Campus de Verano: cuatro visiones sobre los desafíos de las comunicaciones

15 de Enero, 2018 · Facultad, Investigación

El alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín; el Ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga; la investigadora argentina Natalia Aruguete; y la directora de la Escuela de Periodismo de la Facultad, Ingrid Bachmann, fueron los exponentes de las charlas abiertas y gratuitas que abordaron nuevas experiencias e investigaciones respecto a las comunicaciones en el ámbito social y político.   

Por Teresa Moreno

Entre el 9 y el 12 de enero, la Facultad desarrolló el Campus de Verano, una instancia preparada como un espacio para exponer y dialogar sobre los nuevos temas y complejidades que involucran a las comunicaciones, tanto en el mundo empresarial, como político y social.  

Cuatro charlas abiertas a la comunidad y gratuitas fueron parte medular de la iniciativa y tuvieron como protagonistas al alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, la directora de la Escuela de Periodismo UC, Ingrid Bachmann, y la periodista e investigadora argentina Natalia Aruguete. Cada uno habló desde sus experiencias y estudios recientes en el campo de las redes sociales, la investigación, las perspectivas de género y las políticas públicas, lo que permitió generar debate en torno a nuevas estrategias para abordar la comunicación en diferentes contextos y plataformas.

Puedes revivir las charlas acá 

comunicaciones

Un “converso” liderando las redes sociales en Las Condes

Un converso. Así se autodenomina el actual alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín. “Yo en realidad hasta hace un poquito más de un año atrás no le daba importancia a las redes sociales. Cuando fui ministro de Sebastián Piñera, como que nos obligaron a usar Twitter, pero en realidad nunca hacía nada. Y a Facebook prácticamente no me metía”, confesó.

Sin embargo, cuando se convirtió en candidato a la alcaldía por Las Condes en 2016, cambió de opinión. Con la llegada del voto voluntario, la forma de comunicarse y captar votantes se convirtió en algo muy diferente a lo que él estaba acostumbrado cuando había postulado a otros cargos de elección popular. “Había mucho menos dinero disponible y ya no se podía poner tantas palomas ni letreros como antes, entre otras cosas. Las campañas políticas habían cambiado”, recordó. Frente a este escenario era fundamental encontrar otras vías de expresión y eso lo llevó a acercarse al mundo digital del que se había mantenido tan ajeno.

Empezó a hacer una campaña “hormiga” que se fue amplificando por las redes sociales, específicamente Twitter y Facebook. El edil contó que planificó toda su agenda en base a lo que conversaba con la gente a través de estas plataformas. De esta forma pasó de tener una cuenta de Twitter sólo por cumplir a ser su propio community manager 24/7. Con el tiempo, empezó a tener mayores nociones de cómo mejorar la efectividad de sus publicaciones, con trucos como ponerle subtítulos a los videos para que las personas puedan verlos en silencio desde diferentes lugares.

comunicaciones

Lavín plantea que herramientas como las páginas web ya no sirven como herramientas para llegar a las personas. “Tú lo que tienes que hacer es meterte en la conversación de la gente. No que la gente venga a ti, no va a venir. Las redes sociales son la nueva calle, el nuevo casa a casa y permiten meterte en la conversación cotidiana”, afirma.

Una vez electo, el alcalde continuó como usuario activo de redes sociales. Hoy las utiliza para mantener una comunicación directa, pues los vecinos de su  también cambiaron respecto de su último mandato. Los vecinos se han empoderado más, quieren participar en los procesos, no solamente en la solución”, asegura. Agrega que el uso activo de estas plataformas le ha permitido resolver problemas con mayor inmediatez, generar sentido de comunidad, e incluso aclarar delitos.

Para mantener este contacto constante, se ha realizado un fuerte trabajo de  capacitación a los funcionarios de la municipalidad. “Las redes sociales son una herramienta muy importante de gestión de la municipalidad. Hoy día yo siento que esto es parte de mi trabajo. Más aún, algo muy importante de mi trabajo”, puntualiza.

La página de Facebook del alcalde Lavín tiene actualmente casi 45 mil seguidores, mientras que en Twitter la cifra llega a 76 mil.

Diálogo político y polarización en las redes sociales

Ese es el nombre del estudio que realizó Natalia Aruguete, investigadora y profesora de la Universidad Nacional de Quilmes, junto con el doctorado en Ciencias Políticas de la NorthWestern University, Ernesto Calvo. El miércoles 10 de enero ambos expusieron, en el marco de su investigación, sobre la activación de mensajes y narrativas en Twitter frente a conmociones públicas. Y este fue el tema de su charla, realizada el martes en la Facultad.

El foco fue el caso de Santiago Maldonado, el joven argentino desaparecido en el marco de la represión de una protesta, y el diálogo político que se generó en las redes sociales. Según los investigadores, se da esta idea del “evento crítico” en la que supone que los hechos no se explican por sí mismos y que hay distintos actores que luchan por esclarecerlo. “En este caso, se saltó a la arena virtual para definir este acontecimiento”, explicó Aruguete.

comunicaciones

Calvo señala que lo que trataron de modelar en la investigación es la “activación en cascada”, en la que a partir de diferentes narrativas que se ofrecen en la red, cada uno selecciona en la medida que toma ciertos tweets y los circula y no toma otros. En este caso, Calvo explicó que se formaron dos visiones: “una que Maldonado está en Europa y otra que está conspirando contra el Gobierno. La primera explota en viralización, la pregunta es ¿quién encuadró la noticia? Los dos encuadres fueron ofrecidos pero sólo uno de esos se activó”, observó.

Desde esta perspectiva, el gobierno y la oposición construyen narrativas distintas. “En la comunidad más opositora, la problemática de Santiago Maldonado se intenta encuadrar en términos de desaparición forzada. Del lado de la comunidad oficialista lo que se intenta promover es la idea de que hay un cinismo del lado de la oposición y un uso político en el marco de una elección intermedia para desestabilizar al gobierno”, afirmó Aruguete.

Los investigadores indicaron que al principio del caso existió una vacancia mediática de los medios tradicionales, pero a medida que fueron aumentando su cobertura bajó el nivel de conversación alternativa. “Las redes sociales tienden a ser concentradas y jerárquica. La agenda política, mediática y pública conviven en ellas tratando de instalar su encuadre de la realidad”, concluyó.

Infraestructura pública y participación

“El diálogo no significa acuerdos totales pero sí significa hacer el esfuerzo por recoger qué hay en cada uno de los actores. No es contra la eficiencia, es a favor de la eficiencia. El diálogo permite que se desarrollen las obras”, aseguró el ministro El Ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, el tercer exponente de Campus de Verano.

Junto con el senador Felipe Harboe y Diego Sabino, gerente general del Grupo Costanera, conversaron sobre los desafíos para la toma de decisiones y la participación ciudadana en proyectos de infraestructura pública.

Haciendo un balance en cuanto a la gestión de la infraestructura y las comunicaciones, el ministro divide la planificación que hicieron en dos cuartetos. El primero incluía visión, pasión, equipo y método. El segundo, el funcionamiento del ministerio, el desarrollo de la agenda, administrar y minimizar las crisis y construir apoyo ciudadano y político. En ambos se ubica la comunicación y el diálogo.

comunicaciones

El ministro señala que su método de trabajo está basado en tres tipos de actos comunicacionales: las visitas de obra en la Región Metropolitana; audiencias todos los lunes con parlamentarios, alcaldes, comunidades y empresas; y tercero, un saludo semanal escrito por él mismo a todo el equipo de su ministerio. “Comunicación en toda la línea: para lo cotidiano, para el diálogo con actores, audiencias, y con los equipos de trabajo, todas las semanas con los funcionarios”, asegura.

Undurraga planteó que el diálogo es fundamental para el desarrollo de infraestructura pública y puso como ejemplo la licitación de la autopista Américo Vespucio Oriente desde Huechuraba hasta Príncipe de Gales y la molestia que esto generó por que no se licitara el tramo desde Príncipe de Gales hasta Avenida Grecia. “Hicimos un diálogo con las comunidades. No tenía muchos aliados”, confiesa. Pero finalmente las las instancias de diálogo directo con las comunidades y las visitas de obra permitieron licitar un túnel minero.

No la tela, sino el género

El ciclo de charlas del Campus de Verano finalizó con la exposición de Ingrid Bachmann, quien analizó la importancia de la perspectiva de género en las comunicaciones y cómo integrar el respeto por los otros en un entorno sensible a estas temáticas.

Según la tercera acepción de la RAE, el género es el “grupo al que pertenecen los seres humanos”. Según Bachmann, es un atributo que marca la identidad de las personas, es adquirido por socialización y nos distingue y jerarquiza, dictando muchas veces el comportamiento de las personas. “¿Por qué importa? Porque el cómo hablamos y cómo tratamos el tema de géneros en los medios, en la publicidad, en la ficción, en la industria de las comunicaciones, tiene consecuencias, somos parte de esa cadena de socialización”, enfatizó la profesora experta en el área.

La docente explica que existen ciertas dicotomías en la que lo masculino es asociado con lo público/político, con la razón, con la asertividad, la fuerza, entre otras cosas, y lo femenino es visto como un ámbito privado/doméstico, ligado a la emoción, el cuerpo, la timidez y debilidad, por ejemplo. “Empiezan los problemas, cuando uno ve que el otro género puede no tener algunas de las características asignadas socialmente”, afirmó.

comunicaciones

Durante su exposición, Bachmann ejemplificó las diferencias en el trato que se le da al género femenino en los medios de comunicación, en contraposición a lo que ocurre con el masculino. Mencionó para esto un estudio de la Universidad de Cambridge sobre las Olimpiadas de Río de Janeiro, en que se observó que las palabras más comunes para referirse a hombres atletas eran: rápido, fuerte y fantástico. En cambio, para las mujeres se mencionaba la edad, si estaba embarazada y su estado civil.

La académica asegura que el escenario de la ficción no es mucho mejor. En Hollywood, por ejemplo, en los últimos 15 años (2001-2016) sólo el 30,8% de los personajes que hablan son mujeres. Asimismo, el 28,8% debe usar ropa escotada o reveladora, a diferencia de los hombres, que llegan al 7%.

 “Somos claves en la difusión, somos claves en la naturalización”, aseguró.