Cecilia Derpich periodista de El Polígrafo de El Mercurio: “El periodismo tiene que ser especializado”

13 de Abril, 2015 · Facultad

En la última edición de Viernes de Medios, la periodista de El Polígrafo Cecilia Derpich, fue entrevistada por Nené Aguirre y Eduardo Arriagada sobre su trabajo en el fact checking  y cómo éste se ha ido consolidando año a año tanto a nivel nacional como internacional.
 
 IMG_0020

Por Patricio Miranda H.

Los profesores Nené Aguirre y Eduardo Arriagada estuvieron junto a la periodista de El Mercurio Cecilia Derpich para conversar sobre su trabajo como co-creadora de El Polígrafo, sección de la unidad de investigación en la que el método de fact checking  es la herramienta fundamental de trabajo, con el objetivo de verificar los datos de temas relevantes.

El académico Eduardo Arriagada partió comentando sobre el fact checking, y recordó que el año 2013 la Facultad de Comunicaciones vivió un proceso de capacitación junto a profesores especializados, que vinieron gracias al apoyo de la Embajada de Estados Unidos. “Ya no bastaba hacer periodismo desde las fuentes, sino que era necesario ir un poco más allá”, y  mencionó que la práctica se realiza dos veces al año con alumnos de la Facultad.

A partir de ello, Nené Aguirre comenzó con las preguntas a la invitada, partiendo por la creación de El Polígrafo. Derpich, quien además posee un magíster en Ciencias Políticas de la Universidad de Chile, comentó que los inicios de la sección coincidieron con la apertura de la unidad de investigación del diario El Mercurio; su objetivo era tener una nueva visión desde el periodismo chileno y para el diario, con lo que el fact checking se posicionó rápidamente como una excelente alternativa. “Creamos nuestras propias secciones, adaptando el sistema a la idiosincrasia chilena”, comentó. La periodista, además, mencionó que  en el equipo trabajan además Juan José Lyon y Consuelo Cifuentes, periodista de la UC.

Derpich también se refirió a la línea de trabajo de El Polígrafo, la que se divide en dos partes: chequeo de datos y periodismo de investigación. Una vez que recopilan la información de los medios tradicionales y web, escogen las mejores frases que luego son presentadas al editor para poder seleccionar las piezas con las que finalmente trabajarán.

Consultada por la profesora Aguirre respecto a la utilidad de la Ley de Transparencia para su trabajo, Derpich fue tajante. “Para los tiempos del fact checking no sirve. Porque son 20 días que tienen para responder y que, como dice Mónica González (directora de CIPER), se transforman en 40”, aseguró.

En cuanto al análisis del impacto, asegura que es algo que se discute en el ámbito del fact checking a nivel mundial, pero que también depende de la naturaleza de los medios. Nosotros no medimos visitas o tweets, porque no somos un proyecto que está en web, somos más de la corriente de medir por impacto social”, dijo.

Frente a cómo se ha ido gestando este “movimiento” del fact checking, Derpich comentó que ha ido evolucionando de manera exponencial estos últimos años, destacando también su posición como pioneros en la prensa escrita en el uso de dicha herramienta. “En el 2003 fueron los primeros chequeos de datos. En el 2007 empezó el Politifacts y se fueron entusiasmando otras personas. En los últimos años habían unos 50 proyectos de chequeo de datos en el mundo…El diario El Mercurio es el único latinoamericano y uno de los cinco en el mundo que hace chequeos de datos, el resto son proyectos televisivos o en la web”.

La alumna María José Campano preguntó a la periodista de qué manera se toman las decisiones en el medio cuando existen casos de declaraciones contrapuestas o cómo hacen para saber a quién creer. Derpich reconoció que es un ejercicio bastante complicado, por lo que como primer paso se contacta a la misma fuente para que corrobore o descarte las declaraciones y se le solicita un audio como respaldo en caso de que haya negado la frase. También triangulan la información con otros periodistas y piden apoyo a las otras secciones del diario que tengan que ver con el tema en cuestión.

Pero Derpich fue más allá. Llamó a los alumnos a ser propositivos, mencionando que no solo se deben manejar herramientas técnicas. “Yo creo que hay capacidades que tienen que ver con lo técnico y académico y otras con la actitud. En las generaciones que están llegando hay un tema de actitud que es importante trabajar. Parte desde la base de la propuesta del tema, si uno trabaja en un tema como periodista hay que ponerle ganas. ¿Cómo no va a ser más entretenido salir y hablar con la gente que estar metido todo el día en el computador?”.

Casi al cierre del programa, Nené Aguirre consultó a Cecilia Derpich si creía que era importante el perfeccionamiento en el periodismo. La periodista no dudó ni un instante en dar su respuesta. “Absolutamente. El periodismo tiene que ser, a mi juicio, especializado. Creo que es vital que la gente se especialice, puede ser a través de magister, cursos o pasantías, hay un montón de posibilidades”.

 Puedes ver el programa completo a través de www.señaluc.cl