presentes en la sala Hugo Mûller de la facultad donde se realizó la clínica.

 

Un largo proceso

Luego de las intensas y emotivas dos horas de visualización, profesores de nuestra facultad como Cristóbal Edwards, Soledad Puente y Gonzalo Saavedra, pudieron plantear sus inquietudes a la co-directora y guionista de “El edificio de los chilenos”.

 

Susana Foxley contó que la invitaron a trabajar en el proyecto debido a su experiencia en el mundo del documental, ya que Aguiló estaba más ligada a proyectos de ficción. A partir de ahí trabajaron más de un año recopilando información, entrevistando a los involucrados y consiguiendo las fuentes para su trabajo. Admitió, además, que fue un trabajo largo, que empezó el 2004 y que se sitúa en cuatro países distintos: Bélgica, Francia, Cuba y Chile.

 

Cabe destacar que la muestra de trabajos por parte de los profesores hacia sus colegas de la facultad, ha ido de a poco transformándose en una tradición, que empezó con la clínica dictada por el profesor Cristóbal Edwards en el mes de junio, donde dio a conocer a los académicos  su ensayo audiovisual “China en la encrucijada”, un set de imágenes fijas acompañado sólo de música.