Cristóbal Edwards: “El periodista que plantea un punto de vista informado tiene buen futuro”

13 de Junio, 2011 · Sin categoría

El profesor Cristóbal Edwards realizó un corto experimental “China en la encrucijada, un ensayo audiovisual”, que fue presentado en Estocolmo ante los miembros de The Society for News Design escandinava.

 

 

El profesor de la Facultad de Comunicaciones Cristóbal Edwards presentó “China en la encrucijada, un ensayo audiovisual” en la reunión de The Society for News Design, SND escandinava, el pasado 13 de mayo en Estocolmo. Se trata de una forma experimental de uso de imágenes fijas y en movimiento acompañada sólo con música. Sin texto ni oral ni escrito.

 

Cristóbal Edwards que es Master of Science in Journalism, en Northwestern University, decidió experimentar cómo sería crear un producto audiovisual que sin utilizar nada escrito ni hablado fuera capaz de transmitir un punto de vista. De este modo, llegó al concepto de “ensayo audiovisual” donde mostró y dejó a la interpretación del observador, su visión sobre China.

 

La idea nació por un interés personal de Edwards y fue tomando forma con los viajes que realizó a China. Fueron tres visitas y alrededor de siete mil fotografías las que ayudaron al profesor para crear una pieza audiovisual de dieciocho minutos.

“China en la encrucijada, un ensayo audiovisual” repasa varios tópicos de la cultura china como son la naturaleza, la arquitectura tradicional, las construcciones modernas de rascacielos y muchas luces, la admiración por lo antiguo, el comercio y el mercantilismo, la disciplina de los chinos reflejada en el Tai Chi, el caos, los caminos, la gente, la tecnología, entre otros.

 

Cristóbal Edwards intentó plasmar en su corto experimental, la intensidad de China. Donde la rutina parte muy temprano y termina muy tarde, es decir, siempre hay gente, luces, movimiento y siempre suceden cosas. Donde, a su vez, hay contaminación, hay ruido y las personas son muy gentiles. “Pero que fluye, que no se percibe como conflicto”, aclaró Edwards.

 

Además, el profesor buscó plantear en su obra las libertades que hay en China. En este sentido, Edwards explicó: “Creo que sí hay un conflicto. Porque lo leo, no porque lo vi. Hay un conflicto latente de la falta de expresión política de la gente. No hay nada, es decir, no hay elecciones, nada que se parezca, ni remotamente, a un régimen democrático. Pero hay libertades en otros ámbitos que te hacen pensar también ¿acaso nuestro sistema es bueno y el de ellos es malo?”

 

Respecto de la elección de la forma que usó para contar su visión, Cristóbal Edwards consideró muy importante la lectura que el observador pudiera darle a su obra. Por lo cual, no introdujo una explicación de lo que quiso expresar. Puesto que contar lo que él quiso hacer estaría guiando la lectura.

 

“Yo quería arriesgarme a mostrarles esta forma de ensayo audiovisual, este corto experimental sobre China. Y sobre qué pasaría si no usáramos las palabras para no dirigir, porque así además es más universal (…) Por otro lado, general interacción, o sea, que te pasen cosas y que tú quieras seguir o te de rabia o te de lata o te alegre. Te pase algo”, sostuvo el profesor.

 

Edwards extrapoló este concepto al periodismo. Donde, a su juicio, el periodismo tradicional suele sutilmente, y muchas veces de frente, guiar la lectura. “Yo veo  que el periodista que plantean un punto de vista informado tiene buen futuro”, planteó Cristóbal Edwards haciendo particular hincapié en la necesidad de que estas opiniones sean bien fundadas. De este modo, según él, las audiencias tienen la posibilidad de adherir o rechazar las opiniones de  los comunicadores.