Cortometraje de estudiante de Dirección Audiovisual triunfa en el Festival de Cine de Viña

19 de November, 2020 · Sin categoría

Gabriela Mansilla, estudiante de último año de Dirección Audiovisual, participó en la última edición del Festival Internacional de Cine de Viña con el cortometraje "Terra Nullius", y ganó en la categoría Corto Escuela.  Este reconocimiento puede significar que se abran nuevas puertas para esta joven realizadora, en el camino en la industria audiovisual, donde está dando sus primeros pasos.
Cada vez que pasaba en bicicleta por el lugar, llamaba su atención "lo vivo que estaba"; hay ventas de comidas, muchísimas personas durante todo el día, además de las bocinas de camiones de Lo Valledor -el cual funciona las 24 horas-, una pasarela, el paso bajo nivel que se mezcla con el recorrido del Tren Central, donde la estructura es usada por "personas que viven en la calle, para hacer sus casas". Todas estas características inspiraron a Gabriela Mansilla, estudiante de último año de la carrera de Dirección Audiovisual a realizar "Terra Nullius",  con Triana Duhalde en la producción e Ignacio Tapia en la dirección de fotografía. La pieza obtuvo el primer lugar de la categoría Corto Escuela del 32° Festival Internacional de Cine de Viña del Mar.


"Tuve que buscar personajes", señala Gabriela, ya que no tenía el tiempo suficiente para realizar un trabajo observacional "solo sobre el lugar". Allí es cuando fija su mirada en Ermina, "una niña haitiana que vive en la población La Victoria, en el límite con Lo Valledor norte". Ermina, ve aquel entorno con ojos de inocencia, "lo encuentra bacán, le encanta vivir ahí y apropiarse de todo el lugar". La directora y montajista, señala que cada día la veía jugando, siempre en este lugar que "parecería a ojos de cualquier extraño, o algún adulto por ejemplo, súper inhóspito para vivir (...) pero ella, como es una niña ve todo con sus ojos de inocencia".

Gabriela, relata que al ser vecina, conoce gente que no le gusta aquel lugar. "Para mi el cine, significa empatía (...) Que otras personas puedan ver lo que ellos viven. Siento que, cuando la gente rechaza a otra, es porque no ha podido verla"

El reconocimiento del festival -que fue bastante inesperado para ella- ya que indica que al momento de ser evaluado el cortometraje, no le fue "increíblemente bien, pero a mi me gustaba tanto, que cuando se acabó el examen, seguí trabajando en él un tiempo más, posterior a ello, lo envió a diferentes festivales que tuvieran una admisión gratuita;  "Le abre muchas puertas al futuro, y es lo que más me emociona... Lo que me gusta es que el documental lo pueda ver gente (...) Eso es lo que más espero cuando hago algo, que puedan conectar con visiones, historias, personajes, por eso me gusta mucho el documental".