Cineasta mexicano Guillermo Arriaga: “El proceso creativo es una lucha contra la muerte, una apuesta a la transcendencia”

10 de Noviembre, 2011 · Sin categoría

El afamado guionista de las películas Amores Perros (2000), 21 gramos (2003) y Babel (2006) visitó la UC y reflexionó con el público sobre la confección de guiones y el mundo audiovisual.

 

Escribió 36 versiones de “Amores Perros”, 72 de “21 gramos” y 32 de” Babel”. Es el afamado y consolidado guionista y director mexicano Guillermo Arriaga. Estos datos refuerzan su planteamiento de que la perseverancia es esencial a la hora de integrarse y desenvolverse en el mundo audiovisual. Nacido en ciudad de México en 1958, recibió el premio “Mejor Guión” en Cannes 2005 por “Los tres entierros de Melquiades Estrada”.

El próximo proyecto de Arriaga es "El pulso del mundo", producción compuesta por cuatro películas (Foto Luis Barriga)

 

Arriaga visitó la Universidad Católica donde tuvo  una distendida conversación con el Fernando Acuña profesor de la Facultad de Comunicaciones UC y con Alberto Chaigneau, Secretario Ejecutivo del Consejo del Arte y de la Industria Audiovisual, CAIA. Frente a un centenar de personas, el afamado guionista conversó sobre su experiencia en el mundo audiovisual.

 

La sesión comenzó con una reflexión acerca del estilo contemplativo del reciente cine latinoamericano. Desde el punto de vista de Arriaga, este  tiene como característica una estructura dramática suave  propia de la vida moderna.

 

Debido a esto último recalcó que para hacer cine es necesaria  la “voluntad del vivir” e instó a los jóvenes cineastas y realizadores audiovisuales a tener  experiencias de vida para después inspirarse en estas y así crear  buenas historias y personajes.


La charla que dio Arriaga reunió cerca de 300 personas (Foto Luis Barriga)

 

Respecto a  las temáticas, imágenes y tratamientos de sus guiones aclaró que han sido  muy importantes sus experiencias de vida en su infancia y juventud: “Las películas buenas son las que cuentan con algo de verdad, con algo propio” y agregó que  “cuando una película es genuina y auténtica toca a todo el mundo”.

 

Consultado sobre el proceso de creación de sus historias y guiones, sostuvo que este es  fundamental y que a él lo reafirma como ser vital.  “El proceso creativo es una lucha contra la muerte, una apuesta a la transcendencia”.

 

Arriaga reiteró su idea sobre la perseverancia, al responder a  una pregunta sobre el bloqueo creativo. Sostuvo que una de sus técnicas para enfrentarlo es “no levantarse del computador hasta escribir media página”.