Caroline Avila se convirtió en la tercera Doctora en Ciencias de la Comunicación UC

La periodista ecuatoriana que defendió su tesis sobre la comunicación de gobierno en el populismo latinoamericano: El caso de Rafael Correa, obtuvo la calificación máxima del comité evaluador.

Por Rosario Gallardo

fotoCarolineÁvila

La alumna del Doctorado en Comunicaciones Caroline Ávila obtuvo distinción máxima en su defensa de tesis

Momentos antes de defender su tesis de doctorado, Caroline Ávila sentía mucha presión, pero pese a los nervios estuvo muy agradecida de contar con la participación de sus colegas, compañeros y profesores. “Nunca pensé que iban a ir tantos, fue muy especial para mí”, compartió Ávila. Reconoció que fue una tarde sufrida, pero al mismo tiempo maravillosa. Todo su esfuerzo se vio recompensando al lograr la nota máxima (7,0) y, pese a los excelentes resultados obtenidos, comentó con mucho humor: “no me haría ni de chiste otra de estas”.

Sus estudios de doctorado –que inició en 2012- fueron una etapa difícil para la docente ecuatoriana, ya que su marido y sus tres hijos se quedaron en Ecuador. Si bien, los últimos tres años vivió entre Chile y Ecuador, hubo algunas dificultades: “mi hija resintió y hasta unos meses después no quería hablar conmigo por Skype”, comentó. Pero, una de las grandes ventajas fue contar con el apoyo de su esposo, quien fue un gran compañero y se hizo cargo de que todo funcionara. Reconoció que la distancia y la pena fueron grandes, pero afirmó que -cuando se cumple el proceso- la satisfacción compensa todo el esfuerzo.

Caroline es periodista de la Universidad del Azuay en Ecuador, donde trabaja ahora como docente y explicó que “si bien no tenemos una Facultad de Comunicaciones, sí tenemos una Escuela de Periodismo y hemos dado pasos muy firmes en el desarrollo de la comunicación, sobre todo el último año”. De hecho, afirmó que están en conversaciones para replicar algunas investigaciones realizadas en nuestra Facultad. “Una de ellas es el tema de los desastres”, dijo, “dado que la cobertura del terremoto de abril de 2016 en Ecuador dejó muchos vacíos”. También reveló estar interesada en replicar la investigación sobre los debates políticos en campañas, en la que trabaja William Porath quien era su director de tesis.

Elegir las líneas generales para su investigación de doctorado fue fácil para Ávila, fue como “un gol cantado”, opinó con su tono de hablar muy ecuatoriano. Venía de la práctica de comunicación estratégica en entornos políticos y entendió que en Chile el fenómeno de Rafael Correa llamaba la atención. Para ella era una figura que causaba curiosidad: “un presidente que se peleaba con los medios, que rompía diarios y que al mismo tiempo tenía un gran carisma y se llevaba los votos”. Sin embargo, lo más difícil fue encontrar la pregunta, pero William Porath fue una gran ayuda para insertarla dentro del concepto del populismo. Fue así como el 2012 comenzó su estudio. Sostuvo que tuvo suerte al tener claro que quería contribuir con su país en esta línea de investigación y se permitió tomar cursos que fueron un aporte para su tesis.

En el populismo –tema central de la investigación de la periodista– se da una estrategia de comunicación: se plantea una agenda y un discurso, construye una infraestructura con el fin de poder consolidarse en el poder e instala el conflicto, explicó la periodista, lo que es un rasgo característico de este. Ávila comentó que, para el futuro, sería interesante ver cómo los rasgos del populismo que describe en su tesis se repiten o no en el caso de otros países, tales como Venezuela, Bolivia e incluso Estados Unidos con la figura de Donald Trump que, según la docente, “construye un pueblo y plantea rupturas”.